"Ridículo" que me investiguen: Sandoval Iñiguez

viernes, 12 de septiembre de 2003
* Carpizo, detrás de las acusaciones, imputa Guzmán Pérez Peláez Guadalajara, Jal , 11 de septiembre (apro)- "Nada temo porque nada debo", respondió el cardenal Juan Sandoval Íñiguez a la presunta investigación que le hace la Procuraduría General de la República (PGR) por supuesto lavado de dinero Expresó que es "ridículo" que se investigue a sus hermanos y su madre, e incluso a los que están muertos, aunque aclaró que confía en la justicia mexicana, por lo que pidió a los feligreses que no se dejen engañar ni confundir Mientras tanto, el Arzobispado de Guadalajara declaró en torno a las acusaciones en contra de Sandoval Iñiguez que se trata de calumnias y difamaciones "que responden a una persecución más de los implicados en el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo", para desviar la atención En este sentido, advirtió que tales infundios no provocarán que el arzobispo se detenga en su demanda de justicia Por su parte, el secretario general de Gobierno, Héctor Pérez Plazota, declaró que el cardenal Juan Sandoval Iñiguez “es una persona íntegra contra quien nada hay que investigar” El diputado federal, Fernando Guzmán Pérez Peláez, principal investigador del caso Posadas Ocampo, acusó a Jorge Carpizo de estar atrás de las mentiras donde se pretende involucrar al arzobispo en el lavado de dinero: "Esto es una vuelta a la guerra sucia impulsada por Jorge Carpizo McGregor” A raíz de la supuesta investigación de la Procuraduría General de la República en contra de Sandoval Íñiguez, el secretario general de Gobierno respondió que sólo se trata de infundios y que él no tiene duda de la honorabilidad del arzobispo tapatío Guzmán Pérez Peláez, quien hasta hace poco fue coordinador de la mayoría panista en el Congreso del estado y ahora diputado federal, reiteró que el doctor Carpizo es quien está moviendo todo esto “sólo en su afán de desacreditar y distraer la atención en torno a la investigación de la muerte del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo Y ahora resulta que en lugar de investigar a quienes cometieron los asesinatos en el aeropuerto internacional de Guadalajara el 24 de mayo de 1992, se busca investigar, sólo para desprestigiar y sembrar la duda, a quienes exigen el esclarecimiento de aquellos hechos” Dijo además que, sin haber bases, se hace caso a una acusación aventurera, que no tiene sustento y que no es más que otro intento de Carpizo, que fue quien presentó la denuncia, sólo por desprestigiar Además, subrayó, esto no es nada nuevo, ya que "desde hace diez años, Carpizo mandó investigar al señor cardenal, a todos sus hermanos y hermanas, que son numerosos y a su madre que murió hace dos años" De paso, el doctor Carpizo mandó investigar al cardenal José Salazar López, quien murió hace doce años "Esa es una guerra sucia, es manipular los procedimientos y es sólo por atender al señor Carpizo, quien debería de tener ya una orden de aprehensión por la denuncia que se presentó en su contra, lo que motivó ya la consignación de un subprocurador por la desaparición de las declaraciones ministeriales que hizo el exnuncio apostólico, Gerónimo Prigione y tres personas más”

Comentarios