Denuncia la Capitanía de Puertos a Greenpeace-México ante la PGR

miércoles, 17 de septiembre de 2003
*Anuncia Greenpeace movilización en el puerto de Veracruz Veracruz, Ver , 16 de septiembre (apro)- Luego de considerar que se violentaron leyes federales en la materia, la Capitanía de Puertos interpuso denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR), en contra los integrantes de Greenpeace-México que, por varias horas, impidieron el ingreso al recinto portuario al buque Ikan Altamira y que, según los ambientalistas, cargaba 40 mil toneladas de maíz transgénico para consumo humano Al respecto, el titular de la Capitanía del Puerto de Veracruz, Antonio Burgueño Guardado, aseguró que los activistas que el viernes pasado se encadenaron en el ancla del buque carguero de bandera holandesa para que no avanzara, “no cuentan con potestad para bloquear las rutas marítimas y, con esta acción, violentaron la legislación, al impedir el libre tránsito de esa embarcación” Igualmente, el funcionario confirmó que la Capitanía de Puertos ha negado el ingreso a la zona de muelles a la embarcación Artic Sunrise, propiedad de la organización ambientalista Greenpeace y que fue utilizada para bloquear a paso del buque carguero, “porque incumple con la normatividad y la documentación requerida para arribar formalmente a la terminal marítima” En tanto, Greenpeace advirtió que el miércoles efectuará una concentración de protesta frente a las instalaciones de la Administración Portuaria de Veracruz (Apiver), donde darán a conocer las acciones que emprenderán ante esta situación, “ya que se trata de una venganza del gobierno mexicano porque fue exhibido de incumplir acuerdos internacionales sobre la importación de transgénicos” En este sentido, cabe recordar que el viernes anterior, los activistas, a bordo del rompehielos Artic Sunrise y, apoyados por cuatro lanchas, interceptaron la embarcación Ikan Altamira para impedir que ingresara a los muelles a descargar más de 40 mil toneladas de maíz procedente de Estados Unidos Según la versión de los ambientalistas, es maíz amarillo genéticamente modificado y sería distribuido en el país para el consumo humano Por ello, los integrantes de Greenpeace exigieron al gobierno mexicano el cumplimiento del Protocolo Internacional de Bioseguridad, firmado por 130 países, entre ellos México, para impedir la importación de productos agrícolas transgénicos La protesta de Greenpeace sería levantada luego de un supuesto compromiso realizado por las autoridades portuarias, que aseguraron que el Ikan Altamira no entraría a los muelles del puerto de Veracruz, sino que retornaría al puerto norteamericano de Nueva Orleáns Empero, al día siguiente, el carguero ingresó a la terminal jarocha resguardado por la Armada de México

Comentarios