"Dolor y coraje por la inseguridad" en el DF, reconoce AMLO

jueves, 18 de septiembre de 2003
*Berrinche del PRI buscó empañar el tercer informe del jefe del GDF *Pronostican cambios inminentes en el equipo de trabajo del tabasqueño México, D F, 17 de septiembre (apro)- La disputa por espacios de poder entre los grupos parlamentarios de PRI y PRD, empañó la fiesta del jefe de Gobierno el Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) Antes de que López Obrador leyera su tercer informe de gobierno, durante la ronda de los posicionamientos partidistas, el coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manuel Jiménez Guzmán, subió a la tribuna y, luego de plantear la necesidad de promover cambios de fondo en los sistemas de justicia y seguridad, desarrollo urbano y metropolitano, y de invitar a sus adversarios a entrarle a la discusión de la reforma política para el DF, subió el tono de voz y reclamó: “hace unos días firmamos un pacto de civilidad, pero aquí, en este mismo espacio, se han violentado, por lo que el PRI se retira de la sesión” Ante el sorpresivo anuncio, el silenció llenó el salón de sesiones de Donceles López Obrador y el presidente de la Mesa Directiva, René Bejarano, siguieron con la mirada el paso del legislador, quien se dirigió a su curul, tomó sus cosas y salió del recinto, acompañado por los seis restantes diputados priistas El origen del berrinche del PRI fue porque Bejarano se negó tajantemente a concederle espacios de poder al tricolor en el área administrativa y, además, le puso un tope a las comisiones que pedía el coordinador priista en la víspera de la comparecencia Fuera de ese incidente, lo que dominó el tercer informe de López Obrador fueron los rumores sobre eventuales cambios en el gabinete durante los próximos días El nombre que más afloró fue el del secretario de Obras, César Buenrostro, quien prácticamente se encuentra congelado Un dato: la supervisión de construcción del distribuidor vial de San Antonio y la construcción de los segundos pisos de Viaducto y Periférico, las principales obras de la administración lopezobradorista fueron encomendados a la secretaria del Medio Ambiente, Claudia Sheinbaum El lugar de Buenrostro sería ocupado por el jefe delegacional saliente en la Gustavo A Madero, Joel Ortega Cuevas, uno de los dos funcionarios capitalinos premiados por López Obrador por su buen desempeño Ortega Cuevas fue secretario de Transportes y Vialidad durante el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas y trabajó al lado de Manuel Camacho Solís, a quien debe, de hecho, su inclusión en los equipos perredistas También llamó la atención la ausencia de la exjefa de Gobierno y exdirigente nacional del PRD, Rosario Robles, de quien nadie supo dar razón En su informe, López Obrador mencionó que su gobierno “ha demostrado que la gobernabilidad es posible sin autoritarismo y con apego a las garantías individuales y sociales de los ciudadanos” Con datos duros, desbarató también los argumentos de quienes lo critican por la inseguridad Dijo que en el periodo de 1995 y 1997 se denunciaron 654 delitos diarios en promedio; que entre 1998 y 2000 el índice descendió a 586 y, en lo que va de la actual administración, el promedio es de 478 Aportó otros referentes relacionados con el robo y el robo a vehículos, cuyas cifras, dijo, van a la baja, lo cual demuestra “que se ha podido contener la inseguridad pública y disminuir algunos delitos de manera significativa” Y añadió que “lo hemos logrado en una época de recesión económica, cuando, por lo general, se desborda la delincuencia” A pesar de lo anterior, López Obrador comentó que no está satisfecho porque los índices siguen siendo altos “Todavía es mucho el dolor y el coraje que ocasiona la inseguridad Todavía este problema es el que más preocupa a la gente De ahí que reiteremos el compromiso de seguir trabajando hasta alcanzar mejores resultados y más tranquilidad y una mayor seguridad pública" El funcionario se explayó también cuando habló de la deuda pública contraída por su administración, uno de los temas que más críticas le ha causado Explicó que durante la gestión del último regente capitalino, Oscar Espinosa Villarreal, la deuda del entonces DDF llegó a 11 mil 789 millones de pesos, y que de 1998 a 2000 ascendió a 28 mil 650 millones Al cierre de agosto, el monto de la deuda, dijo, es de 37 mil 840 millones Con datos de la Secretaría de Hacienda, enfatizó que durante el sexenio de 1988 a 1994 la deuda registró un crecimiento anual de 11 por ciento; de 1995 a 1997, se disparó 52 por ciento, y de 1998 a 2000, alcanzó 19 por ciento En cambio, entre diciembre de 2000 y agosto de 2003, el crecimiento de la deuda aumentó sólo seis por ciento; la tasa más baja en quince años Agregó: “a nuestros adversarios les cuesta trabajo aceptar que es posible el desarrollo, si se administra el presupuesto con disciplina, eficiencia, honradez y sin derroche” En otra parte de su discurso, destacó la conjunción de esfuerzos del gobierno y la iniciativa privada en el programa de regeneración del Centro Histórico “En la práctica, estamos demostrando que es posible armonizar política con administración, intervención pública con participación privada; progreso con justicia, y crecimiento con bienestar”, manifestó El jefe del ejecutivo capitalino consideró que este modelo genera más prosperidad y armonía que la política neoliberal y, por si fuera poco, no propicia desequilibrios económicos ni desconfianza entre los inversionistas La iniciativa privada participa en 195 proyectos en esa zona, con una inversión comprometida de 15 mil millones de pesos, mientras que el gobierno de la ciudad ha invertido sólo 600 millones Además, informó que el Distrito Federal concentró 68 por ciento del total de divisas extranjeras que entraron al país de enero de 2001 a julio de 2003; esto es, 28 mil 351 millones de dólares Ante la plana mayor de su partido, su antecesor, Cuauhtémoc Cárdenas, e invitados, López Obrador dijo que “poco a poco hemos ido avanzando porque, en contra de lo que se piensa, no es tan complicado gobernar esta gran ciudad” Puntualizó que, en efecto, subsisten rezagos, escasez de recursos y problemas complejos, pero aclaró que también hay elementos buenos y condiciones inmejorables para hacer un buen gobierno Y remachó: “La clave está en seguir siendo congruentes y en actuar con apego a principios, sin alejarnos de los sentimientos y de las necesidades de la gente “En el segundo tramo de esta administración continuaremos trabajando con responsabilidad y entusiasmo Nada va a distraernos Sería un contrasentido tener la extraordinaria oportunidad de servir a esta gran ciudad, y divagar y perder el tiempo en otras cosas Sinceramente lo digo de todo corazón: nada es más importante que gobernar para un pueblo generoso y digno”, expresó En la ronda de preguntas y respuestas, el jefe de Gobierno se pronunció contra la privatización de los sectores eléctrico y petrolero, y pidió a los diputados locales tener cordura y no crear más aparatos burocráticos El recinto de Donceles fue acordonado por personal del GDF y de la Secretaría de Seguridad Sólo tuvieron acceso simpatizantes perredistas, principalmente de diversas facciones de la Asamblea de Barrios, que corearon a López Obrador todo el tiempo Casi a las tres de la tarde, rodeado de una nube de reporteros, López Obrador salió del recinto y subió a su auto, donde ya lo esperaban sus tres hijos, con quienes comió En entrevista con Apro, el exregente capitalino y actual diputado federal del PRD, Manuel Camacho Solís, destacó el trabajo de López Obrador, y dijo que ya rebasó la línea crítica de cualquier gobernante Ahora, dijo, lo que debe hacer es cuidarse de no caer en provocaciones y en aguantar la lucha política que se desatará por la sucesión presidencial

Comentarios