La Oficina de Inspección Agropecuaria, en la mira de la SFP

jueves, 18 de septiembre de 2003
*Se investiga la entrada ilegal de cacahuate sudafricano Veracruz, Ver , 17 de septiembre (apro)- La Secretaría de la Función Pública (SFP), inició una investigación en contra del personal de la Oficina de Inspección de Sanidad Agropecuaria, ubicada en la terminal marítima del puerto de Veracruz, tras haber permitido el ingreso irregular de 349 mil toneladas de cacahuate procedente de Sudáfrica y violar con ello la normatividad sanitaria De acuerdo con el expediente DE/19/03 iniciado en torno a las investigaciones, se señala al jefe de la oficina Alejandro Rebolledo Iñigo, como presunto responsable del ingreso del producto procedente de África sin haber cubierto los requisitos legales que norman actualmente en México en esta materia Al mismo tiempo, según se desprende del mismo expediente, en la introducción ilegal de este grano se involucra también a una agencia naviera propiedad del expresidente de la Confederación de Asociaciones de Agencias Aduanales de la República Mexicana (Caaarem), Salvador Alverdi Carmona La denuncia que dio origen a las investigaciones fue interpuesta ante la SFP por Miguel Angel Vargas Alvarado, empleado de la oficina de Inspección de Sanidad Agropecuaria, por lo cual fue removido de su puesto y fue trasladado al puerto de Altamira, en Tamaulipas Vargas Alvarado explicó que envió documentos a la SFP, en los que se señala que el cargamento de 349 mil toneladas de cacahuate crudo sin cáscara fue adquirido, a principios del 2001, por la firma Bohemia, en Rotterdam, Holanda, y de ese país fue vendido a la empresa Barcel de México, que intentó llevar a cabo la exportación a través de una agencia aduanal Según la misma documentación, los trámites iniciales de importación estuvieron a cargo de una agencia aduanal propiedad de Juan Ortiz de Zárate, sin embargo, no se cumplieron con los requisitos necesarios y el 10 de mayo del 2001 fue negado el ingreso del producto al país Es decir, se explica el documento de la denuncia, la razón por la cual las autoridades federales negaron su ingreso fue porque detectaron irregularidades en el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana 058, que establece un catálogo de nombres y productos que deben cubrir determinados formatos Igualmente, en esa fecha se descubrió que el país de origen del cargamento, es decir, Sudáfrica, no está en lista para poder importar el producto En este sentido, las autoridades federales solicitaron mayor información sobre el nombre del importador, condiciones de cosecha, almacenaje y punto de entrada, los cuales no se especificaron en los trámites correspondientes Empero, a pesar de la negativa del gobierno federal para otorgar los permisos de importación correspondientes, la empresa Barcel México contrató a una agencia aduanal propiedad del empresario Salvador Alverdi Carmona, quien reinició los tramites para introducir al país la carga procedente de Holanda Tras obtener supuestamente el apoyo de los responsables del departamento de Sanidad Internacional del puerto de Veracruz, la agencia propiedad de Alverdi Carmona logró ingresar una carga que no cumplía con los requisitos fitosanitarios, ya que el certificado de importación que otorga la Inspectoría Fitozoosanitaria Internacional y la delegación de Sanidad Agropecuaria no está sellado ni firmado debidamente Ante ello, el 28 de agosto pasado el área de responsabilidades y quejas del órgano interno de Control en el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agropecuaria, a cargo de Perla Elizabeth Acosta Molina, giró el oficio 8903/287/03 donde confirma la apertura de un expediente de investigación hacia la oficina de Inspección de Sanidad Agropecuaria, dependiente de la Sagarpa, para fincar las sanciones establecidas en la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos

Comentarios