En Quiebra, el sector educativo de Guerrero

viernes, 19 de septiembre de 2003
Chilpancingo, , Gro , 18 de septiembre (apro)- El secretario de Educación en Guerrero, Daniel Pano Cruz, declaró en “quiebra financiera” al sector educativo estatal y advirtió que el gobernador René Juárez Cisneros proyecta “reactivar la devolución de los servicios… a la Federación” Con uno de los niveles más bajos a nivel nacional en aprovechamiento escolar, déficit de profesores bilingües en zonas indígenas, 13 mil “aviadores” identificados en esta administración y una planta docente de 65 mil maestros, Pano Cruz señaló como causantes de la quiebra a “los chantajes y a prebendas otorgadas a partidos políticos, diputados y sindicatos, que mataron a la gallina de los huevos de oro” En conferencia de prensa, Pano Cruz, exvocero de Juárez Cisneros, excontralor de la SEG y excontralor general de esta administración, aseguró que el déficit presupuestal de la dependencia asciende a mil 790 millones de pesos, que se arrastran desde 1987, por los incrementos graduales de los días de aguinaldo, que empezaron con 45 en 1985 y terminaron en 90, en el 2000, después de negociaciones con sindicatos Este incremento gradual, que colocó al sector en el borde del “colapso financiero”, es asumido en 50 por ciento por el gasto corriente de la Secretaría De hecho, anunció que del faltante, 570 millones corresponden al aguinaldo del 2003; y reconoció que no sólo esa prestación está en riesgo, sino el pago de la segunda quincena de septiembre La primera quincena de este mes fue pagada con retraso a los miles de trabajadores de la SEG, situación que en ese momento fue atribuida por Pano a “un problema del banco” Bital, que paga la nómina de la dependencia Pese a que desde el año pasado fueron identificados por una auditoría 13 mil “aviadores”, Pano Cruz aseguró que la crisis financiera se debe 6 mil 500 plazas que se otorgaron “fuera del techo presupuestal a egresados de normales al sindicato magisterial, a partidos políticos, a organizaciones sociales y a atender la gestoría de diputados” La cobertura de esas 6 mil 500 plazas fuera del presupuesto, añadió, asciende a 330 millones de pesos “Prácticamente se interpreta como una quiebra financiera del sector educativo, por lo tanto, el gobierno del estado de Guerrero se ha comprometido a buscar financiamientos adicionales del Gobierno de la República, con el objetivo de solventar este grave déficit que padece el sector educativo”, anunció Pano al señalar como otras opciones el financiamiento bancario Advirtió que “de no haber una respuesta favorable de este requerimiento, es decir, de no contar con el respaldo presupuestal, me atrevo a pensar que el Gobierno del estado podría explorar nuevamente la posibilidad de reactivar la devolución de los servicios educativos a la Federación” Como medidas internas, Pano Cruz anunció un “plan emergente de austeridad” que será supervisado por las secretarías de Gobierno, de Finanzas y la de Contraloría General del estado La estrategia consiste en el “adelgazamiento del aparato burocrático, cancelación de vacantes y de plazas a egresados de normales, depurar de la nómina a quienes cobran sin trabajan y un riguroso control presupuestal” Además, sólo se otorgarán estímulos y compensaciones “de acuerdo al escalafón y a convenios establecidos para no dañar los derechos constitucionales de los trabajadores”, así como un riguroso control de asistencias y de materiales, restringir la utilización de teléfonos, disminuir el uso de energía eléctrica, disminuir arrendamientos y adecuar el horario de oficina de 8:00 a 15:30 horas Esta crisis financiera, se agrava con los 226 millones de pesos que el gobierno de René Juárez Cisneros debe a la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), correspondientes a un “fondo emergente para pagar adeudos que se tiene con trabajadores, sindicatos, el programa Estímulo al Desempeño Docente, a deudos de luz, agua, teléfono, pago del uso de la red de cómputo, cubrir adeudos con proveedores que surten de pizarrones, de papelería de computadoras, de todo lo que va utilizando como consumo la universidad”, según aseguró el rector Nelson Valle López Sin embargo, la Secretaría de Finanzas sólo admitió 8 millones para pagar como remanente

Comentarios