Valle de México: Planice árida con bosques devastados

martes, 2 de septiembre de 2003
* Un país de contrastes en torno al tema del agua, opinan especialistas México, D F, 1 de septiembre (apro)-El aspecto general del Valle de México es actualmente el de una planicie urbana árida con la mayor parte de sus bosques devastados, su suelo erosionado y pocas tierras de cultivo, expusieron especialistas en el tema, quienes advirtieron: "La contaminación del agua y aire, y el incesante crecimiento de la población, han minado la fisonomía del valle, con el consecuente deterioro de la calidad de vida de sus habitantes" Roberto Moreno Colín, catedrático de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, dijo que "México es un país de contrastes en torno al tema del agua" Explicó que en el norte, noreste y centro, donde se concentra 84 por ciento del producto interno bruto (PIB) y 77 por ciento de la población, sólo se cuenta con 28 por ciento del vital líquido "Por el contrario, la zona sureste, donde se genera 16 por ciento del PIB y vive 23 por ciento de la gente, concentra 72 por ciento del recurso Llevarla de un lugar a otro implica costos inimaginables y la búsqueda de alternativas", añadió Al participar en la mesa redonda "El agua en la ciudad de México, un recurso castigado", el catedrático dijo que "los gobiernos están actualmente preocupados porque se ha comenzado a generar una crisis en la disposición del líquido "Por un lado se agota, en especial en los mantos freáticos de los cuales se extrae y, por el otro, muchos cuerpos de agua están contaminados por la eliminación de desechos sólidos de las zonas urbanas" Dijo que el líquido contaminado afecta al ser humano y a los demás seres vivos, "y los resultados de ese hecho son impredecibles, pero incluso podrían provocar la pérdida de algunos organismos" Por ello, advirtió, "hay que concientizar a la población sobre la importancia de cuidar el agua México no es una potencia hidráulica como Canadá, que cuenta con 90 mil 796 metros cúbicos disponibles por persona al año; nuestro país sólo tiene 4 mil 675" En su opinión, entre los mexicanos no existe una cultura del agua, porque está subsidiada y no sabemos cuál es su precio real "Si hacemos el cálculo de medio litro embotellado a un precio de tres pesos, y cada persona utiliza 200 litros, pagaría mil 200 pesos por su consumo diario", reveló Afirmó: "Para la sociedad parece normal tomar el agua de la naturaleza, pero nunca ha considerado qué pasaría si se agotara o si pusiera en juego, incluso, la producción de alimentos "En este problema influye también el cambio de valores, la forma como percibimos el recurso: se trata del líquido que sale al abrir el grifo o de un ´objeto´ que se puede comprar y cuyo costo otorga incluso el derecho a desperdiciarlo En realidad, el agua es un sinónimo de vida y debería considerarse sagrada", añadió Por su parte, Gloria Valek, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, dijo que hace 500 años la cuenca del Valle de México poseía abundante vegetación y estaba poblada por una gran variedad de especies animales "La ciudad más grande, Tenochtitlán, estaba construida con base en una planeación cuidadosa Además de ser un hermoso conjunto urbano, estaba ambientalmente equilibrado", indicó Precisó que la región tenía cinco lagos: Xaltocan y Zumpango, al norte; Texcoco, al centro, y Xochimilco y Chalco, al sur, los cuales constituían el principal componente del paisaje" Afirmó: "En poco menos de 500 años, múltiples factores ocasionaron la transformación del paisaje, pero ninguno tan determinante como la pérdida gradual de los lagos, que alguna vez constituyeron la principal fuente de alimento, agricultura, planeación urbana y medio de transporte de la zona" Dijo que "el drenaje del agua permitió expandir la ciudad, pero ocasionó una pérdida irreversible en el suministro de agua y, en diversas áreas, dejó al descubierto lechos lacustres que resultaron inútiles para cualquier actividad económica, debido a su salinidad natural "Esto produjo, especialmente en Texcoco, áreas desaprovechadas donde por décadas se acumuló polvo, lodo y basura que, en los meses secos, provocan tolvaneras y en los lluviosos, enormes charcos insalubres", indicó "Ahora, el aspecto general del Valle de México es el de una planicie urbana árida con la mayor parte de sus bosques devastados, su suelo erosionado y pocas tierras de cultivo", afirmó, al lamentar que "la contaminación del agua y aire, y el incesante crecimiento de la población, han minado su fisonomía con el consecuente deterioro de la calidad de vida de sus habitantes"

Comentarios