La mujer yucateca, marginada entre marginadas

sábado, 20 de septiembre de 2003
* Representan 75 de la PEA en la entidad; la mayoría carece de prestaciones * Fuertes contrastes reporta un estudio del Instituto para la Equidad de Género Mérida, Yuc , 19 de septiembre (apro)- Aunque representan uno de los porcentaje más altos de población económicamente activa (PEA), los estigmas sociales y culturales, sumados a la condición de marginación y pobreza que prevalece en la mayor parte de los municipios en la entidad, ubican a las mujeres yucatecas en situaciones tal vez más graves de las que padecen sus congéneres en otros estados del país De acuerdo con el Instituto para la Equidad de Género en Yucatán (IEGY, único en su estructura y programas en todo el país), la población femenina en la entidad alcanza casi 51 por ciento, con más de 840 mil mujeres que representan 75 por ciento de la PEA Sin embargo, 69 por ciento de ellas se clasifican en la categoría de quehacer doméstico Eso significa que más de 270 mil están consideradas fuera del aparato productivo, ya que la actividad que realizan se enmarca en el ámbito privado Según se observa en el documento de diagnostico sobre equidad de género elaborado por el IEGY con información del INEGI, 37 por ciento de la mujeres que tienen de tres a cinco hijos participan en actividades económicas, en tanto que aquellas que no tienen hijos representan 40 por ciento Sin embargo, 70 por ciento de las mujeres que tienen seis hijos o más, forman parte de la población económicamente inactiva El estudio destaca que dentro del grupo de mujeres separadas o divorciadas, 63 por ciento participan en actividades económicas y 42 por ciento son solteras Las viudas representan 28 por ciento, las casadas y en unión libre alcanzan 34 por ciento Para Milagros Herrera Buchanan, directora del IEGY, la incorporación de las mujeres a la actividad económica no es suficiente, ya que aún prevalecen desigualdades de género, por ejemplo, la remuneración, las jornadas laborales, prestaciones y seguridad social, entre otros beneficios que no se comparten por igual con los varones A esta situación se agrega el hostigamiento y abuso sexual del que siguen siendo víctimas, en muchos casos por sus superiores jerárquicos en las diferentes empresas o dependencias También se observa un alto grado de inequidad, no sólo en el sector público sino también en el privado, donde los cargos y responsabilidades de mayor responsabilidad continúan en manos de los varones La distribución del ingreso en México está polarizada, y en Yucatán se observa en que 70 por ciento de la población ocupada percibe menos de dos salarios mínimos En cuanto a las condiciones laborales en el estado, 653 por ciento de la población femenina no tiene prestaciones, en tanto que en los hombres es el 623 por ciento Después de las labores domésticas, el trabajo en las maquiladoras es la segunda fuente de ingresos que tienen las mujeres yucatecas En materia de educación las diferencias se disparan, pues 1451 por ciento de mujeres son analfabetas, contra 994 por ciento de los hombres De acuerdo con el pronóstico del IEGY deberán pasar más de 20 años para eliminar las diferencias porcentuales entre hombres y mujeres La feminización de las carreras universitarias también se observa en el estudio, y destaca que, en carreras como ingeniería electromecánica hay menos de dos mujeres por cada cien hombres; en ingeniería en sistemas computacionales 31 por cada cien varones En otras, se observa una participación superior de las mujeres superior a 70 por ciento por cada cien hombres, como son las licenciaturas antropológicas, mercadotecnia y administración En cuanto al sector salud, la situación es más sintomática, aunque según reconoció Herrero Buchanan, “hay poca disponibilidad de datos estadísticos, ya que es hasta hora que estamos haciendo de manera formal los proyectos y diagnósticos” El talón de Aquiles son las muertes por cáncer cérvico-uterino, que ubican al estado en el primer lugar nacional, con una tasa de 302 por ciento Sin embargo, el problema de violencia intrafamiliar, aunque es considerado grave, se carecen de datos concretos sobre su situación Según dijo la directora del IEGY, “no existen datos sistematizados que dimensionen el fenómeno de la violencia intrafamiliar” Y atribuyó la presencia del fenómeno a “conceptos culturales y al desconocimiento de los hechos considerados violentos Además –agregó-- existe un gran número de mujeres y hombres que viven una y otra vez la violencia como parte de su cotidianeidad y son incapaces de identificarla La situación se agrava porque inciden factores externos como las condiciones precarias de economía, el alcoholismo y la falta de sensibilidad de algunas autoridades para desarrollar programas y proyectos que combatan con éxito este flagelo Hasta ahora no existe en Yucatán alguna institución que pueda precisar el número de mujeres que trabajan en los centros nocturnos y que se dedican a la prostitución La principal traba son los derechos humanos que, argumentan, no pueden ser violados al cuestionarlas sobre sus actividades, por lo tanto se desconoce su situación de salud de quienes se dedican a esa actividad Herrero Buchanan reveló que en el Centro de Readaptación Social del estado se llevan al cabo trabajos de rehabilitación e integración de las 70 mujeres que permanecen recluidas en esa prisión Ellas tienen en promedio cinco hijos, que suman más de 350 en total y que, de no recibir el tratamiento psicológico adecuado, se están generando delincuentes en potencia, por la fractura intrafamiliar que padecen Acusó que el gobierno “carece de una política penitenciaria con enfoque de género” Esto se explica en las opciones que tienen los 2 mil 400 reos varones que ahí conviven Los talleres de maquiladora, carpintería y panadería representan una opción no sólo de ingresos sino también de oportunidades para rehabilitarse Sin embargo, las mujeres no cuentan con ninguna alternativa de este tipo, y solamente se dedican a la elaboración de artesanías de manera empírica Es urgente –dijo-- establecer medidas compensatorias para resarcir el rezago histórico que prevalece en Yucatán en cuanto a equidad de género Para tratar de conocer la magnitud del problema de violencia, el IEGY elabora en coordinación con el INEGI una “encuesta estatal de la dinámica de las relaciones en los hogares de Yucatán”, la cual recabará información de 4 mil hogares de 48 municipios considerados de alta vulnerabilidad Con esta información, según dijo Herrero Buchanan, se espera conocer la situación real de la violencia intrafamiliar y, con base en esos resultados, establecer las políticas para revertir el problema que, al igual que en muchos otros estados, es considerado un asunto de salud pública que afecta a un amplio sector de la población yucateca

Comentarios