La "obsesión" de Sharon: "matar a Arafat"

domingo, 21 de septiembre de 2003
El presidente de Israel Ariel Sharon tiene un objetivo que se ha convertido en obsesión: matar a Yasser Arafat, líder palestino arrinconado en los escombros de su cuartel general en Ramalah, de acuerdo con el representante emblemático del movimiento pacifista israelí Uri Aveneri, reconocido a nivel internacional y que basa sus afirmaciones en un comunicado del gobierno israelí en el que admite públicamente que se debe “apartar” al presidente palestino En entrevista telefónica con Proceso, publicada en su edición que comienza a circular este domingo 21 de septiembre, el pacifista reconoce que aunque no da a conocer directamente sus intenciones, veladamente Sharon hizo público su deseo de matar a Arafat “No nos hagamos tontos”, dijo Aveneri, quien defiende la tesis de que ni a Sharon ni a Estados Unidos le conviene que Arafat se exilie en otro país y hable con otros dirigentes políticos o sea el centro de atención de la prensa internacional y por eso, “lo que quieren es matarlo a sangre fría”, dijo Aveneri recordó la resolución de Siria para proteger al líder palestino que fue rechazada por el gobierno estadunidense en el Consejo General de la ONU, lo que levantó polémica, pues de acuerdo con el pacifista “equivale a una aprobación tácita del asesinato de un presidente democráticamente elegido” Pero esto, añadió, provocaría una crisis entre israelíes y palestinos, pues los musulmanes más radicales tomarían el poder si desaparece el líder palestino “Si se ordena el asesinato, surgirán en todas partes miles de Bin Laden que atacarán a ciudadanos israelíes y estadunidenses o los intereses de Israel o de Estados Unidos en todo el mundo La lucha será sin cuartel”, resaltó en la entrevista publicada en Proceso este domingo 21 de septiembre

Comentarios