Nerviosismo en la UAT ante la llegada "masiva" de catedráticos españoles

martes, 23 de septiembre de 2003
Ciudad Victoria, Tamps , 22 de septiembre (apro)- Catedráticos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) revelaron que, como parte de los acuerdos firmados por el rector Jesús Lavín Santos del Prado con universidades de España, han empezado a llegar a las facultades decenas de españoles que serán acomodados como investigadores y maestros en las diferentes escuelas, lo que ha generado nerviosismo entre la planta docente de la UAT Hasta ahora, la mayor parte de los “doctores” españoles han llegado a la facultad de Derecho, pero la información que tienen en el resto de las escuelas es que en total serán alrededor de 200 los españoles que se incorporarán a la planta docente de la UAT Las dudas que se han surgido son sobre el riesgo de que los actuales docentes sean desplazados por los españoles, además del “filtro” que se está utilizando para tener seguridad sobre la calidad de los catedráticos que se están importando “masivamente” de España “En España, después de la licenciatura puedes hacer un doctorado, ellos no tienen que hacer maestría, como acá en México antes del doctorado”, comentó un maestro de la casa de estudios que pidió el anonimato por temor a las represalias, “y estos españoles llegan con el grado de doctores, cuando en la realidad mexicana estarían al nivel de maestría” Otro de los puntos que se está cuestionando es sobre la calidad de las Universidades con las que la UAT firmó estos convenios, así como de los proyectos que traerían estos “doctores” como investigadores y de los lugares que van a ocupar “El temor es que al tener que abrir espacios para cumplir estos compromisos con los españoles, se desplace a maestros locales, se cierren oportunidades para gente que ha trabajado por años en la UAT y que, a lo mejor, va a ser por académicos de los que no hay ningún referente”, comentó otro maestro Otras fuentes refirieron que lo cierto de este convenio con las facultades españolas, es que se ha generado un clima de incertidumbre sobre los movimientos que pueda generar al interior de la casa de estudios y sobre si realmente contribuirán a elevar el nivel académico

Comentarios