Fracasa Bush en su primer intento por conseguir el apoyo de México

miércoles, 24 de septiembre de 2003
Nueva York, 23 de septiembre (apro) - Los desacuerdos volvieron a ser la atenuante en la relación entre los gobiernos de Estados Unidos y México George W Bush, el mandatario estadunidense, no pudo obtener el apoyo de su homologo mexicano Vicente Fox, para lograr la aprobación en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) de su proyecto de resolución para reconstruir Irak "Respetamos las decisiones soberanas de México, hay desacuerdos, pero confiamos en que pronto se puedan resolver en el seno del Consejo de Seguridad una vez que la resolución sea sometida a su debate y votación final", dijo a Apro un vocero de la Casa Blanca Bush y Fox coincidieron en el almuerzo que ofreció Koffi Annan, el secretario general de la ONU, el cual aprovecharon los dos para conversar unos 15 minutos sobre el caso de Irak "Fue una conversación breve a la que tendrán que darle seguimiento los secretarios (de Estado, Colin) Powell y (Luis Ernesto) Derbez", de Relaciones Exteriores de México, enfatizó el portavoz de la Casa Blanca que habló bajo la condición del anonimato La Presidencia de México aseguró que Fox y Bush hablaron hora y media, que fue el tiempo que duró el almuerzo que ofreció Annan, sin embargo la Casa Blanca aclaró que el tiempo que estuvieron juntos "no significó que todo se lo dedicaran al asunto de la relación bilateral y al caso de Irak" Oficialmente y de acuerdo con Derbez, México estudia la propuesta de resolución de Estados Unidos mediante la cual busca la cooperación militar y económica de los países miembros de la ONU para lograr la estabilización económica, política y social de Irak "México es un país aliado y amigo de Estados Unidos, pero es normal que existan las diferencias que esperamos se resuelvan conforme al desarrollo del proceso de la resolución", acotó el funcionario del gobierno estadunidense La Casa Blanca quiere conseguir a como dé lugar el respaldo de México, que es uno de los diez países miembros rotatorios del Consejo de Seguridad, tomando en cuenta que Francia, una de las cinco naciones con asiento permanente en el Consejo, se opone a las propuestas de Bush, si éste no elimina de la resolución los incisos imperialistas y unilaterales Hace unos días, cuando Bush envió su proyecto de resolución al Consejo de Seguridad, Adolfo Aguilar Zinser, el embajador de México ante la ONU, dijo que el gobierno mexicano no le daría su apoyo a Washington, a menos que el Pentágono sacara a sus tropas de Irak El Departamento de Estado reaccionó con molestia y pidió a Aguilar Zinser que actuara de un modo más positivo, pese a que en el almuerzo Bush se sentó al lado de Fox, fue obvia la molestia que persiste en la Casa Blanca con el gobierno mexicano, ya que el mandatario estadunidense no tuvo tiempo para programar un encuentro bilateral con su homólogo mexicano

Comentarios