Talamontes michoacanos, en la mira del gobierno (Primera de dos partes)

sábado, 27 de septiembre de 2003
* No hay opciones de empleo y recurren a la ilegalidad Ciudad de Hidalgo, Mich , 26 de septiembre (apro)- Quienes se dedican desde años a vivir del bosque, revelan que los gobiernos del estado y el federal no dan otra opción de vida Ello, porque autoridades federales se encuentran a la "caza de talamontes" Los operativos son constantes para detener a los denominados "talamontes", pero la queja generalizada de éstos es que el gobierno frena la industria de la madera sin que ofrezca programas para que las familias que son afectadas tengan una nueva fuente de empleo e ingresos, y no se queden sin trabajo Pero lo más grave es que a los auténticos dueños del bosque: los indígenas o ejidatarios, son encarcelados y condenados hasta con 20 años de prisión, mientras los grandes depredadores de la floresta no son molestados y ni "uno grande ha caído a la cárcel", reveló la familia de Octavio Bucio Marín, sentenciado a 20 años de cárcel, por un juez que ni siquiera conoció Así, muchas familias con el padre en prisión quedan desamparadas, como en su caso, explicó Erika Bucio, hija del sentenciado Y desde la perspectiva oficial: "Por cada millón de metros cúbicos de madera que es talada con autorización en los bosques de Michoacán, otro millón es derribado ilegalmente por las bandas de talamontes" Los datos indican que la falta de controles dificulta el combate a la tala ilegal, pues de 5 mil aserraderos que operan en la entidad, sólo mil 650 se encuentran debidamente registrados ante la Comisión Forestal Para hacerle frente al problema, el gobernador Lázaro Cárdenas Batel lanzó un programa en materia de protección forestal y combate a talamontes, que se resume en una estrategia de cinco líneas generales de acción Entre los planes destacó la actualización del inventario forestal del estado y la incorporación al aprovechamiento forestal sustentable de 400 mil hectáreas, a fin de alcanzar una producción maderable autorizada de 2 millones de metro cúbicos al año También previó generar empleos directos en 300 ejidos y comunidades para "quitarle presión" al bosque, así como establecer áreas de semilleros de árboles Por otra parte, también la Procuraduría local realizará operativos todos los días a fin de evitar el tráfico ilegal de madera en las carreteras locales Mediante el Plan de Desarrollo Forestal Sustentable 2003-2008, la dependencia también ofrece una radiografía de la problemática que enfrentan los bosques michoacanos Según el documento, la entidad cuenta con una superficie forestal de 3 millones 613 mil 800 hectáreas, y dentro de esa área existen 640 mil hectáreas que producen maderas comerciables, como el pino y oyamel Sin embargo, sólo 270 mil de esas hectáreas han sido autorizadas a los productores forestales para su explotación Cárdenas Batel obtuvo la aprobación del Congreso local para destinar este año un presupuesto de 36 millones 419 mil 853 pesos Los recursos están dirigidos a sostener a la Comisión Forestal, el brazo gubernamental encargado de dirigir la política de protección y preservación de los recursos maderales en Michoacán Combate del 2002 al 2003 La Procuraduría informó que del 2002 al 2003 se capturó a 282 talamontes, se decomisaron 148 vehículos, 60 motosierras, 168 herramientas de tala, 11 teléfonos celulares, un tractor y equipo de comunicación satelital que estaban al servicio de los talamontes El 28 de abril, en un operativo contra talamontes, realizado en forma simultánea en cinco municipios, hubo cinco detenidos y más de 80 metros cúbicos de madera clandestina decomisados El decomiso incluyó un cargamento de casi 5 metros cúbicos de oyamel, madera extraída de los árboles que usa la mariposa monarca cuando llega a Michoacán, en la zona oriente: Angangueo, Ocampo, Zitácuaro e Hidalgo Agentes de la Unidad de Asuntos Forestales, de la Procuraduría, fueron quienes interceptaron el cargamento El decomiso sumó 806 metros cúbicos, los cuales fueron destinados a la construcción de mobiliario escolar

Comentarios