La "dinastía" petrolera

domingo, 28 de septiembre de 2003
Con la lucha contra el terrorismo como bandera, la política exterior de Estados Unidos está sujeta a un esquema militar de seguridad nacional, en el que la religión y la política van tomadas de la mano “En suma, si el poder económico es seguridad nacional y ésta es política exterior, la guerra del Siglo 21 es la guerra por el acceso a los energéticos”, asegura el investigador del Centro de Estudios Estratégicos de América del Norte, Abelardo Rodríguez, en su libro La dinastía Bush y el “nuevo siglo norteamericano” que comienza a circular esta semana y del cual el semanario Proceso presenta un adelanto en su edición que empieza a circular a partir de este domingo 28 de septiembre El tema central de este libro son las relaciones entre el actual gobierno de Estados Unidos, encabezado por George W Bush, con las grandes corporaciones energéticas y la influencia que, desde la Casa Blanca, ejerce el mandatario estadunidenses en beneficio de éstas últimas para conservar un viejo anhelo: controlar las reservas petroleras del mundo, usando la lucha contra el terrorismo como pretexto También hace un recuento de la historia de la dinastía Bush y la relación de sus miembros con el poder que data desde la fundación de Estados Unidos, en 1776, pero que, de acuerdo con el autor, se consolidó con Prescott Bush y George Bush, abuelo y padre del actual mandatario estadunidense Proceso, reproduce --en su edición de este domingo 28 de septiembre-- algunos fragmentos de la investigación sobre la familia Bush, recabados por Aberlardo Rodríguez en su libro

Comentarios