"Fuerzas del mal", responsables de la injusticia: Sandoval

lunes, 29 de septiembre de 2003
*Marchan 20 mil católicos en apoyo del prelado en Guadalajara México, D F 29 de septiembre-Ante más de 20 mil personas que prometieron apoyarlo "hasta el sacrificio", el cardenal de Guadalajara Juan Sandoval Iñiguez sostuvo que "nuestra patria tiene hambre y sed de justicia, anhela ser un pueblo unido, justo y fraterno, pero las fuerzas del mal se han empeñado en impedirlo" El cardenal, quien es investigado por la PGR por el presunto delito de lavado de dinero, saludó así a los fieles tapatíos quienes, como en la época de la guerra cristera, lanzaron consignas como "Viva Cristo Rey y nuestra Señora de Guadalupe" Al término de la celebración de la misa del domingo, en la catedral de Guadalajara, el prelado recordó también que el asesinato de su antecesor, el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, y en este sentido, aseguró que "el reclamo de verdad y justicia siguen en pie Toda la Iglesia de Guadalajara y de otras partes siguen en pie con este reclamo" Guadalajara, que fue uno de los principales escenarios de la Guerra Cristera en la década de los treinta, fue ahora también el punto de encuentro donde los tapatíos se dieron cita para manifestar su apoyo al cardenal Con pancartas y consignas, los católicos repudiaron la investigación de la que Sandoval Iñiguez, su familia y representante legal son objeto, y reiteraron su demanda de solución al caso Posadas "Yo creo en el cardenal", "Viva Cristo Rey", "Justicia, amor y paz para nuestro príncipe de la Iglesia", "Juan, Amigo, el pueblo está contigo", "Por Dios hasta el martirio, por la Patria hasta el heroísmo y por el cardenal hasta el sacrificio", se leía en las pancartas que portaban los manifestantes, quienes empleaban estas mismas frases para sus consignas, mientras otros rezaban el rosario, a pesar de que se prometió que sería una marcha silenciosa Muchos de los que la tarde del domingo marcharon hacia la catedral tapatía eran integrantes de la Asociación Católica de la Juventud Mexicana (ACJM), la misma que durante la guerra cristera aportó una gran cantidad de "soldados cristeros" Previo a la celebración de la misa, el cardenal salió a saludar a los fieles que se arremolinaban en la entrada de la catedral Tras minutos de aplausos ininterrumpidos, el cardenal se dirigió al altar, donde indicó que la misa se ofrecía "por la intención de que venga abundancia de paz, de justicia y de verdad en nuestra patria, y todos estaremos dispuestos como cristianos a poner nuestra parte" Durante la homilía, el cardenal recordó a los influyentes que su poder se debe ejercer para bien, para "que el pueblo camine con decencia, con moralidad, con sentido de Dios, con respeto"

Comentarios