Nudo Petrolero

lunes, 29 de septiembre de 2003
México, D F, 29 de septiembre (apro)- El gobierno del presidente Vicente Fox está ante el problema de no saber qué hacer con el sindicato petrolero (STPRM) que encabeza Carlos Romero Deschamps Los trabajadores petroleros hace décadas que no eligen a sus dirigentes Para ser exactos, no se podría precisar la fecha en la que por última vez, en una asamblea, votaron libremente por sus dirigentes Durante la era priista, que terminó en julio del 2000, el corporativismo sindical tenía prevista cualquier eventualidad como la que se presenta actualmente en la que el dirigente sindical está desgastado, pero actualmente no hay un plan de emergencia para sustituirlo El 10 de enero de 1989, por órdenes del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, Joaquín Hernández Galicia "La Quina" fue encarcelado Este dirigente controlaba al sindicato y tampoco lo habían elegido los petroleros También por instrucciones de Salinas de Gortari, unos días después del encarcelamiento de "La Quina", el profesor Sebastián Guzmán Cabrera, quien disfrutaba ya de su jubilación, fue obligado a desjubilarse y tomar el control, mediante una asamblea preparada, del sindicato petrolero En esa ocasión los muchos grupos de petroleros disidentes que pensaron que la ocasión para democratizar al sindicato había llegado, muy pronto se desilusionó, no pudieron entrar ni a la asamblea en la que se formuló el ascenso de Guzmán Cabrera Pocos años después, enfermo y cansado, Sebastián tuvo que transmitir el poder a Carlos Romero Tampoco tuvieron oportunidad de participar los trabajadores Tanto la dirección de la empresa Petróleos Mexicanos así como las autoridades que directa e indirectamente tienen que ver con el sindicato, consideraron a esta organización como un apéndice o, en el mejor de los casos, como un departamento más de personal de la paraestatal El Contrato Colectivo de Trabajo se mutiló, los estatutos sindicales se modificaron, y los líderes petroleros acumularon mucho más poder cobijados por el poder priista Nunca pensaron o imaginaron que muy pronto lo perderían Los acuerdos gobierno-PRI-Pemex eran cupulares, los trabajadores no tenían por qué enterarse y nunca se enteraron Los brotes de inconformidad en las secciones se fueron sofocando conforme se iban presentando En la actualidad, aunque los estatutos sindicales tienen contempladas, en teoría, situaciones como la que atraviesa el sindicato y sus líderes, el control que todavía ejerce Carlos Romero Deschamps impide que se apliquen Los trabajadores no han podido imponerse y tomar el control de su organización, pese a que en la mayoría de las secciones viven procesos de renovación establecidos por los estatutos Abundan las versiones en el sentido de que hay grupos de petroleros que están en pláticas con funcionarios de Gobernación, otros que están negociando con la secretaria general del PRI y coordinadora de su legislación en la Cámara de Diputados, Elba Esther Gordillo, o que la Secretaría del Trabajo tiene un plan que toma en cuenta a los diferentes grupos disidentes, y así? Y por si faltara poco, en los últimos días crecen las versiones de que son inminentes los cambios en la dirección de Pemex; pero en realidad, el problema está hecho un nudo Ni los trabajadores tienen todavía la salida ni el gobierno sabe qué hacer O por lo menos esa es la impresión que dan

Comentarios