Fox, un globalfóbico confeso en Nueva York: Monsiváis

martes, 30 de septiembre de 2003
*Reconocimiento de la UV a Monsiváis y Pablo Latapi, colaboradores de Proceso *Juan Luis Cebrián, otro galardonado Jalapa, Ver , 29 de septiembre (apro)- Por su destacada actividad profesional y aportaciones al pensamiento crítico en la sociedad contemporánea, los intelectuales Juan Luis Cebrián, Pablo Latapí Sarre y Carlos Monsiváis, dentro del marco de la Feria Internacional del Libro Universitario 2003, recibieron la Medalla al Mérito Universidad Veracruzana de manos del rector Víctor Arredondo Álvarez En la apertura de la feria, que inició este fin de semana en la capital del estado, Monsiváis cuestionó la postura asumida por el presidente Vicente Fox ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ya que su discurso, destacó, “tiene una parte globalifóbica” Es decir, señaló el periodista, el discurso del presidente tiene una parte en que defiende la soberanía y repudia el neoliberalismo, “pero luego se contradice con su postura sobre Petróleos Mexicanos, cuando señala que se irá de México si no hay reforma energética que le permita contar con capital privado” Cuando se le preguntó al escritor cuál era su opinión en torno a lo expuesto por Fox en Nueva York, sostuvo: “Me parece que es un discurso que tiene una parte globalifóbica, como lo llamaría el anterior presidente Zedillo” Sin embargo, refirió que, al día siguiente, “el presidente se permite unas declaraciones sobre Pemex que, desde luego, apuntan a la necesidad de su privatización, porque si no se irá de México, supongo que como trabajador ilegal…” Por ello, acotó, “para tener un punto de vista más sensato, me espero mañana a ver qué dice el periódico de lo que dijo hoy, para entonces ir situando al presidente”, ironizó El cronista y colaborador de Proceso consideró que habría que suponer que dentro del Congreso de la Unión surgirían reacciones respecto de lo expuesto por Fox en torno a Pemex: “Algunas serán nacionalistas, críticas y otras, complacientes” Por otro lado, durante su participación dentro del foro “La comunicación de cara al siglo XXI”, Monsiváis comentó que, en las escuelas y facultades de comunicación --que antes se llamaban de periodismo--, “la carrera atrae más bien a los leales a la libertad de expresión” Empero, dijo que, de darse un giro en las ciencias de la comunicación, con énfasis en lo científico, “se originan dos espacios simultáneos”, es decir, “el de una genuina revolución cultural, que se concretará con la revolución digital y el de un bajísimo mercado de empleo” En cada país latinoamericano, mencionó, los egresados de comunicación colman las oficinas de gobierno, anuncian las bondades del empresariado, se dejan ver en las agencias de publicidad, en los diarios y revistas, en las agencias de relaciones públicas, los canales de televisión, estaciones de radio y empresas de video y cine, entre otros Ante ello, Monsiváis opinó que la carrera de comunicación resulta una exigencia de la globalización, y la saturación del mercado de trabajo no obstaculiza el auge del nuevo espacio Aunque, cuestionó que las ciencias de la comunicación no es todavía una carrera, formalmente hablando, “pues no estructura un conocimiento, no proporciona un mínimo de saber de aplicación efectiva” En el mismo acto, el rector de la Universidad Veracruzana (UV), Víctor Arredondo Álvarez, entregó la medalla al Mérito Universitario 2003 al fundador y director del diario español El País, Juan Luis Cebrián, a quien reconoció su destacada trayectoria intelectual, la cual, dijo, “ha impuesto un modelo propio en el periodismo y la literatura” En su intervención, Cebrián opinó que actualmente “estamos viviendo la televisión digital de manera acelerada; es interactiva, lo cual significa que ahora todo el conocimiento está en la red, al alcance de todos, pero el conocimiento y la investigación han dejado de ser unipersonales, para ser cooperativos” Sobre Pablo Latapí, el tercer galardonado con la Medalla al Mérito de la Universidad Veracruzana, el rector Arredondo Álvarez destacó su labor como investigador mexicano que ha orientado la vocación de varias generaciones de estudiantes Desde su perspectiva, el también colaborador de Proceso “es un educador en el sentido más amplio de la palabra y formador de muchos investigadores”

Comentarios