"Magros resultados" de Fox en materia de derechos humanos

jueves, 4 de septiembre de 2003
(Primera de dos partes) México, D F, 3 de septiembre (apro)- Por tercer año consecutivo, la administración del gobierno de Vicente Fox obtuvo magros resultados en lo referente al cumplimiento de sus obligaciones de respeto, protección y garantía de los derechos humanos Tanto las acciones como las omisiones del gobierno federal en la materia, constituyen serias preocupaciones respecto del devenir de los derechos fundamentales en el país, sostuvo el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, en su balance 2003 sobre la materia El gobierno de Fox, dijo, ha marcado diferencias respecto de los anteriores en la forma de referirse al tema Públicamente afirmó que es uno de los más importantes de su gestión Pero la realidad de la problemática supera al discurso foxista y trasciende, por mucho, la acotada visión que permea sus acciones emprendidas La impunidad persiste y el deterioro de las condiciones de vida de la mayoría de la población documenta la sistematicidad de las violaciones a sus derechos humanos Añadió que así como en los dos años anteriores, los resultados de este tercer periodo de gobierno confirman una “tendencia esquizofrénica” en cuanto a su “política” de derechos humanos Por un lado, hay mucha inversión para fortalecer una política exterior que ofrezca la imagen creíble en un gobierno que aparentemente se compromete con las problemáticas de derechos humanos; por otro, existen acciones que podrían encaminar una política interior en el mismo sentido, pero que no se ve reflejada todavía en hechos concretos ni se adhiere a lo que en las relaciones internacionales el gobierno mexicano apoya Es decir, a tres años, no existen políticas públicas que reflejen claramente esa supuesta voluntad política por fortalecer los derechos humanos Está en marcha, subrayó, lo que podría ser una de las claves elementales que definen el quehacer de esta administración en la agenda de los derechos humanos: La realización de un plan nacional de derechos humanos, a partir del Acuerdo de Cooperación Técnica (ACT) con Naciones Unidas Aunque el alcance y la garantía de efectividad que aquél tenga está todavía por verse Y deploró los escasos resultados de otras iniciativas que ha impulsado el gobierno foxista, como la Fiscalía Especial para Movimientos Políticos y Sociales del Pasado Está también la continuidad de políticas como la militarización de los espacios civiles Y está la orientación que les imprime tanto a aquellas políticas que debieran destinarse a satisfacer las necesidades de las personas que viven en situación de pobreza, desempleo, carencia de servicios de salud, como a las que desde la óptica económica definen el destino de este país y que obstaculizan de manera grave el acceso a los derechos humanos Sin embargo, apuntó que esta administración no ha logrado combatir la impunidad en violaciones cometidas en gestiones anteriores y mucho menos en torno a las cometidas durante su gobierno Tampoco ha logrado avanzar en la construcción de políticas públicas eficientes que garanticen el ejercicio de los derechos humanos y mejoren las condiciones de acceso a los civiles y políticos así como a los económicos, sociales, culturales y ambientales El caso Digna Ochoa Hoy en día, añadió, sigue vigente una realidad de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, tortura, detenciones arbitrarias, ataques a defensores, discriminación frente a grupos o sectores que ejercen su propia identidad y la incapacidad de ofrecer una procuración de justicia confiable, creíble y apegada a las reglas del debido proceso, como en el caso de Digna Ochoa Es vigente también la falta de acceso a los derechos fundamentales que se originan en la pobreza y en la orientación de las políticas públicas que se desentienden de las obligaciones estatales para garantizar el ejercicio de los derechos humanos En opinión del Prodh, la política foxista sobre derechos humanos se reduce a una visión “estrecha y utilitarista” Dijo que desde el inicio de su gestión, Fox ha hecho gala de un “manejo publicitario” sobre el tema de los derechos humanos Esto ha sido interpretado como un signo de apertura y avance, sobre todo en el ámbito internacional Su estrategia de política exterior, basada en la constante utilización del discurso de los derechos humanos, le ha servido para presentarse en foros internacionales como el jefe de un gobierno preocupado por el tema y que actúa en consecuencia Así, presentó como acciones en favor de los derechos humanos la liberación de los campesinos ecologistas, del general Gallardo y los pescadores de Pátzcuaro, y presentó también como una ley “de avanzada” la resultante de la reforma indígena, precisa No obstante, consideró necesario reconocer los pasos positivos que se han concretado a partir de esta política, pero también es necesario destacar el aporte que las organizaciones civiles de derechos han efectuado para realizarlos Entre estos avances “podemos identificar la firma del Acuerdo de Cooperación Técnica con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la instalación de una oficina de éste en el país; la ratificación de diversos instrumentos internacionales en la materia; la invitación permanente a representantes para hacer visitas a México, o la participación en audiencias de seguimiento de casos ante la CIDH También, el apoyo al fortalecimiento o creación de nuevos mecanismos internacionales, como el Protocolo Opcional para la Convención contra la Tortura, en el que México jugó un papel importante para su adopción, ya que es una acción muy importante para el fortalecimiento de los sistemas de protección internacionales; o en el impulso a la Resolución sobre Terrorismo y Derechos Humanos de la OEA, en donde logró colocar la preeminencia de los derechos humanos en el combate al terrorismo

Comentarios