Diablos Rojos: a la caza de un hogar

viernes, 5 de septiembre de 2003
*Reitera Harp Helú su compromiso: mantener a la novena en el DF Raúl Ochoa Rincón/ apro México, D F, 4 de septiembre (apro)- Hay quienes nacieron sin casa propia: la historia y la tradición de los Diablos Rojos del México quedó ligada al Parque del Seguro Social durante más de 40 años, y aunque muchos consideran que la afición por la pelota caliente en el Distrito Federal terminará por morir tarde o temprano en el nuevo escenario, el Foro Sol, sucede que el único equipo que aún permanece en la capital del país conquistó el viernes anterior el decimocuarto gallardete de su historia, segundo consecutivo desde que está en su nueva sede, tras imponerse a Tigres, otro afectado por la desaparición del referido diamante capitalino No fue lo único importante que ocurrió el viernes 29 de agosto en el diamante del Foro Sol El propietario de la novena, el empresario Alfredo Harp Helú, reiteró su compromiso empeñado un año atrás al presidente Vicente Fox con motivo del primer título obtenido en el Foro Sol: mantener a los Diablos Rojos en el Distrito Federal, pese al inconveniente de no contar con un escenario propio El problema radica en cómo reorganizar la mudanza de los Diablos Rojos cuando se llegue el día de desalojar la Magdalena Mixhuca una vez que se cumpla el contrato firmado por diez años --hasta ahora van tres-- con la administradora del lugar, Ocesa Harp Helú, el banquero que diez años atrás agradeció a sus secuestradores el que le hayan acercado un televisor y los periódicos deportivos para seguir de cerca las actuaciones de los Diablos Rojos, piensa que la siguiente casa de su equipo puede ser el estadio de Ciudad Universitaria, una opción poco atractiva para la Federación Mexicana de Beisbol cuyo titular, Alonso Pérez, puja por hacerse del único sitio existente en la capital: el estadio Fray Nano, un pequeño recinto ubicado cerca de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, principal objetivo que la FMB plantea al gobierno de Andrés Manuel López Obrador: "La solución no está en Ciudad Universitaria, sino en el Fray Nano, que tiene como principal ventaja la cercanía de los medios de transporte", aseguró Alonso Pérez Reconoció que no será fácil aterrizar la idea a causa del nulo apoyo recibido por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y de Acción Nacional (PAN) Además, la delegación de Iztacalco también rechazó en un par de ocasiones la solicitud de la Federación Mexicana de Beisbol "Que el gobierno nos dé los espacios y nosotros construimos un estadio con capacidad para 15 mil espectadores” El tiempo y el abandono le arrebató la tradición al parque del IMSS; sólo queda en el recuerdo de los viejos seguidores de Tigres --se mudó a Puebla-- y de los Diablos Rojos, sin olvidar que 15 años antes del anuncio de su desaparición alojó a las víctimas del terremoto de 1985 En 1955, el veracruzano Beto Avila, gloria viviente del beisbol mexicano, coronó su carrera deportiva con el título de bateo en la Liga Americana como segunda base de los Indios de Cleveland, y el 13 de marzo de ese mismo año el antiguo parque Delta se convirtió en el parque del IMSS, escenario que con el tiempo sería llamado catedral del beisbol mexicano, demolido en 2000, días después de celebrar sus 45 años de existencia La venta del parque capitalino fue inevitable: peritos del Seguro Social --con Genaro Borrego al frente-- y del Departamento del Distrito Federal dictaminaron que el escenario estaba en riesgo de caer, al grado que fue demolido "Ni Tigres ni Diablos Rojos queríamos salir del parque del Seguro Social, pero nos dijeron que era obligatorio desalojarlo en virtud que el IMSS no tenía los recursos económicos, ni los tiene actualmente, como para volver a reconstruir el inmueble, que ya estaba fuera de su alcance", recordó el gerente general de los Diablos Rojos, Eduardo de la Serda La venta del inmueble se fijó en aproximadamente 20 millones de dólares y dos empresas asociadas (Gigante y una agencia Ford) ganaron la licitación De la Serda aseguró que será cuestión de madurar la idea del pequeño estadio Fray Nano como única opción "No es un proyecto que se haga en seis meses para formalizar el convenio Las modificaciones, los recursos y los financiamientos llevan su tiempo Primero tendríamos que hablar con la gente con la que tenemos contrato" El directivo del conjunto escarlata detalla que no es difícil romper el compromiso entre Diablos Rojos del México y el Foro Sol, porque el contrato no estipula ninguna penalización en caso de disolverse, y que Ocesa es una empresa abierta que si sólo viviera de los ingresos generados por el equipo, entonces sí podría establecer una penalización "Somos una actividad que le da vida al Foro Sol porque tal vez la empresa celebra únicamente ocho conciertos musicales al año Así que de tener el inmueble parado, se hizo la inversión y ahí la vamos llevando Es cuestión de que los directivos se sienten a platicar para trasladar el equipo a otro lado" Cada vez que el Foro Sol abre sus puertas representa un costo para los Diablos Rojos de Harp Helú cercano a los 40 mil pesos Si se toma en cuenta que en juegos de temporada regular acuden 2 mil 500 espectadores en promedio, además del pago de la nómina, el equipo operaría con números rojos ¿Dónde está la ganancia? A decir del gerente general del equipo, los ingresos se nivelan cada vez que la novena llega a las instancias finales El convenio entre Diablos Rojos y Ocesa incluye el paquete completo: agua, luz, teléfono, vigilancia, taquilleros, mantenimiento, venta de alimentos y bebidas, así como los souvenir "El corte y la liquidación respectiva se hace hasta el final de temporada Implica que efectivamente alguien recibe dinero No va a quedar cero a cero Normalmente, todavía nos queda un remanente de la operación del Foro Sol", reveló De la Serda, convencido que hay suficiente afición por el beisbol en la capital del país "Por ejemplo, el año pasado asistieron 25 mil espectadores a la final (contra los 18 mil del viernes anterior) El problema es que la Ciudad de México se ha vuelto un poquito complicada porque, además de ser insegura, ofrece muchas alternativas de diversión: conciertos musicales, cine, teatro y futbol, que ocupa muchos espacios en las secciones deportivas” Los precios de los boletos del beisbol capitalino también son más económicos que el futbol: la entrada más baja tiene un costo de 10 pesos y la más elevada de 70 Pero el titular de la Federación Mexicana de Beisbol no puede borrar la secuencia de la mecánica para ingresar al Foro Sol “Finalmente, creo que los Diablos no se irán de aquí, el problema es el estadio, lo único que necesita la capital"

Comentarios