Rechazan que militares inconformes se encuentren "agazapados"

viernes, 5 de septiembre de 2003
México, D F, 4 de septiembre (apro)- El general de división, Álvaro Vallarta Ceceña, no está de acuerdo con el reportaje “Agazapados, aunque sin claudicar, los generales inconformes”, que difundió esta agencia en su servicio del 1 de septiembre pasado A continuación reproducimos el texto del militar enviado a esta agencia: En relación con el artículo que escribió don Juan Veledíaz/ apro, difundido por Internet el día 1 del presente mes, titulado “Agazapados, aunque sin claudicar, los generales inconformes”, mucho le agradeceré publique la presente que tiene por intención hacer precisiones y, de manera alguna, establecer polémica con nadie Debo manifestarle que en la lectura del citado artículo no encontré a ningún general agazapado Los que ahí se mencionan, como los generales Carmelo Terán Montero y Luis Garfias Magaña, expresan sus puntos de vista e inconformidades sin agazaparse Que tengan razón o no, y estar de acuerdo con ellos, es otra cosa Respecto de los generales que hace tres años podían ser secretarios de la Defensa Nacional (que tampoco están agazapados), todos eran y son leales, capaces, institucionales y experimentados, sin importar el tiempo en el grado Recordemos que dos generales de brigada han ejercido este mando, sin ser divisionarios No hay mejor experiencia que más de cuarenta años de servicio en la carrera, en todos los grados y mandos Al inicio del presente sexenio ningún divisionario ignoraba que sólo uno de ellos podía ser alto mando Todos aceptaron el nombramiento del general Vega García Eso no significó que no dejase de haber tristeza en quienes no fueron designados, pero sus cualidades y virtudes militares fueron superiores a cualquier debilidad humana A los generales de división que no alcanzaron esa alta responsabilidad se les asignó el mando militar que les correspondía de acuerdo con su grado y cumplieron o cumplen con su deber Así aconteció, entre otros, con los generales Reta Trigos, Salgado Cordero, Palmerín Cordero, García Elizalde, Salinas Altés o Garrido Abreu La mayoría de ellos, al igual que yo y otros compañeros (Terán Montero, Paz del Campo, Martínez Nolasco, etcétera) estamos en retiro porque la edad nos alcanzó En lo personal, reconozco las cualidades del general Palmerín Cordero, quien nunca había tenido la oportunidad de ser agregado militar En pláticas con él, me manifestó que la oportunidad de representar a nuestro país en Inglaterra era un honor más Tocante a la justicia militar y al narcotráfico, son temas que nos preocupan a todos En la primera, no sólo los procesos se desarrollan con jueces militares, también participan abogados defensores que no son castrenses y autoridades civiles, como pueden ser los magistrados y, si es necesario, hasta la Suprema Corte de Justicia Si llegasen a cometerse errores en los tribunales militares, la justicia civil podría enmendarlos Lo importante es creer y respetar nuestras instituciones, no denigrarlas En el narcotráfico, no deja de ser riesgoso el hecho de que alguien muera en el cumplimiento del deber o se involucre en actos deshonestos Lo ideal sería que no intervinieran las Fuerzas Armadas en esta lucha, pero la sociedad lo necesita y ella misma juzga el trabajo que realizan los soldados por el bien de la patria Sus acciones gozan de la confianza y el reconocimiento de lo mexicanos Eso nadie lo puede negar En cuanto a la aplicación de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, la Sedena ha cumplido con su responsabilidad y se ha entregado la información disponible en los archivos correspondientes, y ha dado respuesta a las preguntas que han hecho periodistas y otras personas sobre las acciones que se realizan o la situación que vive esa institución Las adquisiciones están sujetas a la legislación que existe para todas las dependencias gubernamentales, no se requiere de leyes especiales Además, tanto los legisladores de las comisiones de Defensa de ambas Cámaras, integradas con diputados y senadores de todos los partidos políticos, así como la Auditoría Superior de la Federación (ASF), han supervisado con detalle, como nunca, la aplicación de los presupuestos militares en cada uno de sus rubros Por otra parte, es verdad que son muy grandes las diferencias que existen entre lo que perciben en retiro altos funcionarios militares con respecto de funcionarios civiles en la misma situación; algunos de estos últimos perciben salarios muy elevados con sólo haber trabajado, en algún caso, seis meses en un puesto Como contraparte, los generales, la mayoría de ellos, tienen más de cuarenta y cinco años de servicio ejerciendo sus responsabilidades con un alto grado de sacrificio Las durezas de la profesión castrense son muy difíciles y continuas Los soldados no sólo arriesgan la vida en cada una de las actividades que realizan, desde que se dan de alta hasta alcanzar el generalato, también trabajan los siete días de la semana durante todos los años; dejan sus familias por meses, y cambian de residencia cada uno o dos años El tener un retiro digno y disminuir diferencias con funcionarios civiles y entre los militares del activo y retirados, ha sido y es una lucha de todos los secretarios de la Defensa y de Marina, así como de muchos legisladores La lucha por seguir mejorando la situación de militares en retiro y en el activo continuará, encabezada por el secretario de la Defensa y el Congreso de la Unión, con propuestas en Presupuesto de Egresos y más reformas a la Ley del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas

Comentarios