Encuentran dos cuerpos sin vida en Mante, Tamaulipas

sábado, 6 de septiembre de 2003
Ciudad Mante, Tamps , 5 de septiembre (apro)- Al saldo de siete ejecutados en la frontera tamaulipeca el jueves anterior, se sumaron otros dos cuerpos encontrados sin vida en el municipio de Mante, junto con una avioneta tipo Cessna que había sido robada la madrugada del lunes 25 de agosto del helipuerto de Xicoténcatl, presuntamente por narcotraficantes Hasta ahora sólo una de las víctimas fue identificada como el estudiante de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Ernesto Rolando Cota Montenegro, de 23 años El comandante de la Policía Ministerial comisionado en Mante, José Antonio García Santillán, dijo que existen elementos para suponer que la aeronave, matrícula XBRRV, propiedad del ganadero Roberto Ramírez Recio, se estrelló en la sierra, a 20 kilómetros de Mante, el mismo día que se la robaron Aunque señaló que también podría ser posible que la aeronave haya sido incendiada intencionalmente por otras personas “No sabemos si se desplomó al momento de incendiarse o la quemaron abajo, pero el aterrizaje fue forzoso, porque al tocar suelo se fue derribando palos y matorrales hasta quedar atorada en un árbol”, dijo el comandante Santillán Esta avioneta fue robada hace más de una semana por cuatro sujetos vestidos de negro, fuertemente armados, que sorprendieron a los veladores del helipuerto y huyeron a bordo de la aeronave García Santillán indicó que los cuerpos sin vida fueron encontrados la mañana del jueves a 15 kilómetros del ejido 7 de Noviembre, municipio de Mante Indicó que en el interior de la aeronave estaba un cuerpo completamente calcinado, mientras otro cadáver fue localizado putrefacto y semidevorado por los animales, a unos metros Todo parece indicar que el día del robo la avioneta se estrelló y dos de los asaltantes sobrevivieron, ya que uno de ellos avisó, aparentemente desde Tampico, a la familia del estudiante Brenda Graciela Montenegro Jiménez, residente de Ahome, Sinaloa, acudió desde hace unos días ante las autoridades tamaulipecas para que la ayudaran a buscar a su hijo desaparecido, luego que había recibido una llamada anónima en su casa que le aseguraba que Ernesto Cota Montenegro había muerto en Mante García Santillán dijo que Montenegro Jiménez reconoció al cuerpo calcinado como el de su hijo, por lo que se cree que la otra víctima también podría proceder de Sinaloa

Comentarios