Durazo: de la orfandad política al primer círculo del poder

domingo, 7 de septiembre de 2003
En los hechos, sólo hay un personaje político que Alfonso Durazo Montaño, priista por 27 años, panista desde hace 19 meses y actual vocero del presidente Vicente Fox, detesta: el expresidente Carlos Salinas de Gortari Paradójicamente, el exmandatario priista parece haber retornado a la vida política, dispuesto a que su partido recupere lo que perdió en el 2000 Esta ironía se hizo tema en un reportaje publicado en la revista Proceso en su edición de este domingo 7 de septiembre, en el que se recuerdan los constantes pronunciamientos del expriista porque Salinas de Gortari compareciera ante la ley por el asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, en 1994 También señala cuál fue la transformación de Durazo de militante priista a panista, y los argumentos que dio para renunciar al PRI en mayo de 2000 También comenta que su separación del partido que estuvo en el poder por 71 años no le impide conversar tanto con el priista Roberto Madrazo, como con el perredista Andrés Manuel López Obrador De acuerdo con el reportaje publicado en la edición de Proceso que comienza a circular este domingo 7 de septiembre, Durazo fue un hombre de confianza para Colosio, y tuvo en su poder el archivo del candidato asesinado; en la actualidad, como vocero presidencial, se ignora su postura respecto al malogrado aspirante por la presidencia Pero ahora deberá enfrentar la paradoja de pertenecer al equipo del presidente Vicente Fox, en tiempos en que Salinas de Gortari regresó a México

Comentarios