El desafuero de Aldana y la reforma energética

lunes, 8 de septiembre de 2003
México, D F, 8 de septiembre (apro)- La sorpresiva decisión del presidente de la Cámara de Diputados, el panista Juan de Dios Castro, de iniciar el juicio de desafuero al senador priista Ricardo Aldana, revela un plan cuyos alcances podrán observarse en poco tiempo, y exhibirá el verdadero juego de los principales protagonistas de la política nacional Sin duda las cosas se irán acomodando poco a poco y, lo que parece un nudo, probablemente se irán desenredando, por lo que, como se ve, en la Cámara de Diputados ocurrirán más cosas de las anunciadas Se podrá saber por qué el tricolor, por ejemplo, cedió la presidencia de la Cámara cuando que estaba pendiente el desafuero precisamente de Ricardo Aldana ¿No era de esperarse que el PRI, con un mayor número de diputados, la tuviera? ¿Acaso ese partido, con un menor número de legisladores, pudo librar el juicio de Aldana y de Carlos Romero Deschamps? ¿Hasta qué punto estaba enterada la coordinadora de los diputados priistas, Elba Esther Gordillo, de las intenciones de los panistas? Y si no lo estaba, ¿es creíble que la hayan sorprendido?, lo cual esto último es muy poco creíble De acuerdo con las acciones del gobierno foxista, emprendidas después del informe presidencial, la reforma energética, que abarca a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex), tienen prioridad Así lo demuestra la sustitución de Ernesto Martens por Felipe Calderón en la Secretaría de Energía Podría pensarse que en esa dirección estaría encaminada la decisión de provocar el relevo de Carlos Romero Deschamps al frente del sindicato petrolero, en virtud de que al haber resistido el intento de desaforarlo, primero, y de encarcelarlo después, lo fortaleció al interior de la empresa más importante del país Hasta dónde tiene el gobierno calculado el alcance de una nueva embestida en contra de los dirigentes petroleros, o si la amenaza en contra de Aldana de sacrificarlo, en vez de Romero Deschamps, es un recurso para intimidar y obligar a los priistas a que acepten las reformas que propone el foxismo Cuando el sábado 19 de julio, el director de Pemex, Raúl Muñoz Leos, posó con Carlos Romero Deschamps, atestiguados por el secretario del Trabajo, Carlos Abascal, durante la ceremonia en que se dio por concluida, sin conflicto, la revisión del contrato colectivo, conjurando así la huelga anunciada para el primer minuto de agosto, provocó hilaridad y se habló de que el convenio iba más allá de lo laboral Esa idea se venía reforzando con el tiempo, pues el entonces diputado federal dejó de serlo y, con ayuda de una serie de amparos, anda, feliz y campante, por todos lados Dividida la fracción priista, los legisladores no terminan de entender qué está pasando La reacción inmediata de Elba Esther fue la de amagar con distanciarse del PAN y buscar mayorías con el PRD, lo que supondría una serie de dificultades para el esfuerzo foxista de sacar adelante los famosos acuerdos políticos que se requieren para reactivar la economía Pero los partidos políticos no han hecho su trabajo y, lejos de ofrecer certidumbre y credibilidad, sus políticos están muy lejos de ello ¿De que serviría que los líderes petroleros fueran encarcelados? Una vez pasada la contienda electoral los dividendos para el PAN serían mínimos Más bien, una decisión de ese tipo dejaría al gobierno manos libres para maniobrar en dirección de la reforma energética y la reestructuración de Pemex La situación en la CFE no es parecida, pues en ese caso el gobierno tiene sometido y doblegado al dirigente de una parte de los trabajadores del sector, a Leonardo Rodríguez Alcaine, secretario general del SUTERM, de la CTM y presidente del Congreso del Trabajo (CT) Sin duda estamos a punto de entrar a un capítulo que servirá de pauta en lo futuro de cómo se va a manejar la política: Elba Esther en contra del PRI y a favor de la política foxista, o una Elba Esther debilitada, exhibida y anulada, tratando de salvarse

Comentarios