Reaparece exjefe policiaco vinculado con el narco

martes, 9 de septiembre de 2003
Veracruz, Ver , 8 de septiembre (apro)- El excoordinador de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río, José Luis Sáenz Escalera, reapareció después que se dio a la fuga, al enterarse que en su contra había una orden de aprehensión expedida por la Procuraduría General de la República (PGR), por sus supuestos nexos con el narcotráfico, especialmente con la organización que encabezó Albino Quintero Meraz Sin embargo, el exjefe policiaco de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado no ha sido detenido, aun cuando diez meses después de andar prófugo de la justicia, hace unos días reapareció por la región de Los Tuxtlas, al sur de la entidad, ya que es originario de San Andrés y, según se sabía de manera oficial, la PGR andaba en su búsqueda Al ser cuestionado al respecto, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Alejandro Montano Guzmán, defendió a quien fuera uno de sus hombres más cercanos, “a nivel local no tiene ninguna orden de aprehensión” y, por lo tanto, “tampoco se ordenó un operativo para tal efecto, y será la PGR la instancia que actué en consecuencia” En este sentido, Montano Guzmán confirmó que Sáenz Escalera ya estaba en la región de Los Tuxtlas, quien desde noviembre de 2002 repentinamente abandonó la coordinación de la Policía Intermunicipal, cuando se enteró que agentes de la Agencia Federal de Investigación (AFI) pretendían ejecutar una orden de aprehensión en su contra Y es que, tras la captura del capo Quintero Meraz, ocurrida en mayo de 2001 por elementos del Ejército Mexicano y agentes federales, la PGR inició una serie de investigaciones en los cuerpos de seguridad pública del estado, ya que varios altos mandos le brindaban protección al narcotraficante Así fueron detenidos Rafael Palomba Márquez y Alberto Carreón, en tanto Sáenz Escalera se dio a la fuga Tras su reaparición, el exjefe policiaco se ha dedicado a dar entrevistas por las emisoras radiofónicas de la región de Los Tuxtlas; en una de ellas aseguró que “en ningún momento existió una orden de aprehensión en mi contra”, argumentando que su “retiro temporal” de la entidad veracruzana fue para “detener la ola de ataques e infundios” que lo pretendieron ligar con bandas de narcotraficantes “No hubo nada de eso, no me beneficié ni delinquí en ninguno de los cargos que he ocupado”, dijo a un reportero de San Andrés Tuxtla Aun cuando Sáenz Escalera no lo confirmó en esa entrevista, versiones de algunos allegados señalan que pronto se reincorporará al bufete jurídico en el que trabajó y a sus cátedras de derecho en la Universidad Cristóbal Colón, en el puerto de Veracruz Quien fuera delegado estatal de la PGR en Veracruz a inicios del sexenio de Carlos Salinas, señaló que la decisión de separarse de la coordinación de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río, “fue por la ola de infundios y ataques en mi contra”, ya que la versión de que había una orden de aprehensión, “era pura mentira” Igualmente, calificó de “mentiras e infundios”, la presunta relación con Jesús Albino Quintero, actualmente procesado en el penal de Almoloya, a quien supuestamente brindó protección a cambio de fuertes sumas de dinero, según consta en el acta ministerial de las declaraciones previas realizadas por el capo del narcotráfico A su regreso a tierras veracruzanas, el exjefe policiaco señaló que se dedicará a administrar las propiedades agrícolas de su familia, ubicadas en la región de Los Tuxtlas Sin embargo, es del conocimiento público que Sáenz Escalera promovió un amparo ante el juzgado segundo de distrito en el Estado de México, contra la orden de aprehensión girada por la PGR, la que le abrió la averiguación 319/2002 De hecho, el exfuncionario de seguridad pública fue denunciado por el médico Jesús Valdovinos Terán —preso en el penal Ignacio Allende—, de haberlo amenazado para que facilitara su rancho ganadero “Mi Retiro”, ubicado en Soledad de Doblado, para que aterrizarán avionetas que transportaban cargamentos de cocaína En sus declaraciones, Jesús Valdovinos aseguró que Sáenz Escalera le ofreció 30 mil dólares mensuales a cambio de permitir que, en su propiedad, se construyera una pista clandestina para ser utilizada para descargar la droga, que sería trasladada a otros puntos de la entidad Ante esta serie de señalamientos, el exjefe policiaco se dio a la huida, sin embargo, ya regresó a su tierra natal

Comentarios