Kerry acorrala a Bush y lo deja sin respuestas

viernes, 1 de octubre de 2004
* En el primer debate, el demócrata se alzó con la victoria, según sondeos rápidos * Acusó a Bush de cometer un “error colosal” al invadir Irak; el objetivo debió ser Osama Bin-Laden”, dijo Washington, 30 de septiembre (apro) - John Kerry, el candidato presidencial del Partido Demócrata, se anotó una victoria sobre el presidente George W Bush, en el primero de los tres debates presidenciales antes de los comicios del 2 de noviembre, de acuerdo con las primeras reacciones del público estadunidense y de los analistas políticos que observaron el encuentro Al término del debate la cadena ABC realizó un sondeo rápido, en el cual el 45% de los participantes le dio la victoria a Kerry; 36 por ciento a Bush y el 17% consideró que había sido empate La presunta victoria de Kerry sobre Bush se dio justo cuando las últimas encuestas de opinión pública lo colocan por debajo del presidente como favorito para ganar la estadía de 4 años en la Casa Blanca Las primeras encuestas de los medios de comunicación, sobre todo en Internet, le daban una amplia ventaja a Kerry sobre Bush como el triunfador del debate, incluso algunos analistas políticos conservadores o identificados como de derecha, se mostraron molestos por el papel del presidente en el debate que se realizó en la Universidad de Miami, en Coral Gables, Florida En la encuesta inmediata que realizó el servicio de Internet América on Line al terminó del debate, 7 de cada diez encuestados le daban la victoria al candidato demócrata Por primera vez en los más de 3 años y medio que lleva Bush al frente de la presidencia de Estados Unidos, el mandatario se vio acorralado, molesto, desesperado, sin palabras para contestar a las críticas de su contrincante, a las preguntas del moderador; y se notó que solo, sin sus asesores políticos y electorales, y sin un guión, el presidente carece de una articulación de ideas y de la profundidad de conocimiento que mostró Kerry El debate presidencial transmitido a toda la nación estadunidense, y posiblemente el acto político más visto a nivel internacional, confirmó que la guerra unilateral que lanzó Bush el año pasado sobre Irak, podría hacer la diferencia el 2 de noviembre La gran interrogante luego de la aparente derrota de Bush ante Kerry, es saber si el electorado estadunidense captó las limitaciones políticas e intelectuales de su presidente frente al candidato demócrata Mientras Kerry dio respuestas contundentes y claras sobre sus posiciones en política exterior y para resolver las consecuencias de la guerra en Irak, Bush quiso revertir las críticas dedicándose a enfatizar la ambivalencia e indecisiones a las que el candidato demócrata ha incurrido con respecto al curso de la guerra y posguerra El discurso de Bush de calificar a la guerra contra Irak como el centro de la lucha internacional contra el terrorismo, fue contrarrestado con el argumento de Kerry de que el objetivo de la venganza de los ataques terroristas del martes 11 de septiembre de 2001 tiene que ser el saudita Osama Bin-Laden y no Saddam Hussein, expresidente iraquí “Irak ni siquiera estaba cerca de ser el centro del terrorismo internacional cuando el presidente invadió a Irak Fue un error colosal de juicio cuando el objetivo debió ser Osama Bin-Laden”, dijo Kerry Sin ocultar su molestia por la objetividad del comentario de Kerry, el presidente de Estados Unidos dejó entrever que no tenía los argumentos ni los hechos para contestar a la critica y se limitó a repetir una de sus frases famosas: “El mundo esta mejor sin Saddam Hussein” La vulnerabilidad de Estados Unidos ante las persistentes amenazas terroristas y las consecuencias de la guerra contra Irak fueron el punto central del primer debate presidencial, sobre todo, en términos de los costos humanos que ha pagado su nación El debate que había sido coreografiado para ser un acto acartonado sin que las cámaras de televisión mostraran las reacciones de los participantes cuando uno de ellos estuviera contestando a las preguntas del moderador Jim Lehrer, presentador del noticiario de la cadena de televisión PBS, resultó ser todo lo contrario, las cadenas de televisión rompieron las reglas y gracias a ello los televidentes se dieron cuenta del nerviosismo y problemas que se apoderaron de Bush para responderle a Kerry El punto más álgido de la hora y media de debate se dio cuando Lehrer le preguntó a Bush cuándo planeaba sacar a las tropas estadunidenses de Irak El mandatario titubeó, posiblemente porque no esperaba esa pregunta, y nunca respondió a la interrogante La otra pregunta de Lehrer que también puso en evidencia las limitantes del presidente, fue cuando le pidió que dijera que si la pérdida de vida de los más de mil soldados estadunidense en Irak eran una validación de su decisión de la invasión Bush le dio la vuelta a la pregunta Los demócratas se mostraron satisfechos con lo que hizo Kerry en el debate, tomando en cuenta que su candidato está metido en una lucha contracorriente en términos de las encuestas, y los analistas políticos vaticinaron que una victoria del demócrata en el debate podría cambiar la visión del electorado Faltan dos debates presidenciales, el del 8 y 13 de octubre, además del vicepresidencial del 5 de octubre entre John Edwards, candidato demócrata, y Dick Cheney, el republicano; sin embargo, en un ambiente electoral tan polarizado y pese a que los dos pendientes se concentrarán en los temas de incumbencia interna, se considera que el resultado de este debate tendrá un efecto claro en el resultado de las elecciones del próximo 2 de noviembre

Comentarios