La gloria de Laura Branigan

lunes, 11 de octubre de 2004
México, D F, 11 de octubre (apro)- En 1983, la cantante neoyorquina Laura Branigan realizó, a sus 27 años de edad, su primera gira al extranjero con un solvente pasaporte musical que había merecido nominación al Grammy 1982: Gloria La bella ojiazul Branigan visitó México con su banda para presentarse en “El Patio”, un prestigioso y caro cabaret situado en las calles de Atenas, el cual por entonces todavía disfrutaba del fuerte renombre logrado desde la década de los años 40 como el mejor centro de espectáculos nocturnos y el más ligado a la vida social capitalina En “El Patio” cantaron un montón de figurones de la talla de Josephine Baker, Edith Piaf, Charles Trenet, Raphael, Julio Iglesias, Paul Anka, y también artistas como Agustín Lara, Pedro Vargas o Los Panchos --“de su mejor época”--, relata en el portal wwwcybercarteleracom Augusto Molina Ladrón de Guevara, alias “El niño”, antiguo subgerente del lugar (Mi padre, el periodista deportivo decano en el periódico Excélsior, Fausto “El Brujo” Ponce, solía recordar la noche particularmente alegre cuando el general chihuahuense Humberto Mariles Cortés --quien al mando del equipo ecuestre nacional conquistó con su caballo tuerto “Arete” las medallas de oro y bronce para México en la Olimpiada de Londres 1948-- hizo abrir a su paso de par en par el portón de “El Patio”, para disfrutar ahí un fin de semana los shows de caché y buen champán, con admiradores, amigos y bellezas de la farándula, haciendo su entrada con todo y su fiel alazán “Arete”) Laura Branigan se hallaba en el pináculo de su carrera ese año de 1983, luciendo una maravillosa voz de registro que alcanzaba hasta cinco octavas (!) Luego de ofrecer una hora de su espléndida tesitura pop con melodías como Solitaria, ¿Cómo podría vivir sin ti? y Auto control, concluyó interpretando aquel grandioso éxito del momento, mismo que Hervé Pompeyo había impulsado y continúa escuchándose por la radio mexicana: Gloria --una pieza de los años 70 grabada por el italiano Umberto Tozzi: Gloria, siempre andas detrás de alguien a quien tienes que ligarte a como dé lugar Creo que deberías calmarte antes de que eches todo a perder Eres propensa a la depresión, así que procura no revelarte ¿No recuerdas que eso fue lo que él te dijo? ¿Escuchas voces en tu cabeza llamándote, Gloria? Gloria, ¿no sientes que te derrumbas? ¿Por qué si todos te quieren nadie te llama? No tienes que responderles, déjalos colgados en la línea llamando a Glori-glori-a Existe una foto significativa de la Branigan tras su actuación en el escenario de “El Patio” La gráfica en colores muestra a esta potente vocalista aun sudorosa, pero feliz a más no poder: sus rizos castaños revolotean; lleva un suéter uva claro sobre blusa negra y pañoleta celeste Todos sonríen y se abrazan en torno a ella, prueba de que las cosas han salido a pedir de boca; aparecen bien apretaditos los guitarristas Jeff Southworth y Billy Branigan (su hermano); el bajista Steve York, el sonidista John Sutherland, el pianista Louis Cabaza, el baterista Richie Fontana y Virgil Weber, director musical del grupo y quien también llevaba teclados Este grato recuerdo artístico se goza en las páginas internet tanto de York como de Fontana, quienes grabaron y acompañaron a la Branigan hasta 1985 Incluso, Steve volvería hace poco con su Lisa York para tocar en un festival de Puerto Vallarte, Jalisco, alternando con Paquita La del Barrio, Lupita D’Alessio, Zoe y otros (checar steveyorkcom y richiefontanacom) Llega el coro: Creo que tienen tu número, Gloria Creo que saben tu apodo, Gloria; es con el que te has estado escondiendo ¿Pero realmente no recuerdas qué fue lo que te decían? ¿O eran las voces en tu cabeza llamándote, Gloria? Gloria, ¿cómo va a ser el descenso? ¿Te reunirás con él a través de la línea principal del teléfono, o lo agarrarás despechado? ¿Te casarás por dinero, o será él un amante al atardecer? Sientes que tu inocencia se te escapa y no esperes que regrese pronto En verdad, ¿no recuerdas lo que dijo? ¿Ni las voces llamándote, Glori-glori-ia? Nacida en Brewster en las afueras de Nueva York el 3 de julio de 1957, Laura A Branigan estudió en la American Academy of Dramatic Arts y, obsesionada por la música, en 1973 grabó un disco con el conjunto Meadow; para 1976 se unió como corista del importante cantautor folk y novelista canadiense Leonard Cohen, creador de la balada Suzanne Con él recorrió varias plazas europeas a mediados de los años 70 y alrededor de 1977 decidió lanzarse como solista Hay un video gloriabraniganonlinecom) donde ella rememora: “Nunca me había presentado sola ante el público, solía únicamente cantar en algún club de Nueva York Cuando sucedió lo de ‘Gloria’ pude hacerlo ya en otros y a partir de ahí, por todo el mundo La radio no me programaba porque era una balada de combinación entre canción europea y estadunidense, así que escribimos la letra de amor y la produjimos con una emoción rítmica más norteamericana, para bailarse suave, medio energética, y la gente enloqueció Entonces recorrí más clubes cantando, formé mi grupo y así comenzó el proceso total” Hay quien considera a Laura Branigan la mejor cantante de tal década, aunque también hizo papeles como actriz protagónica en series televisivas, películas y obras teatrales Con Luis Miguel grabó a dueto Sin hablar para su disco Soy como quiero ser (1987); paradójicamente, hubo piezas que ella dio a conocer pero que se consagraron en versión de otras gargantas (Encontré a alguien, con Cher; ¿Cómo podría vivir sin ti?, con Michael Bolton –autor de ambas--, y El poder del amor, con Céline Dion) Su glorioso retorno a los foros de Nueva York sucedió hace dos años con críticas excelentes, personificando a Janis Joplin en el musical Love, Janis Sin embargo, a comienzos de este año MTV vetó su video conmemorativo por 20 años de la salida del disco Auto control al considerar que es “sexualmente demasiado explícito” En agosto, mientras elaboraba su nueva grabación, Laura Branigan se quejó de fuertes migrañas; no consultó a su médico y el 26 de agosto murió de un derrame cerebral, mientras dormía en su casa de East Quogue, Long Island Tenía 47 años de edad “Quiero tocar el corazón de la gente, llegar a las profundidades de su alma”, decía Casada con Larry Kruteck en 1981, Laura abandonó la cantada en 1994, al detectársele cáncer a su marido hasta la muerte de éste, en 1996) Resulta vaciado que el mes de febrero, aquella rola Gloria haya sido escogida como la melodía concursante en “La Academia” por la vocalista Azeneth El jurado Hervé Pompeyo aconsejó a la novata: “Hace 20 años me tocó hacer un jit de esa canción con Laura Branigan y era impresionante su manera de entregarse en las partes altas Te siento muy bien, sólo que en medio de la canción siento que falta un poco de actitud, como que está muy controlada; pero todavía te hace falta mucho estilo y también pronunciando el inglés Si no sabes lo que estás diciendo, pues no puedes transmitir, porque Laura Branigan era un torbellino con esa canción”

Comentarios