Deplora Iglesia católica actuación de BM y FMI

viernes, 15 de octubre de 2004
* Oídos sordos frente a reclamos de subdesarrollados para disminuir deuda externa Guadalajara, Jal , 14 de octubre (apro)- El cardenal Oscar Andrés Rodríguez Madariaga, expresidente de la Comisión Episcopal Latinoamericana (Celam), declaró que ni el Banco Mundial (BM) ni el Fondo Monetario Internacional (FMI) cumplen con su deber de impulsar el desarrollo de los países, pero sí son los grandes cobradores de las deudas externas de los países empobrecidos Al mismo tiempo, Rodríguez Madariaga, arzobispo de Tegucigalpa, Honduras, una de las naciones más pobres de América Latina, criticó que los países más desarrollados han hecho oídos sordos a los clamores del Tercer Mundo, que desde hace años piden disminución y hasta perdón de la deuda Oscar Andrés, el cardenal latinoamericano más mencionado para suceder al papa Juan Pablo II cuando falte, dijo que hace cuatro años, en la cumbre del Grupo de los Siete, los obispos entregaron una carta pidiendo la condonación de la deuda externa, y simplemente ignoraron la misiva y hasta la fecha no ha sido respondida Luego dijo que el FMI y el BM, organismos creados para impulsar el desarrollo, "se han especializado en cobrar intereses de los países empobrecidos, y pronosticó que no habrá desarrollo si no hay un alivio de la deuda externa Y agregó que si no hay desarrollo de los países más pobres, sobre todo en el caso latinoamericano, lo único que exportaremos será indocumentados o droga "Es triste, pero es el único camino" que les han dejado Criticó también indirectamente a Estados Unidos, porque en lugar de destinar recursos para impulsar a los subdesarrollados, prefiere construir grandes muros para impedir la entrada de ilegales El arzobispo de Managua fue entrevistado en el marco del XLVIII Congreso Eucarístico Internacional, en el que el cardenal Ricardo Vidal, arzobispo de Cebú, Filipinas, aseguró que no puede haber comunión eucarística si el pan no se comparte con los pobres, enfermos y presos Por otra parte, el cardenal Giovani Batistta Re, prefecto para la Congregación Pontificia para los Obispos y presidente de la Comisión para los Obispos de América Latina y uno de los "papables", no quiso entrar en temas polémicos, y alabó la organización del Congreso y la manifiesta fe del pueblo mexicano, y calificó de gran avance la mayor libertad religiosa que existe aquí Batistta Re no quiso hablar de próximas designaciones de obispos ni de posibles nuevas diócesis en México La noche de este jueves, que fue el quinto día del Congreso Eucarístico, concluyó con una magna procesión del Santísimo Sacramento, desde la Glorieta Minerva hasta el centro de la ciudad, presidida por todos los clérigos aquí reunidos --desde sacerdotes hasta cardenales revestidos con sus ornamentos-- En total, recorrieron más de cuatro kilómetros de poniente a oriente por toda la avenida Vallarta-Juárez

Comentarios