"Raúl Salinas entregó México al narco"

viernes, 15 de octubre de 2004
México, D F, 14 de octubre (apro)- En febrero de 1999, un sobre amarillo llegó a la redacción de “Proceso” dirigido a este reportero Contenía tres casetes con numerosas conversaciones, varias de ellas de Arturo Elías Ayub, director de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), y personajes no identificados Unas semanas antes, el 21 de enero, un juez sentenció a Raúl Salinas de Gortari, hermano del expresidente más repudiado por los escándalos de corrupción, y en ese contexto se enmarca la conversación de Elías Ayub, actual director de la Comisión Federal de electricidad (CFE) del gobierno de Vicente Fox, con otro personaje: --¡Hola! ¿Cómo ves lo de Raúl? --Sí ¡Cincuenta años! --respondió Elías Ayub-- ¡Carajo, se lo merecía! Raúl entregó el país al narco Se merece eso y más Como parte de estas conversaciones, Elías Ayub habla de las intrigas que derivaron en el despido de Rogelio Gasca Neri de la CFE y a quien sustituyó, el 27 de enero Sin embargo, Elías Ayub --que se sepa-- nunca presentó una denuncia penal por el conocimiento que tenía de la vinculación de Raúl con el narcotráfico, y ahora se dedica a desmantelar la CFE para privatizarla La grabación de estas conversaciones, contenidas en tres casetes, fue obviamente ilegal, igual que la que sostuvieron el propio Raúl y su hermana Adriana, la viuda de Ruiz Massieu, sobre el trasiego de recursos de procedencia ilícita, en el que está involucrado Carlos, el expresidente repudiado La conversación fue difundida en el noticiero del conductor Joaquín López Dóriga, el martes 10 de octubre del año 2000, y en ella Raúl califica de traidor y cobarde a su hermano, y que dará a conocer “toda la verdad” sobre el origen de dinero en bancos extranjeros, parte del cual, afirma, eran “del erario público” (sic) La charla entre los hermanos tiene que ver con una entrevista que, días antes, dio Carlos Salinas a su amigo Héctor Aguilar Camín, transmitida por Televisa, y en la que aquél acusa a Raúl de haber obtenido recursos ilícitos Raúl se queja de que esa afirmación de su hermano le da “en la torre” a su defensa, pero que él aclarará todo “Todo voy a aclarar, de dónde salieron los fondos, quién era el intermediario, para qué eran, de dónde salieron y dónde fueron Porque creo que, efectivamente, la sociedad merece una aclaración completa y creo que más mentiras no ayudan”, dice Raúl --Ajá –dice Adriana --Y voy a decir qué fondos salieron del erario público (sic) para que se devuelvan, yo creo que con eso la sociedad sí quedará contenta Con esas mentiras a mí solamente me dañan y nadie se lo cree --Bueno, está bien --Pero no lo voy a hacer ni ahorita ni mañana ni pasado Mañana y pasado voy a hacer otras cosas que necesito hacer para mi defensa Raúl se refiere a los más de más de 120 millones de dólares que, hasta la fecha, se mantienen congelados en Europa y que, según las propias autoridades de ese continente, tienen un origen ilícito, del erario o del narco, como dijo Elías Ayub, y luego habla de los pasaportes falsos mediante los cuales hizo las transferencias “Todo, todo voy a decir, Adriana Pero es una cobardía de Carlos atacarme públicamente Es una cobardía y una traición de hermano --No te atacó -- me está atacando, porque él supo de todos los movimientos, todos los fondos A cuatro años exactamente de esa conversación, nadie sabe nada de los millones de dólares de Raúl y de las complicidades de Carlos, quien opera a sus anchas en el país, aliado al gobierno de Fox Y todavía hay quienes se asombran de las anodinas conversaciones entre diputados perredistas del Distrito Federal y funcionarios capitalinos, cuya ilegal grabación distrae de lo fundamental: El atraco a los habitantes de la Ciudad de México mediante la reforma al artículo 122 constitucional operada por los socios, sí, de Carlos Salinas Prendiendo veladoras Ahora resulta que los panistas encienden veladoras para destituir al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador Hay que ver de dónde vienen las plegarias de estos católicos: Luis Felipe Bravo Mena, Cecilia Romero, Manuel Espino y todos los militantes de la organización secreta, ya desenmascarada Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios