Danza folklórica en el Cervantino

lunes, 18 de octubre de 2004
Guanajuato, GTO , 18 de octubre (apro)- Es muy cuestionable el papel que juegan los ballets folklóricos hoy en día Aparecidos en los años treinta del siglo pasado como una manera sustantiva de preservar cierto tipo de tradiciones y costumbres en todo el mundo, ahora en el inicio del siglo XXI, parecen haber perdido su auge No obstante que en sí mismos significan un género escénico, es claro que los ballets folklóricos han dejado de ser funcionales para la preservación y difusión cultural Supuestos embajadores de la cultura de las regiones o países que pretenden representar, al día de hoy, no son sino tristes remedos o espectaculares bodrios que por aburridos resultan prescindibles La pregunta sería si esta penosa circunstancia responde a una falta de búsqueda dentro del campo escénico, si el género se ha agotado, o si en realidad las comunidades dueñas y ejecutoras de cierto tipo de tradiciones deberían ser las que se encargaran de encontrar sus propios mecanismos y rutas para la difusión y preservación de su patrimonio Por ello, resulta claro que para esta edición del Festival Internacional Cervantino (FIC), los espectáculos de danza folklórica no causen tanto revuelo o expectación si se les compara con el ballet y la danza contemporánea Por ejemplo, el Conjunto de Artes Escénicas de China no dará ninguna información real sobre lo que acontece en aquel país de Oriente Al contrario, su peso específico se sostiene en “la fastuosidad de sus vestuarios y versatilidad y virtuosismo de sus intérpretes” Si bien la compañía le ha dado la vuelta al mundo entero, la escenificación de ciertos elementos tradicionales corresponde más a la estructura de un arquetipo cultural caduco --proveniente de la Revolución Cultural de Mao-- más que a la actual visión antropológica que priva hoy en día Esta circunstancia se agudiza aún más en ciertos casos, como el del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández: sin renovar su repertorio y sin posibilidad de instrumentar nuevas acciones para renovar la visión que se tiene de los indios en México, sus espectáculos corresponden a los cincuenta del siglo pasado y cada vez se sienten y se ven más envejecidos La misma problemática se reproduce en otras compañías, tal es el caso del Ballet Folklórico de la Universidad de Guanajuato, también presente en el FIC que, al igual que muchas compañías universitarias del interior del país, han seguido los pasos de los estereotipos impuestos por la compañía de Amalia Hernández Así, resulta mucho más interesante la perspectiva que tienen ciertos grupos de danza contemporánea sobre las tradiciones Por ejemplo, Ae-Soon Ahn Dance Company basa su trabajo en el intento de unir la cultura tradicional coreana con algunas formas más avanzadas de la danza contemporánea Y si es el caso del Ballet Nacional de España, resulta obvio que el flamenco se sostiene en una vigencia incuestionable gracias a que sus propios artistas e intérpretes mantienen viva la flama de su fuerza con entusiasmo y creatividad Es decir, el flamenco ha evolucionado como arte tradicional y sigue siendo funcional para aquellos que lo ejecutan más allá de los escenarios

Comentarios