Yucatán: La otra casta divina

lunes, 18 de octubre de 2004
* La sucesión del poder entre familiares de primer grado, práctica común con profundas y añejas raíces en la entidad Mérida, Yuc , 18 de octubre (apro)- La herencia del poder entre parientes en Yucatán es un fenómeno que tienen profundas y añejas raíces, y aunque en sus inicios sólo se practicó en el PRI, en la actualidad otros partidos, como el PAN, también se han beneficiado de esa práctica política Archivos históricos revelan que, al menos, 105 de los 106 municipios yucatecos, en algún momento de la historia, han sido gobernados por parientes que se han transferido el mando Los casos recientes se registran en cinco municipios, donde las alcaldías han sido objeto de botín por parte de familiares, quienes por ser los más pudientes en sus comunidades, con el aval de los partidos mayoritarios --sin mayor recato--, enarbolando la bandera de la democracia, mantienen el control político y, en muchos casos, económicos de sus comunidades Localizado al oriente del estado, el municipio de Tepakán, ha sido gobernado por una sola familia los últimos 15 años; además ha impuesto sus condiciones para asegurar su permanencia en los puestos públicos Con una economía basada en la agricultura, la cual es cada vez más insuficiente para los escasos pobladores de esa comunidad, Tepakán ha sido durante cinco administraciones municipales el botín de la familia Fernández Rodríguez Abanderado por el PRI, Isidro Fernández Rodríguez llegó a la Presidencia Municipal, hace doce años, luego le siguió su hermano Rolando; posteriormente Libia Fernández, su sobrina; y Gabriel Fernández, también su hermano Hoy, nuevamente como alcalde, Isidro Fernández, admite que a luz pública puede traer problemas o malas interpretaciones, aunque justifica que “si ellos estuvieron fue porque la gente lo decidió” La herencia política municipal, también trastoca al PAN, ya que en el municipio de Tekantó, cercano a Tepakán, desde hace seis años es gobernado por alcaldes emanados del PAN, a través de la familia Espadas Sosa Yasmin Sosa, actual alcaldesa refiere que su esposo Luis Espadas, hace seis años acabó con 70 años de gobiernos priistas, y aunque el trienio anterior ganó el PRI con Juan Canul, ahora lo recuperaron con ella a la cabeza por el PAN A la lista se suman municipios como Chankom, donde la familia Cimé pasó el poder primero del padre, luego al hijo; hoy al sobrino, con lo cual suman nueve años de régimen priista En la localidad de Tekom, gobiernan los Cocom, donde esposo y esposa se transmitieron el poder Buctzotz es otro municipio donde los Cepeda, a través de los primos han gobernado desde hace 12 años La lista incluye a las 105 alcaldías donde parientes se han transferido el poder, aunque Mérida también ha sido gobernada en dos ocasiones por políticos familiares, provenientes del PAN, primero con Víctor Correa Rachó, en 1971; luego, en 1995, con su hijo Luis Correa Mena, aunque no fueron sucesivas Pese a que para algunos pobladores de esas comunidades, la permanencia de una familia en el poder sólo genera mayor pobreza, porque los apoyos los distribuyen entres sus incondicionales y allegados, su permanencia en los cargos públicos ha sido avalada por el voto de las mayorías

Comentarios