Protestan con marcha silenciosa por los 10 años del operativo guardián

sábado, 2 de octubre de 2004
* Casi 100 grupos defensores de migrantes recuerdan en Tijuana a los 3 mil 400 indocumentados que han perdido la vida desde 1994 Tijuana, B C, 1 de octubre (apro)- Cientos de integrantes de grupos defensores de migrantes, marcharon silenciosamente en protesta por el décimo aniversario del Operativo Guardián, el cual ha costado la vida a más de 3 mil 400 indocumentados y ha militarizado la frontera, aunque los gobiernos de ambos países lo niegan Se trata de un operativo que pese a su costo humano --y económico para Estados Unidos--, “ya fracasó, porque a lo largo de una década, nunca pudo detener el flujo migratorio, sino apenas logró disimularlo, al empujarlo a las regiones más agrestes donde los migrantes mueren en el abandono”, afirmó la representante de la California Rural Legal Assistance, Claudia Smith Un despliegue de efectivos de la Border Patrol, de 2 mil a 11 mil, desde 1994 en que inició el Operativo Guardián, el reforzamiento de la valla metálica fronteriza y el proyecto de levantar hasta una triple barda en los puntos de mayor cruce, así como el uso de sofisticada tecnología de detección de movimientos o de visión nocturna, utilizada en la guerra del Pérsico, y la reciente instalación de radares, revelan que la militarización es una realidad, agudizada hoy por la amenaza del terrorismo Los 10 años de Guardían “arrojan cifras de guerra: más de 3 mil muertes, un sinnúmero de violaciones a los derechos humanos, desaparecidos, impunidad y violencia”, en palabras de Christian Ramírez, del Comité de Servicio de los Amigos Americanos Para protestar por la secuela mortal de Guardián, miembros de casi 100 agrupaciones defensoras de migrantes, 98 para ser exactos, marcharon a lo largo de 12 kilómetros, desde la zona de Playas --donde inicia el territorio de ambos países--, hasta la barda metálica donde se han colocado las cruces de los migrantes mexicanos y extranjeros que murieron en las zonas más peligrosas, a las que fueron empujados, precisamente, por este operativo A cuestas, los manifestantes llevaron un ataúd lleno con más de 3 mil actas de defunción correspondientes a los migrantes, algunos de ellos plenamente identificados, mientras que otros mil que no portaban identificación alguna, fueron sepultados bajo la categoría de desconocidos, en el cementario de Terrace Park, de Holtville, California, o en Mount Hope, mal llamado Monte de la Esperanza, en San Diego En el panteón de Terrace Park, son 11 las filas con 40 cuerpos en cada una, donde yacen los cuerpos de más de 400 indocumentados Es en estos casos en los que se requiere la aplicación de pruebas de ADN, porque muchas familias se quedaron en México o en Centroamérica, “sin saber del destino de sus parientes que emigraron a Estados Unidos”, puntualizó Smith Son tragedias masivas como las de Victoria, Texas, donde murieron 13 indocumentados mexicanos y cinco centroamericanos en mayo del 2003, los que “rasgan las vestiduras de los gobiernos de México y de Estados Unidos”, pero a lo largo de 10 años y en forma silenciosa, sin reflectores ni cámaras de televisión, han fallecido casi 200 veces, esa cifra de ilegales, afirmó Smith Junto con la activista, marcharon en esta procesión defensores de migrantes como Oscar Escalada, Luis Kendzierski, Esmeralda Siu, Christian Ramírez, Roberto Martínez, y decenas de representantes de la Casa YMCA para menores migrantes, la Casa del Migrante, la Coalición de Defensa del Migrante, el Comité de Servicio de los Amigos Americanos, y otras agrupaciones Aunque el costo más cruento del Operativo Guardián es el de las 3 mil vidas de connacionales y extranjeros desde que fue instrumentado el 1 de octubre de 1994, hay un costo más que no se ha cuantificado: el de los heridos, lesionados, mutilados, algunos de ellos inválidos de por vida Y no eran carne de presidio ni delincuentes, sino hombres y mujeres desde los 19 hasta los 45 años, en lo mejor de su vida productiva, que buscando una oportunidad de trabajo, encontraron si no la muerte, sí un trato vejatorio y hasta el riesgo de quedar lisiados para siempre A la Casa del Migrante, uno de los pocos albergues que acepta tratar médicamente a estos heridos --porque ni la Cruz Roja ni el hospital de la ciudad los reciben fácilmente--, “llegan golpeados, atropellados, con picaduras venenosas cuando caminaron por el desierto o piernas y brazos rotos al ser atropellados o detenidos por la policía o la Border Patrol”, afirmó el director del centro, Luis Kendzierski El sacerdote de la orden scalabriniana, calificó de “arrogancia” la de Estados Unidos, no reconocer la necesidad de una mano de obra barata, para que la economía de California siga contándose entre las primeras a nivel mundial Esa soberbia, le ha costado a México la muerte de más de tres mil de sus hombres y mujeres, gente valiosa y trabajadora, que sólo buscó una ilusión Otros casos extremos son los de quienes presentan lesiones no necesariamente físicas, sino mentales, y que llevaron a que médicos fronterizos como Silvestre Bracamontes, bautizaran como “síndrome del migrante” al cuadro de aquellos campesinos traumados por el shock de salir de sus tierras a una aventura incierta en la que encontraron extorsiones, amenazas, golpes y robos de manos de la Policía Municipal de Tijuana, de los “asaltapollos” que merodean el “bordo” o zona limítrofe de ambos países, y de los agentes de la Border Patrol o la “Migra” Pero el Operativo Guardián no sólo “le ha pegado” a la migración fronteriza, sino que también ha pasado por encima de las comunidades latinas en San Diego, para deportar a mexicanos, centro y sudamericanos quienes, incluso, ya tienen años asentados en la Estados Unidos, en palabras de Ramírez Por ello, y como parte de las jornadas de protesta, representantes de las comunidades hispanas se reunieron en la Iglesia Nuestra Señora de Monte Carmelo, para denunciar y documentar las violaciones a los derechos de estos barrios “que se han visto impactados por el endurecimiento de las leyes migratorias” Para este sábado 2 de octubre, los latinos marcharán contra el Operativo Guardián desde el Howard Lane Park en San Ysidro, en las esquinas de Beyer Boulevard y Daury Mart Road, hasta el parque César Chávez, de Camino de la Plaza

Comentarios