Recrudece violencia en Tamaulipas; ejecutan a dos policías

sábado, 2 de octubre de 2004
* En otro hecho, un comando de sicarios intentó acribillar a jefe de grupo de la Ministerial Ciudad Victoria, Tamps , 1 de octubre (apro)- La violencia se extiende en Tamaulipas y toma como blancos a policías, luego que dos preventivos municipales fueron asesinados en Reynosa, y que en esta capital un comando de sicarios intentó acribillar al jefe de grupo de la Ministerial, Cuauhtémoc Vanoye Gutiérrez, cuando llevaba a su hijo a la escuela Tanto Vanoye Gutiérrez como su hijo César Vanoye Sánchez, de 11 años, resultaron heridos pero no de gravedad, por lo que fueron reportados fuera de peligro En tanto, en Reynosa, los policías municipales Enrique González Alvarado y Angel Castillo fueron asesinados por dos delincuentes que fueron capturados a unas horas de haber cometido el crimen Estos hechos de violencia se suman al homicidio de un policía municipal y el ataque que sufrieron otros cuatro el lunes anterior en Nuevo Laredo, así como a la ejecución de otra persona cuando estaba en la taquilla de un cine, ocurrida el martes, y al asesinato de un reo en el interior del penal cometido el miércoles, éstos dos últimos en Reynosa La Procuraduría local descartó que el asesinato de los dos policías preventivos de Reynosa, ocurrido la mañana de este viernes, haya sido autoría del crimen organizado De acuerdo con la versión oficial, los oficiales Angel Castillo y Enrique González recorrían el sector peatonal de la calle Hidalgo, en pleno centro de Reynosa, cuando detuvieron a dos sujetos sospechosos, uno de los cuales llevaba una mochila que no revisaron Cuando ya los habían arrestado, de acuerdo con testigos, uno de los delincuentes sacó una pistola que llevaba en la mochila y la vació contra los dos policías municipales, tras lo cual emprendieron la huida En el sitio de la balacera se encontraron 6 cascos vacíos de calibre 9 mm y dos bicicletas que supuestamente traían los dos delincuentes, así como la mochila en la que llevaban un rollo de cinta adhesiva, plateada, por lo que se supone que pretendían "levantar" a alguna persona o atracar algún negocio del centro de la ciudad Los individuos corrieron hasta llegar a una mueblería donde despojaron a otras personas de una camioneta Suburban café, placas de Coahuila, a bordo de la cual huyeron hasta la colonia Módulo 2000 Rancho Grande, donde abandonaron el vehículo Ahí asaltaron a un particular, a quien amagaron y despojaron de sus pertenencias Unas horas después, la policía aseguraba que había atrapado a los responsables, pero no se proporcionó sus identificaciones Atentan contra comandante Mientras en esta capital, el jefe de grupo Antisecuestros, Cuauhtémoc Vanoye Gutiérrez, fue emboscado cuando acababa de salir de su casa para llevar a la escuela a su hijo, por sicarios que lanzaron ráfagas a su vehículo con rifle AR-15 La primera subprocuradora, Lucia Graciano Casas, descartó que el atentado se haya debido a un ajuste de cuentas por parte de la mafia, y más bien lo adjudicó al buen trabajo realizado por Vanoye “Es el riesgo que corren diariamente los policías en el ejercicio de su deber”, dijo Los hechos ocurrieron alrededor de las 7:50, cuando el jefe policiaco salía de su domicilio ubicado en el Modulo Habitacional Fovisste, un sector densamente poblado, a bordo de su vehículo Stratus blanco modelo 2002 Al llegar a las calles de 19 y 20, fue interceptado por una camioneta, desde donde una o dos personas abrieron fuego contra su unidad Según algunos vecinos, la camioneta tenía más de media hora estacionada en ese lugar con el motor encendido, en espera del jefe policiaco, a quien aparentemente intentaron primero “levantar” Al percatarse de los sicarios, Vanoye se recostó junto con su hijo en el interior del automóvil, evitando así ser herido de muerte, para luego lograr huir en el auto y se dirigirse a la clínica del ISSSTE, en busca de atención médica Los sicarios lo siguieron, pero desistieron y emprendieron la fuga cuando vieron que el policía y su hijo habían ingresado al nosocomio El jefe de grupo recibió un impacto a la altura de la mano derecha mientras su hijo sufrió heridas leves, al parecer producidas por una esquirla de las balas disparadas por los sicarios Graciano informó que en el lugar de la balacera, los peritos de la Procuraduría encontraron 15 casquillos de AR-15 Minutos más tarde del atentado, sus compañeros encontraron la camioneta en la que huyeron los frustrados asesinos, en una brecha que se ubica a un costado del ejido La Misión, a escasos metros de la carretera Interejidal, totalmente quemada Con un helicóptero de la Procuraduría se sobrevolaba la zona donde fue localizada la camioneta, y se colocaron algunos retenes policiacos para tratar de detectar a los responsables de este atentado De acuerdo a versiones, Vanoye Gutiérrez participó en los operativos que se realizaron recientemente en Nuevo Laredo, donde se detuvo a 17 pistoleros que aparentemente formaban parte de un comando que llevaba por encomienda la ejecución de policías

Comentarios