Democracia "bananera"

domingo, 24 de octubre de 2004
El de Estados Unidos es un sistema electoral azaroso y vulnerable a acciones fraudulentas, más propio de un país emergente del Tercer Mundo que de la nación que se asume a sí misma como la democracia líder en el planeta, dice el periodista John Fund, en su libro Robando elecciones: cómo el fraude electoral amenaza nuestra democracia, publica Proceso este domingo 24 de octubre Fund –periodista especializado en temas electorales y quien colabora en las páginas editoriales de The Wall Street Journal, periódico que lo apoyó para hacer su investigación– señala que el recuento electoral del 2000 dejó una cicatriz en la psique electoral estadunidense Por lo menos 38% de los ciudadanos de este país considera hasta la fecha que el desenlace fue cuestionable, e incluso la mayoría cree que los políticos nunca se apegan a las reglas y, a la menor oportunidad, están dispuestos a cometer fraude o a intimidar a los votantes Entre el electorado, en general, el nivel de suspicacia ha crecido de manera alarmante El autor cita encuestas recientes: 10% de los votantes cree definitivamente que sus sufragios no son contabilizados en forma correcta, y otro tanto teme por lo menos que así sea En conjunto, 44% muestra algún grado de preocupación de que pueda repetirse el caos de 2000 en Florida, publica Proceso en su edición de este domingo 24 de octubre

Comentarios