José, purépecha alcohólico de 12 años

lunes, 25 de octubre de 2004
* La Secretaría de Salud se declara incompetente para abatir esta adicción Meseta purépecha, Mich , 25 de octubre (apro)- Recargado sobre una barda de adobe, orinado, con la mirada vidriosa y sosteniendo una botella casi vacía de “Charanda Uruapan”, José apenas percibe el paso de la banda y de sus demás amigos Esta completamente ebrio y apenas tiene 12 años Estas escenas son cotidianas en esta zona y, según reportes de la Secretaría de Salud (Ssa), el problema se agrava El alcoholismo ha ido alcanzando a sectores de la población más joven: de 16 a 12 años ya consumen el alcohol En esta región se registran diez casos de alcoholismo diariamente Por falta de presupuesto no se han podido realizar estudios recientes que reflejen la problemática en Michoacán Lo más grave es que la Secretaria de Salud se declara incompetente para atender esta enfermedad, y la mejor manera de abatirla es acudiendo con grupos de Alcohólicos Anónimos (AA), recomienda El problema de las adicciones se agrava en Michoacán, como en todo el país, pues el abaratamiento de los enervantes los hizo accesibles a prácticamente todos los sectores de la sociedad La frase "el alcoholismo está ahogando a las comunidades indígenas", es rigurosamente afirmativa, basta convivir unos días con ellos para comprobarlo, revela el periodista del diario indígena Xiranhua, Carlos Ángel Cira Cruz “Esto corrobora también aquello de que los grupos humanos minoritarios padecen un alcoholismo tres o seis veces más intenso que el que se da, en la sociedad citadina”, afirma Juan R miembro de la junta directiva de AA, organización purépecha que desde hace 20 años enfrenta una lucha por vivir sin las bebidas alcohólicas En entrevista con la Voz de Michoacán, señala: “Tal vez las causas del alcoholismo se difieran un poco en lo social de las pertenecientes a poblaciones mixtas, formadas por mestizos, indígenas y blancos Ello debido principalmente al aislamiento voluntario u obligado que han tenido desde hace siglos” Agrega que los estudiosos del tema aseguran que antes de la Conquista el problema del alcoholismo era casi inexistente Sin embargo, los astutos conquistadores usaron las bebidas alcohólicas como un arma para sojuzgar a los purépecha Desde entonces el alcohol se fue infiltrando poco a poco en las culturas autóctonas hasta llegar a la actualidad, al imperio de la propaganda alcohólica difundida por los medios de comunicación De esta manera, el alcohol se ha adueñado de la voluntad y de la cultura indígena de esta parte de la entidad hasta nuestros días “Si los miembros de la agrupación (AA), hiciéramos un inventario acerca de los lugares a donde se ha llevado el mensaje contra el alcoholismo, nos sorprenderíamos al damos cuenta que, en la mayoría de las áreas, no se ha hecho esfuerzo alguno para llegar a las comunidades indígenas”, dice por su parte Cira Cruz Sin embargo, existen zonas en las cuales el esfuerzo ha sido notable, como ha sido el caso de Michoacán, Yucatán y otros, donde existen cientos de grupos en los que sus miembros hablan un lenguaje autóctono, señala De esta manera, el objetivo de estas actividades es el de establecer un grupo en una comunidad indígena La existencia de un grupo de Alcohólicos Anónimos se traduce en el desarrollo y crecimiento de los habitantes de las comunidades que participan en los programas para vivir sobrio La prohibición Antes de la Conquista no se permitía a los jóvenes que tomaran bebidas embriagantes, y así esta escrito en la Relación de Michoacán, que se escribió en 1541 “Nuestros mayores conocían muy bien la cultura y sabían qué era lo que se debía castigar En esas circunstancias se le llamaba la atención a los que empezaban a emborracharse hasta tres veces y, a la cuarta, lo ejecutaban públicamente”, relata el doctor Irineo Rojas Hernández, coordinador del Centro de Investigaciones de la Cultura Purépecha A la hora de ejecutar al desobediente se decía: "Aquí vamos a ejecutar a este malhechor que no entendió y que se ha dedicado a tomar" Eso sucedía antes de la llegada de los españoles, refiere el matemático e investigador de tiempo completo de la Universidad Michoacán de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) “En los cincuenta, en las fiestas sólo las personas mayores tomaban Hoy me da mucha tristeza que los jóvenes y las mujeres beban, ver una cultura en esa situación Es necesario retomar a veces la historia, los valores culturales que teníamos y conjugarlos con la labor intensa que están haciendo, ustedes los que han sufrido, los que han caído en un problema terrible que es el alcoholismo, del cual es difícil salir Hay que tener buena voluntad”, señala el catedrático originario de Cherán Uno de los únicos programas de rehabilitación que se llevan a cabo en las comunidades indígenas es la de Alcohólicos Anónimos; es un trabajo muy importante, no se obliga a nadie, es cosa de buena voluntad, la gente tiene que acudir a esta agrupación, pedir ayuda y que se le dé la orientación El alcoholismo en la cultura purépecha es algo que se ha acentuado, arraigado, ya es parte de la vida del pueblo, afirma el sacerdote Martín Ruiz, y agrega, “el alcohólico viene al templo a hacer un juramento, pero cuando ya se tiene muy arraigado el problema, ya no se puede cumplir a Dios con la promesa de no tomar La Iglesia El alcohólico tiene problemas en casa o en el trabajo a causa del abuso en el alcohol, a causa e ello pierde el respeto a los demás; cada vez necesita más alcohol para poder emborracharse Incluso en una visita que realizara a Capacuáro y otras zonas indígenas el entonces nuncio apostólico Girolamo Prigioni, las mujeres de las comunidades entregaron una carta al representante del Papa, donde se quejaban del alto grado de alcoholismo en la meseta purépecha, y solicitaban que la Iglesia hiciera “algo” para acabar con el problema La familia trata de controlar la manera de beber, pero en casos más avanzados las manifestaciones del alcoholismo son perder la conciencia o no poder recordar lo que ha pasado, señala el sacerdote Cuando el alcohólico toma conciencia de no volver a tomar, se resiste y a veces se resiente, quiere echarle la culpa a Dios o a otro de no tener el placer de beber; al principio se siente solo e incomprendido, pero mantiene estos rencores por dentro: se le conoce como borracho seco, o sea que tiene el perfil de borracho resultado de la adicción, aunque no tome Esta es precisamente la razón por la que aquellas personas que ya han dado el primer paso de aceptar que son alcohólicos, el que necesiten de un programa de rehabilitación, recomienda el entrevistado “Alcohólicos Anónimos es como una persona que descubre el remedio contra algún mal, y no descansa hasta que hace que se entere la vecina, a la hija, es lo que debemos de hacer en la medida de lo posible”

Comentarios