Creman restos de Beto Ávila

jueves, 28 de octubre de 2004
* Familiares, políticos, amigos y representantes de la Liga Mexicana de Béisbol dan el último adiós al mejor pelotero de todos los tiempos Veracruz, Ver , 27 de octubre (apro)- Los restos de la leyenda del béisbol nacional Roberto Ávila González, fueron cremados hoy en una funeraria de este puerto- Beto Ávila, reconocido como el mejor pelotero de las grandes ligas, falleció la noche del martes por consecuencia de una infección pulmonar que se complicó con una descomposición glucosa Familiares, políticos y representantes de la Liga Mexicana de Béisbol le dieron el último adiós a Beto Ávila en una ceremonia religiosa realizada en una agencia funeraria, cuyos restos fueron cremados para después ser depositados en una parte del templo de San Pedro y San Pablo, ubicada en el fraccionamiento Costa de Oro en Boca del Río El gran pelotero mexicano falleció a las 22:00 horas del martes pasado en una clínica particular, donde ingresó desde el viernes 22 de octubre El deportista, convertido después en político y que llegó a ser alcalde de Veracruz y diputado, fue el primer campeón de bateo mexicano en las grandes ligas, al jugar para los Indios de Cleveland en 1954, época en la que desde entonces se forjó su fama en la segunda base y con el bat Las cenizas de Roberto Ávila permanecen en una capilla ardiente del fraccionamiento Floresta, para después ser depositadas en dicho tempo, y hasta ahí llegaron amigos, deportistas y familiares Desde las primeras horas de este miércoles, familiares y amigos, en su mayoría exbeisbolistas contemporáneos, se concentraron en la funeraria, donde fueron velados los restos de quien también fuera alcalde de este puerto para ofrecer las condolencias a su esposa, Elsa Díaz Mirón y a sus cuatro hijos El hijo mayor del pelotero, Roberto Ávila Mirón, agradeció en nombre de la familia las muestras de cariño del pueblo veracruzano a su padre fallecido, principalmente por los homenajes que recibió en vida por su destacada carrera deportiva Mencionó que, desde hace tiempo, su padre se enfrentó al problema de la diabetes, sin embargo, “siempre mostró temple para enfrentar la adversidad”, aun cuando presentó cierta recuperación posterior a su hospitalización por su buena condición física, “lamentablemente el padecimiento pulmonar acabó con su resistencia” Presente en la ceremonia religiosa, otro destacado beisbolista veracruzano, Ramón Arano, recordó que todos los peloteros que intentaron llegar a las grandes ligas y no lo lograron, tomaron “a Beto como modelo, como un ejemplo a seguir en el juego” Al respecto, mencionó: “Yo tuve una fortuna de pitcharle, era un gran pelotero, con agresividad, con inteligencia corriendo a la base, que es una de las partes más importantes y él las tenía, además tenía deseo y el amor para desenvolverse El béisbol se juega con la inteligencia, eso hace a los grandes deportistas” Beto Ávila se retiró en 1960 con los Tigres capitalinos de la Liga Mexicana; durante las once temporadas que actúo en la Gran Carpa, participó en mil 300 juegos, acumuló un porcentaje de bateo de 028, con 80 jonrones y 467 carreras producidas

Comentarios