Priistas-panistas-perredistas: De ida y vuelta

domingo, 31 de octubre de 2004
El proceso de fuga de priistas inició en 1987 con los miles de militantes que dejaron ese partido, encabezados por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo Hoy, 17 años después, la erosión del Revolucionario Institucional continúa y ahora es el PAN –que por años criticó al PRD por recibir a “oportunistas” y políticos “sin principios” – el que, anclado en su recurrente doble moral, anda en las mismas, señala Proceso en su edición de este domingo 31 de octubre Pero no es todo En los tiempos que corren, aunque en menor medida, ya hay panistas y perredistas que se vuelven tricolores… sin contar a los tránsfugas que regresan al PRI Una nueva forma de hacer política se va implantando en el país: ya no es necesario renunciar al PRI; ahora se puede apoyar a los candidatos opositores desde “las entrañas” tricolores, aunque empiecen a operar los procesos de expulsión por “alta traición”, como contra el exgobernador de Oaxaca, Diódoro Carrasco, o de la número dos de la nomenclatura tricolor, su secretaria general (y cacique del magisterio) Elba Esther Gordillo, o los amagos de denuncias contra el diputado federal veracruzano Miguel Angel Yunes Ante las elecciones del próximo 14 de noviembre en cinco estados de la República y con las que se pone punto final a los procesos electorales de este año, Proceso expone cuál ha sido la fuga de políticos en esas entidades en su edición que circula a partir de este domingo 31 de octubre

Comentarios