Tijuana: "Prevenkit" para luchar contra el sida

lunes, 4 de octubre de 2004
* Jóvenes rehabilitados de las drogas recorren “la tierra de nadie” * Canjean jeringas a los drogadictos para impedir que se propague el VIH Tijuana, B C, 04 de octubre (apro)- Cada semana una camioneta recorre el “bordo”, la tierra de nadie que separa a México de Estados Unidos, y otros puntos de la ciudad donde se reúnen los drogadictos, para recoger las jeringas que utilizaron y canjeárselas por otras, en un intento por reducir la incidencia del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, el sida, de la cual esta frontera ocupa el quinto lugar a nivel nacional Se trata del Programa de Reducción de Daño, un plan de distribución de material estéril de inyección y educativo en sitios de reunión de “udis”, que en el lenguaje médico fronterizo no se refiere a las unidades de indexación, sino a los usuarios de drogas inyectables, que en esta ciudad es de unos seis mil La mayoría de las acciones se orientan a un tipo de “udis”: el que está en cárceles o en tratamiento, o en las calles principalmente, afirma Remedios Lozada, responsable del programa de sida, quien precisó que para ampliar el espectro de “beneficiarios” de las jeringas estériles, se trabaja con los centros de rehabilitación, con el fin de concienciar a los pacientes que el intercambio de jeringas es riesgoso para su salud, y promueve el contagio de ésta y otras enfermedades como la hepatitis o el tétanos No obstante, la especialista reconoce que los recursos son escasos y que el trabajo es muy limitado por la movilidad de los usuarios de drogas inyectables; apenas se trabaja con un vehículo donado por un centro de rehabilitación, y la cantidad de jeringas distribuidas es de unas cinco mil Pero no son sólo jeringas lo que el “Prevenmóvil” distribuye a lo largo del “bordo”, sino folletos y hasta condones, todo se vale con tal de combatir el alto grado de incidencia del sida en esta frontera, que ocupa el quinto lugar en la Republica en lo que a contagio se refiere El paquete preventivo o “prevenkit” –como se le denomina en la jerga de los drogadictos-- de la “inyección segura” también incluye cloro, agua, alcohol, folletos explicativos sobre la limpieza de la jeringa y hasta la liga necesaria para resaltar la vena El reparto del material está a cargo de jóvenes “egresados” de algunos centros de rehabilitación, y que conocen la problemática de la drogadicción así como los sitios de reunión, que es donde distribuyen el material preventivo, tanto la Zona Norte o zona de tolerancia de la ciudad, como el centro, el “bordo”, el área limítrofe entre México y Estados Unidos Remedios Lozada señala que no se actúa con ingenuidad, sino con un objetivo muy claro “No estamos tratando de promover la droga, pero el Programa de Reducción de Daño busca que no usen jeringas compartidas, y que las limpien con cloro y agua, pero sobre todo que no las compartan Nuestra intención es reducir los riesgos de infección Lo importante es no cerrar los ojos a la realidad”, dice, pues el costo-beneficio entre este programa y ninguna acción es radical, ya que de lo contrario se elevan los casos de enfermedades como hepatitis, tétanos y hasta la amputación de brazos en los casos de adictos que se provocan abscesos en los brazos a fuerza de uso de jeringas totalmente contaminadas, lo cual lleva a la amputación Un programa similar sólo se ha puesto en marcha en Ciudad Juárez, aunque con alcances más limitados, y en países como Argentina, Chile y otros donde se registra este problema Para continuar con el programa, se requiere un presupuesto de 2 millones y medio de pesos, entre el costo de las jeringas, cloro, agua estéril, gasolina, alcohol, folletos y otros materiales de prevención, indicó la especialista en la prevención del sida, quien destacó que son cinco las organizaciones y diversas autoridades, las que participan en estas acciones

Comentarios