Presionan al titular de la OEA para que deje el cargo

martes, 5 de octubre de 2004
* Costa Rica le exige dejar la Secretaría General por un caso de corrupción * Se le acusa de haber recibido 510 mil dólares de la empresa francesa Alcatel Washington, 4 de octubre (apro) - Haciendo eco del pedido del presidente de Costa Rica, Abel Pacheco, varios gobiernos de América Latina y el de Estados Unidos, ejercieron una presión diplomática sobre Miguel Ángel Rodríguez para que renuncie al puesto de secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), debido a las acusaciones de corrupción que hay en su contra “En los reportes de prensa hemos visto los alegatos en contra del secretario general de la OEA Este asunto está actualmente ante las autoridades judiciales de Costa Rica y por esa razón sería inapropiado el que hiciéramos algún comentario”, declaró Adam Ereli, segundo vocero del Departamento de Estado Al igual que el gobierno de George W Bush, públicamente ninguno de los otros 33 países miembros activos de la OEA quisieron hablar del caso, sin embargo, y tras bambalinas, en los corredores del sistema interamericano, un grupo de países en el que está incluido Estados Unidos, intensificó su labor para presionar a Rodríguez a que explique su situación en el escándalo, con la advertencia de que tendría que renunciar al puesto de Secretario General en caso de que esté involucrado, como lo asegura el gobierno de Pacheco “Este tema es complicadísimo, pero como miembros de la OEA, y por el bien de la democracia y del respeto a las instituciones judiciales del Hemisferio, tenemos que estar seguros que no haya una mancha en el sistema interamericano, por ende, Rodríguez tendría que renunciar a la Secretaría General si son verdad los cargos que se le imputan”, declaró a Apro un embajador latinoamericano que habló bajo la absoluta condición de que no se le mencionara por nombre Rodríguez, expresidente de Costa Rica que lleva casi dos semanas como titular de la OEA, está acusado por Pacheco de haber recibido 510 mil dólares de la empresa francesa de Telecomunicaciones, Alcatel, en el año 2001, en compensación por haberle otorgado la licencia y contrato por 149 millones de dólares para instalar una red de 400 mil líneas de telefonía celular en Costa Rica El presidente Pacheco envió una carta a Rodríguez en la que le exige la renuncia a la Secretaría General de la OEA, y le pide presentarse lo antes posible en San José, para explicar y aclarar ante las autoridades correspondientes su situación y lo que ocurrió cuando era primer mandatario del país, en términos de su relación con Alcatel El escándalo de corrupción que rodea al expresidente costarricense podría resultar en la primera renuncia de un Secretario General de la OEA por causa de uno de los delitos más repudiados por la Carta Constitutiva del organismo con sede en Washington DC “Por el buen nombre de Costa Rica y de la misma OEA, le pido que inmediatamente deje el puesto de Secretario General y regrese al país”, dice parte de la carta que Pacheco envió a su predecesor, quien en entrevista con diarios de su país negó los cargos De acuerdo con las investigaciones que lleva a cabo el gobierno de la nación centroamericana, en julio de 2001 sin una licitación publica, el gobierno de Rodríguez entregó el contrato de telefonía celular a Alcatel, pese a que había otras empresas interesadas en obtener el contrato de telecomunicaciones La pesquisa establece que a principios de este año una “fuente anónima” dio un pitazo a las autoridades del gobierno de Pacheco, para que investigaran las transferencias por unos 10 millones de dólares que Alcatel había sacado de su cuenta en un Banco a Nueva York, para depositarlos en la cuenta de la firma de abogados Servicios Notariales QC, en un banco de las Bahamas La investigación establece que de ese deposito al banco caribeño salieron 24 millones de dólares para una cuenta en Panamá que pertenece a Jean Gallup, esposa de José Antonio Lobo, director de la compañía telefónica y eléctrica de Costa Rica El director de la telefónica de Costa Rica, que se encuentra bajo arresto domiciliario, declaró que por el contrato de las líneas de telefonía celular le ofrecieron 22 millones de dólares, de los cuales Rodríguez solicitó que a él le dieran el 60 por ciento del dinero De acuerdo con las declaraciones de Lobo ante las autoridades costarricenses, el actual Secretario General de la OEA recibió inmediatamente 370 mil dólares en efectivo y, posteriormente, dos cheques a nombre de la esposa, uno por 82 mil dólares y otro por 58 mil Rodríguez, quien dejó la Presidencia de Costa Rica en mayo de 2002, dijo a los diarios de su país que él no sabe nada del dinero del que habla Lobo, aunque admitió haber recibido 140 mil dólares de él, pero como préstamo personal que utilizó para financiar su campaña a la Secretaría General del sistema interamericano “Es un asunto interno de Costa Rica, pero si se comprueba que es cierto, sus implicaciones tendrían otro entorno regional y esto obligaría a Rodríguez a renunciar a la OEA, nosotros seríamos los primeros en exigirlo”, declaró bajo el anonimato un funcionario del gobierno de Estados Unidos Ante el escándalo, en la OEA se realizaron una serie de reuniones de urgencia, pero en privado, para discutir y analizar el asunto La oficina de prensa del organismo mandó todos los pedidos y preguntas de los reporteros a un correo electrónico, porque el asunto es “personal” del Secretario General y no de la institución Las peticiones de declaraciones y aclaraciones se hicieron, pero nunca recibieron respuesta En los pasillos de la OEA también corrió el rumor de que por petición del gobierno de Costa Rica, esta semana podría realizarse una reunión extraordinaria de consulta de los ministros de Relaciones Exteriores dentro del Consejo Permanente para analizar el pedido de Pacheco y definir el futuro de Rodríguez, si éste no renuncia antes En caso de la salida voluntaria o involuntaria de Rodríguez, la Secretaría General pasaría a manos del Secretario General Adjunto, en este caso el estadunidense Luigi Einaudi, aunque de manera temporal porque se realizarán nuevas elecciones para el puesto Por la tarde, el secretario general de la OEA respondió a la misiva de Pacheco, a través de un comunicado: “No es posible, en la Costa Rica que conozco, que se quiera causar un gran daño a mi persona, familia e institución que hoy represento, irrespetando mi estado de inocencia “Estoy seguro de que usted concordará en que todo ciudadano en democracia tiene el derecho que se haga justicia, sin tener que pagar con dolor irreparable, el defender la verdad, la inocencia y el honor”, dijo en su respuesta

Comentarios