De la esperanza, la actual generación: Dalai Lama

jueves, 7 de octubre de 2004
* Conferencia magistral de Tenzin Gyatzo, en el Palacio de Minería * Fortalecer diálogo en tiempos de fundamentalismos, plantea De la Fuente México, D F, 6 de octubre (apro)- Ante miembros de la comunidad universitaria, el XIV Dalai Lama, Tenzin Gyatzo, dictó hoy una conferencia magistral en el Palacio de Minería, en la que afirmó que “la generación actual es la de la esperanza, porque toda la humanidad ha puesto sus expectativas en ella” Dijo: “Educar es de suma importancia, por lo que el propósito de cada estudiante debe ser alcanzar el nivel de la enseñanza superior, pero al mismo tiempo cuidar su corazón y bondad interior” Al darle la bienvenida, el rector Juan Ramón de la Fuente afirmó que “en tiempos de fundamentalismos, fanatismos e intolerancia, sea ideológica, étnica o religiosa, se debe fortalecer nuestra capacidad de diálogo, cerrarle la puerta al pensamiento único y aumentar la disposición para escuchar al otro” Añadió que la UNAM, “despojada de dogmas y abierta a todas las ideologías, se congratula con la presencia del Dalai Lama” Y dijo que esta casa de estudios “refrenda, con su asistencia a uno de sus recintos, su compromiso con la pluralidad y la tolerancia, su vocación pacifista y sus ideales de equidad y justicia” En tanto, en su conferencia sobre “Espiritualidad y educación”, el Dalai Lama afirmó que “el desarrollo de la mente y el corazón de los jóvenes, durante el proceso educativo, son fundamentales, porque la enseñanza por sí misma no garantiza la felicidad” Añadió: “Actualmente, se le da más atención a la enseñanza en ciencia y tecnología, pero no a nuestros propios valores, esenciales para el desarrollo humano” De la Fuente recibió al Dalai Lama en el patio principal del Palacio de Minería, acompañado por un grupo de estudiantes Juntos cruzaron el pasillo central en medio de una valla integrada por alumnas de esta casa de estudios Al concluir la conferencia magistral, De la Fuente entregó al líder religioso del Tíbet la medalla conmemorativa de los 450 años de la UNAM, mientras los alumnos le regalaron una carta y flores Al término de su conferencia, el Dalai Lama obsequió a De la Fuente una cata blanca, como signo distintivo de respeto, según lo establece la tradición budista Luego, firmó el Libro de Visitantes Distinguidos de ese recinto universitario En su conferencia, el Dalai Lama dijo que “el siglo XXI es uno de los más importantes en toda la historia”, y calificó al siglo XX como “el de la muerte, con la presencia de dos guerras mundiales y el uso de armas nucleares que ocasionaron la muerte a muchas personas y el inmenso padecimiento de muchas más” Ante integrantes de la Junta de Gobierno, el Patronato Universitario y el Consejo Directivo de la Fundación UNAM; directores de facultades, centros, institutos y programas universitarios; académicos, funcionarios y estudiantes, el Dalai Lama señaló que “es indispensable que, en el ámbito familiar y dentro de la sociedad misma, lo fundamental es lo que tenemos en el corazón, ser bondadosos y altruistas” Expresó que “esto permite que, aun cuando haya tribulaciones, la persona tendrá la capacidad de estar tranquila para resolverlos Pero, además, habrá felicidad, aun cuando las condiciones económicas no sean las mejores” El líder religioso advirtió que “si el individuo siempre sólo piensa en sí mismo, el resultado será negativo, porque el problema que se le presente destruirá su paz interior y la armonía, lo que le generará conflictos “Cuando la mente y el corazón están abiertos y se tiene una actitud altruista, se logrará una total fortaleza interna, compasión, mayor comunicación y se recibirán beneficios” Antes, De la Fuente dijo al visitante: “Su visita a esta casa de estudios nos recuerda, así mismo, que existen lugares de encuentro comunes, a partir de la inteligencia que permea la actitud de apertura a otras culturas y formas de pensar” Señaló que “como justo reconocimiento a la constante búsqueda de soluciones pacíficas para las controversias humanas”, el XIV Dalai Lama recibió el Nobel de la Paz en 1989 Añadió: “El budismo tibetano que su líder encabeza, hunde sus raíces en la historia antigua y, desde entonces, ofrece al mundo una alternativa para su comprensión” Explicó que en la UNAM “tienen cabida las diversas creencias, ideas y convicciones que animan a los grupos humanos y a los individuos En la institución, son estudiadas, con rigor y esmero, las religiones del mundo, porque se entiende que hacerlo es, en el fondo, estudiar al hombre mismo” Indicó que “la historia de la humanidad es, sobre todo, la de las ideas En todas las esferas de la vida humana, son éstas las que encauzan, determinan y dan estructura a las acciones de las comunidades y de las sociedades” Subrayó que “la UNAM es una universidad pública y laica, caracterizada por su apertura irrestricta a todas las formas de pensar Por su vocación universal y ecléctica, que abre sus puertas a las culturas del mundo y se basa en el respeto pleno a las distintas cosmovisiones; la institución ha defendido como sustento de su labor académica, los principios de la libertad de cátedra y en la investigación” De la Fuente dijo que “dos atributos fundamentales fortalecen los principios y las labores cotidianas de la universidad: la autonomía responsable y la libertad de expresión” Tras la conferencia magistral, el Dalai Lama sostuvo un almuerzo privado con universitarios y conoció el Mándala, elaborado por los monjes tibetanos durante cuatro días

Comentarios