Insiste Bush que EU y el mundo están más seguros sin Hussein

viernes, 8 de octubre de 2004
* Se niega a admitir su error pese a que el informe Duelfer echó por tierra su argumento para invadir Irak * El mandatario y Cheney, los únicos en el planeta que no quieren enfrentar la verdad: Kerry Washington, 7 de octubre (apro) - Ante las evidencias y al resultado de las investigaciones de los inspectores de armas que mandó a Irak, George W Bush, presidente de Estados Unidos insistió en calificar al régimen de Saddam Hussein, como una amenaza para la seguridad de su país, lo que le ganó de inmediato las críticas de John Kerry, el candidato presidencial del Partido Demócrata, quien aseguró que el mandatario, y el vicepresidente Dick Cheney, viven una negación con respecto a la realidad de la nación persa “Basados en toda la información que tenemos hoy, creo que estuvimos en lo correcto al tomar la acción (militar) Estados Unidos esta más seguro con Hussein en prisión, él retenía el conocimiento, los materiales, los medios y las intenciones de producir armas de destrucción masiva Pudo haberle pasado ese conocimiento a nuestros enemigos los terroristas”, declaró Bush en la Casa Blanca, antes de salir a otra de sus giras de campaña y un día después de que Charles Duelfer, el jefe de los inspectores de Estados Unidos en Irak, informara al Capitolio que Hussein no tenía armas de destrucción masiva, ni los recursos y medios para producirlas, como argumentaron Bush y Cheney, en sus intentos para justificar la guerra e invasión de marzo de 2003 “Puede que sean las últimas personas en este planeta que no quieren enfrentarse a la verdad”, declaró Kerry durante la conferencia de prensa que organizaron los jefes de su campaña proselitista, inmediatamente después de las declaraciones de Bush Con el informe que entregó al Congreso federal estadunidense, Duelfer técnicamente desmintió al presidente de Estados Unidos y reivindico a Hans Blix, el exinspector de armas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quien antes de la guerra unilateral estadunidense contra Irak, y después, aseguró al mundo que en ese país no había armas biológicas, químicas y mucho menos nucleares “Irak en 1991 esencialmente destruyó todas sus capacidades para producir y usar armas ilícitas”, señaló Duelfer en su reporte a los legisladores estadunidenses, resultado de los 15 meses de investigación que dirigió en territorio iraquí Frente a las evidencias y desmentido a los argumentos del gobierno de Bush, los demócratas y Kerry no perdieron tiempo e iniciaron una nueva estrategia de ataques al presidente republicano, quien no podrá evitar las críticas de su contrincante por el tema de Irak en el segundo debate presidencial que se realizará este viernes, pese a que el tema del encuentro entre los dos candidatos son los asuntos internos de Estados Unidos “El reporte de Duelfer también presenta información nueva sobre los desafíos de Hussein al mundo y sus intentos por desarrollar armas Hussein fue una amenaza única, un enemigo jurado de nuestro país En un mundo después del 11 de septiembre de 2001, él era una amenaza que teníamos que confrontar; el mundo y Estados Unidos están más seguros por nuestras acciones”, enfatizó el presidente Bush Las conclusiones, recomendaciones y observaciones de Duelfer, cayeron como bomba de tiempo sobre los jardines de la Casa Blanca El desmentido al argumento de Bush y Cheney para justificar su invasión a Irak, e ignorar la prudencia y advertencia que emanó del Consejo de Seguridad de la ONU antes y después de marzo del año pasado, se hace público justo cuando empieza a materializarse la victoria de Kerry sobre Bush en el primer debate, y la derrota de Cheney ante John Edwards, el candidato demócrata a la vicepresidencia en su enfrentamiento político-electoral del martes 5 de octubre Lo más alarmante para la campaña presidencial republicana es que la verdad sobre Irak no hace eco en los discursos de Bush ni de Cheney, ambos se niegan a admitir un error Los analistas políticos consideran que esto puede ser muy peligroso para el presidente y más aun en el preámbulo del segundo de los tres debates que tendrá con Kerry antes de las elecciones del martes dos de noviembre “El reporte de Duelfer aclara que estaba equivocada gran parte del cuerpo de la información acumulada a lo largo de 12 años por parte de nuestros servicios de inteligencia y de los de nuestros aliados; debemos saber por qué ocurrió y corregir las fallas”, acotó el presidente de Estados Unidos, pero sin admitir que se equivocó “Señor presidente, el pueblo estadunidense reclama los hechos que representan la realidad y no argumentos cuidadosamente lustrados, o puntos que son simplemente calculados para alinearse a una percepción preconcebida”, insistió Kerry Con todas las perspectivas de triunfo en su contra, Bus no tiene otra alternativa más que asumir una posición defensiva para el segundo debate con Kerry, quien de anotarse otra victoria y una más contundente que la primera, podría revertir el curso de la tendencia de voto estadunidense que ahora tiene al frente la única verdad de los intereses de la Casa Blanca para lanzar una guerra injustificada contra Irak

Comentarios