Toman diputados federales del PRD tribuna en San Lázaro

viernes, 8 de octubre de 2004
* Intentan impedir la aprobación de la reforma al artículo 122 * Pablo Gómez alegaba que se necesitaba un debate más profundo * Luego de dos horas y 45 minutos el PRD se disculpa por el incidente México, D F, 7 de octubre (apro)- Los diputados federales del PRD tomaron esta tarde la tribuna de la Cámara de Diputados, encabezados por su coordinador, Pablo Gómez; apostados a un lado de la presidencia de la Mesa Directiva, el presidente Manlio Fabio Beltrones optó por decretar un receso, el cual concluyó dos horas y 45 minutos después para luego decretar la reanudación para el próximo martes Todo inició a la una de la tarde cuando se leyó en primera lectura el proyecto que reforma el artículo 122 relacionado con la descentralización educativa en el Distrito Federal Eduardo Espinosa, vicecoordinador del PRD, solicitó una moción suspensiva, la cual fue negada por no proceder; el diputado del PRI, Héctor Gutiérrez de la Garza, solicitó que se dispensara la primera y segunda lectura, ante lo cual Gómez solicitó la palabra Ya en tribuna, Pablo Gómez sostuvo que el tema no podía ser de obvia resolución por tratarse de un tema de interés nacional y muy debativo Propuso, en cambio, que el Congreso emita un decreto en el que se obligue al gobierno federal y al del Distrito Federal “proceder a la descentralización en los términos de la Ley Federal de Educación en nuestro país” “Es evidente que este no es un asunto de obvia resolución, puede ser de obvia para una persona que no toma en cuenta las opiniones de nadie más Pero habiendo una oposición fuerte, un debate nacional bastante agudo sobre este tema, no estamos hablando de algo obvio”, justificó “No es tampoco de urgente resolución --continuó Gómez desde la tribuna--, porque es muy dudoso que un decreto de reforma constitucional pueda ser urgente cuando el trámite es largo” Los diputados de PRI y PAN abuchearon a Pablo Gómez, fue en ese momento cuando de los diputados perredistas se levantaron de sus curules dirigiéndose a la tribuna; un gran número se concentró a los costados y a espaldas de Pablo Gómez, en tanto que otros subieron hasta la Mesa Directiva Las diputadas Clara Brugrada y Dolores Padierna se apostaron en los costados de Manlio Fabio Beltrones, quien decía a Gómez para que detuviera su discurso: “permítame señor diputado”, pero el perredista continuó su discurso: “¡Señor presidente, haremos lo necesario para que no se tome la votación de un acto arbitrario de algo que no es de urgente ni obvia resolución!”, alegaba Pablo Gómez Beltrones, a su vez, decía ya en tono enérgico: “¡Permítame señor diputado! ¡Señor diputado Pablo Gómez!”… Y Gómez continuó: “¡Señor presidente, esa es la decisión que hemos tomado en el pleno ejercicio de un derecho de minoría! ¡Estamos dispuestos a discutirlo el martes, no hoy! ¡No hay urgencia, no hay situación de decreto de obvia resolución!” Beltrones gritaba: “¡Permítame señor diputado! Por haber sido publicado en la Gaceta Parlamentaria, es de primera lectura Para poder desahogar lo que usted está solicitando, como también solicitó el diputado Héctor Gutiérrez de la Garza, tendríamos que consultar a la asamblea” Los diputados perredistas seguían subiendo a tribuna con dos cartulinas donde acusaban al PRI y al PAN de querer asestar un golpe financiero al Distrito Federal con la pretendida reforma constitucional La Tribuna en su totalidad esta invadida por los diputados perredistas, al igual que la Mesa Directiva, de donde no se moverían sino hasta dos horas y 45 minutos después Ya en un tono más enérgico Beltrones sostuvo: “Al ver esta disposición que ustedes han tomado, que por cierto no tengo más arma que el cumplimiento de la ley y apelar a la dignidad de los diputados, pudiéramos llevar a cabo una reunión de carácter civilizado y no existen las condiciones; declarado de primera lectura se decreta un receso y se invita a los señores coordinadores… Los diputados de PRI y PAN no lo dejaron continuar, pues empezaron a demandar con gritos “¡Votación, votación! ¡Votación, votación!” Beltrones retomó la palabra: “Perdónenme Es disposición de la Presidencia de la Cámara, para evitar estas acciones de violencia que a nadie dignifican, declarar un receso e invito a los coordinadores de las fracciones parlamentarias a tras banderas, a conversar sobre lo que más conviene a un Congreso que debe de dirigirse con dignidad y con decoro” Mientras Beltrones concluía, Dolores Padierna, quien se encontraba a un costado de él, intentó taparle la cara con una de las cartulinas Beltrones se la arrebató, la dobló y la tiró, a la vez que se levantaba de su asiento, lo que fue aprovechado de inmediato por la perredista para sentarse en la curul del presidente de la Mesa Directiva; en tanto, Clara Brugrada ocupaba otro de los asientos Gómez, quien se encontraba en tribuna, justo debajo, se dirigió a las diputadas para solicitarles que abandonaran los asientos, ya que sólo quienes tienen cargos pueden ocupar la Mesa Directiva En ese momento, Manlio Fabio Beltrones entró en una discusión con las diputadas llegando a los jaloneos y empujones A la vez que les gritaba a los perredistas que estaban debajo, en tribuna: “¡No sean cobardes y no me manden a mujeres!” Beltrones seguía forcejeando con las diputadas e intentaba irse “tras banderas” para iniciar las pláticas de distensión Desde sus curules, en el salón de sesiones, diputados y diputadas de PRI y PAN, demandaban votación y vociferaban contra los perredistas, quienes inmutables permanecían en la tribuna y en la Mesa Directiva, aunque ya no sentados Disculpa perredista Transcurrida una hora, Pablo Gómez abandonó la tribuna, a la cual se había aferrado, y dio una conferencia de prensa en el basamento de PRD Ahí, se disculpó por las acciones de las diputadas que se habían sentado en las curules de la Mesa Directiva, lo cual, dijo, no está permitido por el reglamento del Congreso, pero también añadió que eso se solventó de inmediato Desde ahí ofreció una disculpa pública a Beltrones, la ciudadanía y todo el Congreso Sin embargo, dijo que la actitud de subirse a tribuna no es condenable, pues es un recurso de práctica parlamentaria que está permitido Acusó a Emilio Chuayffet y a Francisco Barrio, coordinadores de PRI y PAN respectivamente, de haberlos “provocado” por no haber aceptado su propuesta para solucionar el conflicto por el proyecto de reforma al artículo 122 y que tuvo como primera escaramuza la toma de la tribuna el martes pasado por los legisladores del PRD en el Distrito Federal En la conferencia, Gómez relató que había hablado antes de la discusión con el propio Beltrones y el presidente de la Comisión de Presupuesto, el también priista Ángel Buendía, así como con el diputado del PRI, Carlos Rico “Ellos habían aceptado mi propuesta, pero cuando hablé con el PAN me comunicaron que habían decidido votar de urgente y obvia resolución, les inquirí cuál era el argumento, a lo que me contestaron que no les importaban los fundamentos, sino la votación “A Chuayffet le pedí que discutiéramos el proyecto el martes que viene, a lo que contestó con un lacónico ‘¡No! Vamos a sacar hoy el acuerdo’ “Esto --continuó Gómez--, no lo podemos aceptar porque se trató de un “acuerdo político muy provocador “Si se retira de la discusión, nosotros nos comprometemos a discutirlo civilizadamente el próximo martes”, dijo Pablo Gómez, quien añadió que sólo Manlio Fabio Beltrones aceptó la posición del PRD Al término de su participación, el diputado del PRD y presidente de la Comisión del Distrito Federal, José Agustín Ortiz Pinchetti, informó que se acababa de enviar una carta al presidente Vicente Fox, donde le solicitan un encuentro con diputados federales y locales del PRD para discutir el tema Hasta el cierre de esta edición la Presidencia no había dado respuesta a la petición El vicecoordinador del PRD también tomó la palabra para informar que su homólogo de la fracción del PRI, Wintilio Vega, solicitó que la disculpa a Pablo Gómez fuera por escrito, a lo que accedieron los perredistas En tanto, los coordinadores del PRI, PAN, PVEM y Convergencia sostenían conversaciones Tras banderas esperaba Manlio Fabio Beltrones para que se reanudara el diálogo Fueron dos horas y 45 minutos de incertidumbre sobre si se reanudaría la sesión o no En tanto, en el pleno, priistas que siguieron presentes como las diputadas Margarita Martínez, dirigente del Movimiento Territorial en Nuevo León, e Hilaria Domínguez, dirigente de la CNC en Nayarit, se dedicaron a insultar a Dolores Padierna, en especial, pero también al resto de los perredistas Otros priistas estuvieron a punto de aliarse a golpes entre sí cuando se reclamaban que se retirarán del recinto, pero no pasó a mayores A las dos de la tarde los coordinadores parlamentarios de PRI, PAN, PEVEM y Convergencia, ofrecieron una conferencia de prensa, donde condenaron los hechos; y mostraron un despegado que aparecerá mañana en todos los diarios capitalinos En el se dirá: “Rechazamos enérgicamente la violencia Repudiamos la falta de respeto a la Cámara de Diputados Nada justifica hacer a un lado la ley México requiere la plena vigencia del Estado de derecho” Antes de la trifulca Previo a la toma de la tribuna por los diputados del PRD, los legisladores perredistas, Ortiz Pinchetti y Salvador Martínez della Rocca, presidentes de las comisiones del Distrito Federal y de Educación, respectivamente, acudieron a las oficinas de Emilio Chuayffet para tratar de llegar a un acuerdo y que el proyecto de dictamen no fuera discutido, sin embargo no prosperaron en su cabildeo En tanto, afuera de las instalaciones de San Lázaro se habían apostado desde temprana hora 12 encargados delegacionales y cientos de seguidores para presionar y evitar con ello la aprobación del dictamen A las 11:00 de la mañana, Pablo Gómez entabló una negociación, “tras banderas” con el presidente de la Mesa Directiva, Manlio Fabio Beltrones, quien había aceptado que se discutiera hasta el martes A las 11:30 horas, Gómez salió a la explanada de la Cámara de Diputados y convenció a los delegados y seguidores que se retiraran, a lo cual accedieron En el ambiente había dudas sobre qué se había negociado Los más de 200 elementos de la Policía Federal Preventiva nunca entraron en acción, pues todo aquel que no era diputado federal había abandonado pacíficamente San Lázaro Lo que no informó Gómez es que durante su plenaria, previa al inicio de la sesión, se había propuesto tomar la tribuna El PRD se dividió y para evitar tomar un acuerdo que fuera contrario a lo que se hiciera --como ocurrió el martes pasado cuando se votó que no se permitiría que los asambleístas tomaran la tribuna pero sucedió lo contrario--, es que determinaron no votar la toma de tribuna También se tenía conocimiento de que el PRI en su plenaria, la mayoría había acordado porque se votara en definitiva el proyecto de dictamen, sin dar más tiempo a una posible negociación Así, con el ánimo caldeado y sabiendo de la resolución del PRI, cuando Gómez tomó la tribuna, el resto de sus compañeros determinó seguirlo La toma en esta ocasión no fue encabezada por la corriente de Rene Bejarano, esposo de la diputada federal Dolores Padierna Todas las corrientes aglutinadas en la fracción del PRD decidieron en ese momento tomar la tribuna, aun los que por la mañana no estaban de acuerdo Tan solo 10 diputados, entre ellos Julio Boltvinik y Emilio Zebadúa se abstuvieron de la toma Para evitar un problema mayor, los coordinadores parlamentarios decidieron que la sesión se reanudaría hasta el próximo martes lo que dará tiempo para que el PRD continúe con su cabildeo, incluso puedan hablar con el Ejecutivo federal

Comentarios