Juan Pablo II conduce a la Iglesia Católica con rumbo fijo: Tomko

sábado, 9 de octubre de 2004
* Representante del Papa en el Congreso Eucarístico Internacional afirma que el prelado sigue siendo “el gran capitán” * Rechaza problemas de salud del sumo pontífice Guadalajara, Jal , 8 de octubre (apro)- Contra algunas versiones que se deslizaron por ahí en el Simposio Teológico-Pastoral que concluyó hoy aquí, el cardenal Jozef Tomko, declaró que el Papa Juan Pablo II "es el gran capitán de la Iglesia" y que la conduce con rumbo fijo Tomko, de más de 80 años de edad, y quien no tiene ya derecho a ingresar al cónclave en el que se elegirá al nuevo Papa cuando falte el actual --aunque sí puede ser elegido--, pronunció esta noche un breve discurso en el que reconoció la buena organización del simposio previo al Congreso Eucarístico Internacional Este prelado vino como legado papal e inaugurará el Congreso el próximo domingo a las 18:00 horas en una multitudinaria misa en el estadio Jalisco Mientras tanto, y aunque no quiso hacer futurismo papal ni entrar en detalles sobre la sucesión, "porque eso hay que tratarlo hasta que ocurra (que muera el Papa), el cardenal Andrys Juozas Backis, arzobispo de Vilnius, Lituania, había dicho antes que el mayor reto del siguiente pontífice será la unidad de los cristianos, cuestión nada fácil, subrayó La unidad de las Iglesias será uno de los mayores retos del siguiente papa, dijo Andrys, pero aclaró que "de la sucesión no se debe hablar, sino hasta el momento requerido" Sus declaraciones ocurrieron en una conferencia de prensa dentro del Simposio Teológico-Pastoral previo al Congreso Eucarístico Internacional que iniciará el próximo domingo con una solemne misa concelebrada que presidirá el cardenal legado, representante personal del Papa Juan Pablo II, Jozef Tomko, mientras se empezaron a dispersar algunas versiones de que el sumo pontífice tiene ahora momentos de notables recaídas en su enfermedad del mal de Parkinson y otras que le han aparecido “La misión del próximo Papa será muy difícil debido a las manifestaciones de guerra y atentados terroristas de los últimos años”, puntualizó Juozas Backis, quien afirmó: "La unidad de los cristianos debe llevarse a cabo mediante un diálogo muy estrecho y una acertada comunicación, pues no es posible unificar cultura, tradiciones y costumbres de diversas naciones o regiones, ya que cada quién tiene su manera de conceptuar su doctrina de la Iglesia, aunque se tenga una misma fe" Expuso, por ejemplo, que las iglesias ortodoxas que antes estuvieron bajo regímenes comunistas, conocidos también como los de atrás de la Cortina de Hierro, que en ellas hay el concepto muy arraigado de nacionalismo religioso y que eso ocurre, entre otras naciones, en Rusia misma, Bulgaria, Rumania o en la misma Grecia Los ortodoxos no tienen la mentalidad del catolicismo de una unidad bajo un mismo pastor, que es el Papa, como lo propugna el sumo pontífice Ellos quieren su propia autonomía, incluso, entre ellas mismas Mientras tanto, el cardenal Angelo Scola, obispo de Venecia, dijo a los medios informativos que el misterio de la Eucaristía no se puede entender sin la unidad del pueblo de Dios

Comentarios