Polleros, nuevas víctimas de secuestradores en Tijuana

sábado, 9 de octubre de 2004
* Las grandes sumas de dinero que manejan, atractivo para bandas armadas Tijuana, BC, 8 de octubre (apro) - Los polleros que operan en esta frontera empezaron a temblar de miedo, pero no por temor a las corporaciones policiacas --con cuyo consentimiento trabajan en el tráfico de indocumentados--, sino por el surgimiento de un comando que ya lleva secuestrados al menos a diez de estos personajes Algunos aparecieron muertos, mientras que de otros se desconoce su destino En los últimos meses, sobre todo a lo largo de septiembre, se registraron al menos 21 “levantones”, o secuestros perpetrados con rapidez, por un comando presuntamente integrado por agentes policiacos federales, pero que en realidad parece que está integrado por ejecutores del crimen organizado De acuerdo al procurador de Justicia de Baja California, Antonio Martínez Luna, los plagiarios saben que de los pocos personajes que cuentan con dinero a la mano y en suficiente cantidad para pagar un rescate, son los polleros, más que los empresarios de cualesquier ramo, incluidos los casacambistas que, en Tijuana, acostumbraban ser las víctimas favoritas de los secuestros En entrevista, Martínez Luna precisó que ya se investiga este caso por parte de la Unidad Especializada contra el Crimen Organizado (UECO) de la misma Procuraduría que él dirige Aunque señaló que no cuenta con cifras precisas sobre el número de levantones ni de polleros secuestrados, el procurador de Justicia señaló que ya se siguen líneas de investigación que relacionan a las víctimas Uno de los traficantes de indocumentados levantados y cuyo cuerpo apareció sin vida días después en una zona despoblada en las proximidades del 28 Batallón de Infantería, fue Daniel Parra Canchola, de 29 años Otros casos de plagios cometidos en los últimos días son los de al menos un empresario gasolinero, el dueño de un restaurante de mariscos, dos empresarios de nombres Guillermo Sarabia y Fabel Sánchez, así como otros hombres vinculados al tráfico de indocumentados, e incluso al narcotráfico, cuyos paraderos se desconocen Los empresarios y traficantes de indocumentados han sido virtualmente levantados a punta de armas de fuego de alto poder, por al menos una docena de hombres fuertemente armados que para ello utilizan camionetas oscuras, blindadas y de cristales polarizados Algunos de estos secuestros se han cometido incluso en zonas céntricas o a escasas calles de las comandancias policiacas de la ciudad, así como en cruceros fuertemente transitados donde regularmente hay presencia uniformada En ningún caso se han registrado enfrentamientos con estos individuos, que no utilizan ni un minuto en la operación del secuestro, según versiones de testigos que han dado su testimonio a las corporaciones policiacas

Comentarios