Segundo debate: Nuevo revés de Kerry a Bush

sábado, 9 de octubre de 2004
* El presidente hizo de este mundo un lugar más peligroso, evalúa el demócrata * El último encuentro de ambos candidatos, el próximo miércoles Washington, 8 de octubre (apro) - Al utilizar como arma de ataque las mentiras que forjó la Casa Blanca para justificar la guerra contra Irak y para maquillar las cifras de la verdadera situación macroeconómica de Estados Unidos, John Kerry, el candidato presidencial de Partido Demócrata, derrotó una vez más al presidente George W Bush, durante el segundo de los tres debates que sostendrán antes de las elecciones del martes 2 de noviembre “Este presidente, con sus políticas unilateralistas, ha hecho de este mundo un lugar más peligroso”, acusó Kerry a Bush durante el debate celebrado en Saint Louise, Missouri Pese a que el presidente de Estados Unidos se vio un poco más articulado, concentrado y menos molesto por las acusaciones y afirmaciones de su contrincante demócrata, con respecto del primer debate, Kerry se aprovechó de las nuevas evidencias que surgieron esta semana con respecto de la política exterior y económica del gobierno de Bush para anotarse una nueva victoria El formato del debate, con las interrogantes a los candidatos proviniendo de la audiencia, fungió también como una de las bases de Kerry para desacreditar y poner en evidencia las mentiras del gobierno del presidente republicano “Este presidente nos dijo que fue a la guerra porque Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva y porque la comunidad internacional estaba equivocada con respecto de la realidad del régimen de Irak; el presidente se equivocó, esta misma semana su encargado de buscar las armas en Irak informó al Congreso que Hussein no tenía el armamento”, subrayó Kerry El presidente, en su intento por defenderse, se metió en más problemas y se desdijo, al cambiar la presunta razón que hasta antes del segundo debate había dado para tratar de justificar la invasión a Irak: “La guerra no fue para eliminar al terrorismo, la causa de esta guerra fue para evitar que los terroristas tuvieran armas de destrucción masiva”, declaró Bush El mandatario, que se ha quedado sin bases para seguir insistiendo que Hussein tenía armas de destrucción masiva, e incluso era aliado de Osama Bin-Laden, líder de la red terrorista de Al-Qaeda, aceptó que su decisión de atacar a Irak no ha tenido una buena aceptación en el mundo, pero dijo que la comunidad internacional lo critica porque no entiende que la intervención no fue para sacar a Hussein del gobierno, sino para defender y proteger los intereses de Estados Unidos La política exterior y específicamente el caso de la guerra en Irak y el fracaso de Bush para capturar a Bin-Laden, se llevaron más de 40 minutos de los 90 que duró el segundo debate, y que se suponía sería dedicado en su totalidad a la discusión de la política interna Aunque la victoria de Kerry no fue tan apabullante como se esperaba, el demócrata demostró que entiende un poco más la realidad económica de su país que su enemigo electoral, cuando la audiencia empezó a cuestionar a los contrincantes sobre la pérdida de empleos, el aumento en el déficit presupuestal y los recortes a los impuestos, Kerry se le adelantó a Bush y le reclamó el desperdicio que ha hecho de la herencia macroeconómica que recibió de manos del expresidente demócrata Bill Clinton “Señor presidente, usted recibió a este país con un superávit de 56 mil millones de millones de dólares y, en los tres años y medio que lleva al frente del gobierno, los ha transformado en un déficit de 26 mil millones de millones de dólares”, sentenció Kerry Frente a tal acusación, Bush se defendió al decir que en Estados Unidos hay un déficit porque cuando llegó a la presidencia la nación ya estaba sumergida en una recesión, y prometió, al igual que Kerry, reducir el déficit a la mitad si los estadunidenses lo llevan a la victoria el martes 2 de noviembre Ninguno de los dos candidatos dio detalles de sus planes para reducir el déficit a la mitad, aunque se les pidió en varias ocasiones que lo hicieran: Bush simplemente declaró que él lo haría haciendo más recortes a los impuestos, mientras que Kerry, además de prometer que “no subirá los impuestos a las personas que ganen menos de 200 mil dólares al año”, afirmó que reducirá el déficit con su plan de revertir el recorte tributario que recibieron, en el 2003, los empresarios y personas más adineradas de Estados Unidos, que son apenas 1% de la población estadunidense, que se estima en más de 280 millones Un sondeo rápido de la cadena de televisión ABC al término del segundo debate, encontró que 50% de los estadunidenses le dieron la victoria a Kerry, mientras 47% consideró que Bush fue el triunfador del segundo debate Las victorias de Kerry en los debates son importantes para el candidato demócrata, tomando en cuenta que desde que le ganó al presidente el debate de la semana pasada, logró revertir el curso de las encuestas sobre la preferencia de los electores con respecto de su candidato para los comicios del 2 de noviembre, en lo que Bush le llevaba ventaja La gran mayoría de las encuestas de los medios de comunicación coinciden en que, de mantenerse como está la situación, el 2 de noviembre será un día de comicios muy reñidos La cadena de televisión ABC encontró que a Kerry lo respalda 49% de los electores, y a Bush 44%; el sondeo de la cadena CBS da un empate con 47% para cada uno de los candidatos, y el de la cadena de televisión CNN, el diario Usa Today y la firma encuestadora Gallup, también registró un empate de 49% La agencia de noticias estadunidense Associated Press registró 50% de apoyo para Kerry, contra 46% para el presidente Todos estos sondeos se realizaron después de la victoria de Kerry en el primer debate presidencial El último encuentro entre los dos candidatos presidenciales será el miércoles 13 de octubre

Comentarios