Los blogs: La guerrilla electrónica de Kerry y Bush

lunes, 1 de noviembre de 2004
México, DF, 1 de noviembre (apro) - El fin de semana que The New York Times reveló que las potencias ocupantes habían “perdido” en el caótico Irak toneladas de los más potentes explosivos convencionales, los cientos de visitantes diarios del blog político talkleft, derrocharon ironía y humor negro “¿Por qué tras consumar la invasión, la administración de George W Bush no ordenó vigilar los sitios donde Saddam Hussein almacenaba armamento?”, se preguntó uno de ellos “Porque tenía a todas las tropas cuidando los pozos petroleros” Bienvenidos al universo de los blogs políticos, el más reciente instrumento que Internet le ha regalado al debate político global, y que ha probado ser de influencia mayúscula en estas elecciones presidenciales de Estados Unidos, las más reñidas y despiadadas en muchas décadas En sí, los blogs no son ninguna novedad Se trata de sitios web que proliferaron en la última etapa de la revolución punto com, a finales de los noventa, administrados por un editor caprichoso, obsesionado con un tema específico y casi siempre amateur, que hace una selección periódica —de preferencia diaria o incluso por hora—, de otras direcciones electrónicas, textos, fotografías y videos que le recomienda a sus visitantes, quienes a su vez le escriben comentarios o agregan sus propias propuestas Su naturaleza más o menos marginal le permitió a los blogs sobrevivir la debacle de la industria de Internet, pero fue en el 2000, en las anteriores elecciones presidenciales de Estados Unidos, cuando George W Bush resultó ganador en un proceso por demás controvertido, que estos sitios comenzaron a descubrir la que parece su verdadera vocación: la política El estadunidense de origen salvadoreño Markos Moulitsas Zuniga, editor de Daily Kos (dailykoscom), quizá el blog político más popular en la actualidad, ha dicho en varias entrevistas que estos sitios web juegan un papel como de tropas de asalto, incluso de grupos guerrilleros, en la sorda guerra que desde aquel primer triunfo de Bush libran los demócratas y, en general, los progresistas estadunidenses, contra el entramado de medios de comunicación de derecha que apoya al mandatario republicano “La maquinaria de ruido de la derecha”, le dice Moulitsas al equipo de medios formado por Fox News, The Wall Street Journal, The Weekly Standard, el ultrapopular programa de radio de Rush Limbaugh, e incluso el sitio web The Drudge Report, que tuvieron un papel protagónico tanto en el fallido, pero muy ruidoso, proceso de destitución del presidente demócrata Bill Clinton, como en la llegada de Bush a la Casa Blanca Aunque con menor intensidad, pero el resentimiento también alcanzó a los grandes corporativos de medios, como CNN y la CBS, y a diarios como The New York Times, a los que muchos progresistas de Estados Unidos acusan de no haber hecho suficiente para denunciar el “fraude” electoral con el que Bush se coronó Los editores responsables de los blogs políticos se caracterizan por su rabiosa militancia --preferentemente demócrata o progresista, aunque también hay varios republicanos--, por su dedicación casi monástica --la mayoría no gana casi nada por trabajar hasta 20 horas diarias alimentando sus sitios-- y por lo subversivo de sus comentarios Son, podría decirse, los más recientes herederos de la tradición de periodistas “guerrilleros” estadunidenses que comenzó con los muckrakers y el yellow journalism, que denunciaban a principios del siglo XX la corrupción de magnates como los Rockefeller, y continuó con el “nuevo periodismo” de Tom Wolfe en los sesenta “Furiosos tiempos partisanos” Si la inspiración para hacer política alejada de los grandes corporativos le surgió a los bloggers a partir del cuestionado triunfo de Bush sobre el demócrata Al Gore, la consolidación de la idea le tocó a un demócrata rebelde: Howard Dean, exgobernador de Vermont Dean perdió ante el senador John Kerry en su intento por quedarse con la candidatura presidencial demócrata, pero dejó su huella en los métodos para hacer proselitismo A diferencia del resto de sus contrincantes que reciben millones de grandes corporaciones y grupos de interés, el exgobernador de Vermont montó una eficiente campaña de recaudación de fondos a través de Internet, donde la norma era aceptar sólo montos pequeños de dinero de individuos Dean dijo que buscaba regresarle “el poder a la gente” Por su parte, los bloggers aseguran que en sus páginas se dice lo que los grandes medios no se atreven y se cuestionan los actos y dichos de los candidatos con una agresividad ya perdida en las grandes cadenas de televisión y prensa escrita A principios de 2004, Dean quedó fuera de la competencia demócrata, pero casi al mismo tiempo, conforme se calentó la pelea por la Casa Blanca, se disparó el número de visitantes a los blogspolíticos Aunque a simple vista pareciera que el movimiento blog sigue siendo una cosa de marginales, las cifras duras cuentan otra historia: Daily Kos pasó de tener unos 40 mil visitantes diarios a 350 mil en la actualidad, una cifra que no compite con la circulación de medios como The Wall Street Journal, que se anota en millones, pero que sí provocaría la envidia de los dueños de diarios en países como México, donde el tiraje de los más grandes no llega a los 200 mil ejemplares Otro blog popular es Captain’s Quarters (captainsquartersblogcom), dirigido por Edward Morrissey, que milita a favor del republicano Bush y que registra en la actualidad unos 840 mil visitantes al mes Aunque muchos de los blogs políticos ofrecen información muy seria y confiable (electablogcom o wwwtalkingpointsmemocom), su encanto reside precisamente en que están llenos de comentarios ácidos y, sobre todo, muy parciales “Son señal de los tiempos partisanos y furiosos” que corren, proclamó The New York Times en un largo reportaje que publicó sobre estos sitios Algunos blogs son atractivos por la obsesión política y el odio de su editor hacia Bush y los republicanos —como es el caso de talkleftcom, atrioscom y liberaloasiscom (“donde la izquierda está en lo correcto y la derecha está equivocada”)--, y otros, como wonkettecom, que atrapan hordas de lectores por el estilo frívolo y la hilarante obsesión con el sexo de su editora, Ana Marie Cox Todos somos Carville Los estrategas de Bush y Kerry han reconocido en varias ocasiones que siguen muy de cerca lo que se publica en los blogs Por ejemplo, Robert Rubin, vocero del Departamento de Estado en tiempos de Bill Clinton y asesor de política exterior de Kerry, le dijo al Times que lo primero que hace todas la mañanas es consultar Daily Kos, antes, incluso, de echarle un vistazo a los grandes medios La razón de la influencia de estos sitios, de acuerdo con los bloggers y diversos analistas políticos, es que ofrecen algo invaluable y totalmente ausente en las páginas y programas de los medios poderosos: el pulso de la calle De hecho, cuenta la leyenda --es decir, la leyenda blog--, que en las últimas semanas, Kerry ha incluido en varios de sus discursos pasajes enteros de comentarios escritos por visitantes de algunos blogs, en especial referentes a la invasión de Irak Glenn Reynolds, profesor de ciencias políticas y responsable del blog instapunditcom, recordó en una entrevista que la tecnología de la información lo ha democratizado todo: ahora no se necesita ser un periodista o un analista con un gran currículum para opinar sobre política Hoy, con frecuencia, añade Reynolds, los amateurs prueban ser los mejores o, por lo menos, los más frescos Según indica el éxito de los blogs, todos podemos ser James Carville: el ya casi mítico estratega político que fue responsable de la llegada del entonces oscuro gobernador de Arkansas, Bill Clinton, a la Casa Blanca Nadie sabe qué será de los blogs políticos después de estas elecciones presidenciales en Estados Unidos Muchos analistas dicen que casi siempre los innovadores y revolucionarios acaban siendo tragados por el sistema del cual en un principio renegaron Sólo hay que recordar, por ejemplo, que el emporio de medios Hearst en un tiempo fue sinónimo del rebelde yellow journalism Por lo pronto, en las horas previas al 2 de noviembre, en los blogs correrá mucha sangre: un espectáculo que sería una pena perderse

Comentarios