Premia Fundación Harp Helú a medallistas olímpicos

jueves, 11 de noviembre de 2004
* Ana Guevara, Belém Guerrero y Oscar Salazar reciben del empresario 500 mil pesos; Iridia Salazar, 200 mil México, D F, 10 de noviembre (apro)- La Fundación Alfredo Harp Helú, que preside el propio empresario, recompensó a los cuatro atletas mexicanos que subieron al podio olímpico en Atenas con un monto total de 1,7 millones de pesos, casi tres meses después de concluida la magna justa deportiva La fundación filantrópica repartió 500 mil pesos a cada uno de los tres ganadores de la presea de plata (Ana Gabriela Guevara, Belem Guerrero y Oscar Salazar) y entregó, además, 200 mil pesos a Iridia Salazar, tercer lugar en la prueba de taekwondo El relativo éxito alcanzado por los cuatro deportistas de un total de 211 participantes nacionales en Atenas alcanzó también para crear un fideicomiso por 7,5 millones de pesos, con fondos de la referida fundación, que será empleado para la capacitación y contratación de entrenadores En el recinto donde se llevó a cabo la ceremonia, alterno al hipódromo de las Américas, sobraron las emociones, aunque la esperanza de nuevos triunfos olímpicos sigue latente tras el descalabro que supuso la participación del equipo olímpico mexicano en Atenas Pero hoy sólo hubo razones suficientes para felicitar a los cuatro únicos medallistas olímpicos con la presencia de familiares y amistades, incluidas las del titular de la Fundación Harp Helú, empresario de origen oaxaqueño que se ha propuesto disfrutar en vida sus proyectos, según sus propias revelaciones Anunció que continuará su respaldo al deporte nacional, al tiempo que exhortó a los medallistas olímpicos a asumir su responsabilidad como figuras públicas y ejemplo para las nuevas generaciones En la ceremonia, Harp Helú hizo referencia a su libro autobiográfico Vivir y morir jugando beisbol, su más apreciado pasatiempo: “Mi último 25 por ciento de vida potencial se centrará en jugar temporadas filantrópicas, llenar de hits los partidos, correr las bases con la máxima rapidez, anotar muchas carreras para promover una vida más digna a personas marginadas, que cuando llegue a la loma de pitcheo Lanzaré juegos completos, y como manager mi objetivo será capacitar a muchos peloteros para que jueguen con entusiasmo por México” El empresario, quien refiere en su libro que en el beisbol como en los negocios “las derrotas nos muestran la necesidad de hacer cambios”, dijo en referencia de los cuatro medallistas ser un admirador de las personas que “como estos deportistas ejemplares con su tenacidad, perseverancia y esfuerzo diario han logrado competir y triunfar contra los mejores deportistas del mundo” La sonorense Ana Gabriela Guevara, actual campeona mundial en los 400 metros planos, tomó la palabra, y fue, por demás, elocuente: “Es un gran aliciente: el deporte amateur tiene pocos años de vida y con este apoyo y entusiasmo que le da la Fundación Alfredo Harp Helú representa una gran motivación para los deportistas, además de la iniciativa de crear un fideicomiso para entrenadores” “Credibilidad” fue una palabra recurrente en la que coincidieron Guevara y el presidente de la Conade, Nelson Vargas, en parte para mostrar su agradecimiento al empresario: “Creer en nosotros es lo que nos falta a los mexicanos; creer que podemos lograrlo Una muestra de ello es que hoy estamos aquí, que dimos la cara por México en estos Juegos Olímpicos y que seguiremos luchando por más Vamos por las siguientes olimpiadas y esperamos alcanzar de nuevo lo más alto de unos Juegos” De “credibilidad” también habló Vargas: “Es muy halagadora la confianza que un empresario tan importante para este país ha tenido con el trabajo que se está haciendo el que tenga credibilidad de canalizar 75 millones de pesos a través de la Confederación Deportiva Mexicana para crear un fideicomiso de capacitación a entrenadores mexicanos, los cuales se utilizarán de una manera transparente en beneficio de los técnicos nacionales”

Comentarios