Consignan en Mérida a presunto empresario inmobiliario

viernes, 12 de noviembre de 2004
* Julio César Pizano ingresó al Cereso acusado de un fraude superior a 170 mdp * Es considerado el cabecilla de una red de defraudadores Mérida, Yuc , 11 de noviembre (apro)- Julio César Pizano y Lázaro, quien se ostenta como empresario del ramo inmobiliario, ingresó hoy al Centro de Readaptación Social de Mérida, luego de que fuera detenido en Cancún, Quintana Roo, por un presunto fraude superior a los 170 millones de pesos Pizano y Lázaro es considerado uno de los cabecillas de una red organizada de defraudadores que opera en varios estados del país Tras su captura el lunes pasado fue trasladado a la ciudad de Mérida, donde se le abrió la causa penal 533/2004 y fue consignado ante el juez quinto de Defensa Social Pizano y Lázaro es oriundo de Veracruz, pero desde hace varios años radica en Cancún Era perseguido por la ley, por los delitos de fraude, falsificación de documentos, venta engañosa de terrenos, entre otros delitos, en agravio de dos ciudadanos extranjeros, una sueca y un argentino Según el expediente, el detenido contaba con la ayuda del notario público 113 de Tampico, Tamaulipas, Leonardo Corona Fernández, quien falsificó documentos y firmas para apropiarse, desde 1998, dos terrenos en la zona conocida como “Punta Maroma”, cerca de Tulum, en Quintana Roo Pizano legalizó y revendió esos terrenos, hasta que los dueños legítimos de los mismos, una sueca y un argentino, se percataron de la situación y denunciaron el caso a las autoridades competentes Aunque el delito lo cometió en Quintana Roo, el proceso penal se le sigue en Mérida, debido a que buena parte de sus maniobras fraudulentas las llevó al cabo aquí, pues, incluso, falsificó la firma y documentos del notario yucateco Arturo Rendón Bolio, fallecido hace un par de meses en un accidente de tránsito Según el abogado Julio Hernández Barros, del despacho jurídico Hernández Priego y Asociados, de la Ciudad de México, que lleva el caso de los extranjeros timados por el detenido, se trata de “toda una mafia la que está involucrada en este asunto”, ya que el notario tamaulipeco Corona Fernández, considerado como un personaje del “jet set” de ese estado, es “socio y cómplice” de Pizano y Lazaro Afirmó que existen indicios de que funcionarios y empleados del Registro Público de la Propiedad del Gobierno de Quintana Roo están involucrados en el caso Sostuvo que el caso no ha terminado con la detención de Pizano, ya que en breve se promoverán más acciones legales, entre ellas contra del notario de Tampico y varias personas más, la mayoría de ellas radicadas en Cancún Consideró que con la detención de Pizano, empezarán a surgir varias denuncias en su contra por fraude y tal vez otros delitos “Esperamos que empiece una cascada de denuncias contra este defraudador, porque, además, en Quintana Roo parecía un tipo intocable y muchos temían hacerle frente” agregó el abogado En su primera presentación ante el juez, Pizano se negó a rendir su declaración preparatoria y apeló el beneficio de la fianza, aunque el Ministerio Público se opuso a la medida

Comentarios