Indigna en Tabasco violencia contra periodistas

viernes, 19 de noviembre de 2004
* El asesinato de una menor detonó críticas al gobierno de Manuel Andrade Villahermosa, Tab , 18 de noviembre (apro)- Ola de indignación provocó en Tabasco el secuestro, violación y estrangulamiento de una niña de 10 años, que se suma al plagio y asesinato de un periodista, el secuestro y golpiza a otro comunicador, e intimidación a uno más Ante la “descomposición social” que vive Tabasco, las fracciones parlamentarias de PAN, PRI y PRD hicieron un enérgico llamado al gobierno de Manuel Andrade para esclarecer el crimen de la niña Katia Lizbeth Naranjo Velásquez, el del periodista José Antonio May López, así como el plagio, golpiza e intimidación a otros dos comunicadores "La fracción parlamentaria del PAN hace un enérgico llamado a las autoridades para que esclarezca este crimen y los demás hechos relacionados con los periodistas, así como también para que cumpla con su función, pues no hay señales de que así se esté actuando", demandó en tribuna el coordinador de los diputados del PAN, Antonio López Báez Sostuvo que ello es indicio “de la descomposición social que vive Tabasco” por la falta de prevención del delito, así como por la impunidad “tolerada por acción y omisión de las autoridades responsables” Este crimen artero que nos conmueve, afirmó López Báez, “no está aislado de otros hechos delictivos ocurridos en semanas recientes, como son el asesinato de un periodista, las amenazas a otro, y la tremenda golpiza recibida por uno más, que reflejan la creciente inseguridad en que de nuevo nos comenzamos a mover los tabasqueños” El diputado priista, Miguel Ángel Valdivia de Dios, presidente de la Comisión de Seguridad Publica, demandó al gobernador Manuel Andrade no escatimar el más mínimo de los esfuerzos hasta encontrar a los responsables de tan reprobables hechos violentos, en tanto la legisladora del PRD, Nidia Naranjo Cobián, exigió al titular del Ejecutivo local “resolver ya” la creciente inseguridad en Tabasco, y evaluar la renuncia del secretario de Seguridad Pública, Juan Manuel Cano, a fin de nombrar a otro “que puede responder a esta exigencia social” El crimen La niña Kathia Lisbeth Naranjo Velásquez, de 10 años, fue plagiada la tarde del martes al salir de la escuela “Elena Zalaya Lara”, en la Infonavit-Atasta, una colonia popular de Villahermosa El cadáver de la infante fue localizado la mañana siguiente en unos platanares de la ranchería Boquerón, desnuda, con huellas de tortura y su camiseta o corpiño alrededor de su cuello, con el que fue estrangulada A su lado se encontró el uniforme que vestía el día de su rapto, y su mochila con varias cuadernos donde tenía escrito su nombre La madre de Katia, Noemí Naranjo, informó a los medios que su hija estudiaba en el turno de la tarde en la mencionada primaria, junto con sus dos hermanas, y que al caer la noche, cuando las dos hermanas regresaron solas de la escuela, supo que algo malo había sucedido; entonces acudió a denunciar su desaparición en la Procuraduría local Vecinos de la ranchería Boquerón, perteneciente al municipio de Centro –asiento de Villahermosa-- denunciaron que no es la primera vez que aparecen cadáveres en la zona Informaron que en los últimos seis meses se han descubierto tres cuerpos: dos del sexo masculino y el de otra niña, por lo que la policía no descarta que se trate de un asesino “en serie” Violencia contra periodistas La noche del 31 de octubre anterior, el reportero y columnista del diario La Verdad del Sureste, así como catedrático de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), Víctor Ulín, fue secuestrado por dos desconocidos cuando bajaba de su vehículo frente a su domicilio A cachazos de pistolas y bañado en sangre, lo introdujeron a su propio vehículo Neón, y durante dos horas lo golpearon y patearon en el asiento posterior de su auto, con el mismo reclamo: “¡Ahora sí te pasaste, cabrón!” Alrededor de la una de la mañana lo bajaron del auto en una carretera solitaria y le ordenaron se hincara de espadas, al mismo tiempo que ponían sus pistolas en su cabeza Finalmente, le ordenaron corriera sin mirar atrás, a fin de aplicarle “la ley fuga” Aterrado, el comunicador corrió pero metros adelante se desvaneció en un montazal Ahí permaneció por más de una hora hasta que pudo incorporarse y solicitar ayuda con vecinos de la zona Los agresores desaparecieron con su auto El periodista responsabilizó de la agresión al secretario de Gobierno, Jaime Lastra Bastar, y a su subalterno, Gerald Washington Herrera, un estudiante “fósil” de la UJAT que labora como director de Análisis Político de con Jaime Lastra Posteriormente, fue secuestrado y asesinado el periodista José Antonio May López, corresponsal del diario Presente Seis días después su cadáver, con varias puñaladas, apareció en una hacienda cacaotera contigua a la zona arqueológica del municipio de Comalcalco Finalmente, la noche del 11 de noviembre, dos desconocidos se apersonaron en el departamento del reportero Julio Pretelín –colaborador del diario La Verdad del Sureste--, a fin de intimidar a su familia por las denuncias de corrupción, acusó el periodista, hechas contra el gobierno estatal En carta abierta dirigida al presidente Vicente Fox, el reportero relató los pormenores del hecho, y exigió garantías para el libre ejercicio de la libertad de expresión en Tabasco

Comentarios