Cierran Bush y Kerry campaña intensiva en seis estados clave

martes, 2 de noviembre de 2004
* Su empate técnico hace suponer que la elección se definirá en las entidades indecisas * Aumentan demandas por fraude e irregularidades en Florida y Ohio Washington, 1 de noviembre (apro) - Mientras aumentan las demandas en cortes federales y estatales por denuncias de fraude e irregularidades en estados como Florida y Ohio, donde ya se realizan elecciones adelantadas, el presidente republicano George W Bush, y el senador demócrata John Kerry, se encuentran enfrascados en un empate técnico que podría ser resuelto por el voto de los electores indecisos de seis estados que tienen la clave para definir al ganador de los comicios presidenciales de este martes dos de noviembre Los 79 votos del Colegio Electoral repartidos entre Florida (27), Ohio (20), Wisconsin (10), Minnesota (10), Iowa (7) y Nuevo México (7), son el premio más buscado por Bush y Kerry porque saben que la presidencia de Estados Unidos dependerá de la decisión que tomen este martes frente a las urnas los votantes de estas entidades Al cierre de la campaña electoral, el presidente y el senador visitaron estos estados en una gira maratónica de convencimiento de votantes, que incluyó la estrategia de contratar a miles de voluntarios desplegados en los seis estados, para que de puerta en puerta y por llamadas telefónicas, urgieran a la gente a salir a votar y a respaldar a su candidato Lo apremiante de la disputa por los votos de estas entidades está justificado por los resultados que arrojan los sondeos sobre la tendencia del voto de los electores en el preámbulo de los comicios, lo que coloca a los dos candidatos en un empate técnico La firma Gallup, unas de las más respetadas y prestigiosas de Estados Unidos, encontró que Bush y Kerry tienen el respaldo del 49 por ciento de los votantes, con el margen de error de más, menos, tres puntos porcentuales de la encuesta El último sondeo de esta campaña presidencial que llevaron a cabo los medios de comunicación más respetados y con más credibilidad también denotó lo cerrado de la lucha por la Casa Blanca, que dificulta el pronóstico de un triunfador La encuesta del diario The New York Times y de la cadena de televisión CBS dio el 49 por ciento de apoyo al presidente y 46 al senador demócrata de Massachussets The Washington Post y la cadena de televisión ABC, encontraron que el 49 por ciento del electorado, en su encuesta nacional, quiere la reelección de Bush, mientras que el 48 por ciento prefiere la llegada de Kerry a la Casa Blanca El semanario Newsweek sorprendió con el resultado de su encuesta porque el 50 por ciento de sus electores entrevistados se declara en favor de Bush y el 44 por ciento, por el candidato presidencial del Partido Demócrata La encuesta del Centro de Investigaciones Pew favoreció a Bush con 48 por ciento y a Kerry con 45%; la de la cadena de televisión Fox, encontró a los dos candidatos presidenciales con 46 por ciento de preferencia electoral Y la conjunta de la cadena de televisión CNN, la firma Gallup y el diario USA Today, 49% para el presidente y 47 para el senador Bajo esta perspectiva de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, la incertidumbre resulta ser el factor común, y de lo cual están perfectamente conscientes los dos candidatos La elección en sí ya se cataloga como la más cerrada y complicada en la historia política de este país, más allá de que se dé o no una disputa legal o judicial como la de hace 4 años entre el actual presidente y el entonces candidato presidencial de los demócratas, el exvicepresidente Al Gore Al momento del cierre de las campañas demócrata y republicana, miles de abogados pagados por los dos partidos, por grupos independientes, empresarios y personajes como el cineasta Michael Moore, seguían acusando al gobierno federal republicano de ser un artífice de fraude electoral en Florida y Ohio, donde para evitar precisamente las disputas electorales se habían efectuado elecciones presidenciales adelantadas, pero eso parece que fue inevitable por los detalles técnicos, la modernización de los métodos para realizar los comicios y la aplicación de la leyes electorales, que para la actualidad ya son obsoletas, de acuerdo con la visión de dirigentes republicanos y demócratas Los aspirantes a la presidencia de Estados Unidos poco han reparado en poner atención a las denuncias de fraude, esto también como estrategia de campaña porque ambos se mostraron seguros de ganar la contienda Algunos expertos en materia electoral, consideran que, incluso, y pese a lo cerrado de la elección, en estos comicios las denuncias de fraude o irregularidades electorales podrían quedar rebasadas, porque cualquiera de los dos que gane la contienda, sacará un número marginalmente cómodo por arriba de los 270 votos que se requieren para ganar una elección presidencial en Estados Unidos De los 538 votos del Colegio Electoral repartidos entre los 50 estados y el Distrito de Columbia, las encuesta del Washington Post y la cadena de televisión ABC, encontró que Bush en este momento cuenta con 227 votos seguros y Kerry con 232, por lo que los 79 votos electorales repartidos en los estados clave serán los determinantes de la tan peleada elección presidencial de Estados Unidos

Comentarios