Inteligencia sin control

domingo, 21 de noviembre de 2004
La disputa por los servicios de inteligencia dividió al equipo que Vicente Fox puso a cargo de la seguridad nacional Adolfo Aguilar Zinser perdió esta batalla, y el Cisen conservó la estructura priista con que fue creado y sirve aún a personajes de la administración salinista, dice el exembajador mexicano en la ONU Parte de esta trama está relacionada con el descubrimiento de una enorme cantidad de expedientes personales e institucionales -elaborados a base de espionaje por la antigua policía política- que este gobierno se empeña en mantener ocultos A comienzos del sexenio de Vicente Fox, la Policía Federal Preventiva descubrió en una bodega montones de cajas con material explosivo: decenas de miles de expedientes formulados por la policía política del Estado priista, el Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen) El material fue puesto de inmediato bajo resguardo de la Coordinación de Inteligencia para la Prevención -dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP)-, y ahí se quedó Hasta hoy, la dependencia se resiste a divulgar esos archivos del Cisen, alegando ante el Instituto Federal de Acceso a la Información que se trata de "expedientes reservados", y únicamente facilitó al reportero un índice general de los mismos Ese solo índice sugiere que los ficheros del Cisen atraviesan sótanos y cañerías del antiguo régimen, con datos sobre terrorismo, guerrilla, narcotráfico, tráfico de armas, tráfico de personas, falsificación de documentos, contrabando, robo de vehículos, entre otras cosas que, en conjunto, presentan un mural subterráneo de los tiempos dorados del PRI en Los Pinos El fichero incluye información sobre la vida íntima de toda clase de personajes El ocultamiento de esos archivos -que suman unas 200 mil fojas- parece encajar con la decisión del gobierno del "cambio" de no ajustar cuentas con el pasado y de ni siquiera cumplir la palabra presidencial empeñada de que se investigaría al Cisen y, en un plazo de 100 días, se presentaría una "propuesta de reorganización de este instrumento, de legalización y de transparentación (sic) del mismo", dijo Fox al asumir el poder, en diciembre de 2000 Fue una investigación difícil, pero se hizo, asegura Adolfo Aguilar Zinser, consejero de seguridad nacional en ese tiempo "Le entregué al presidente un documento con toda la información que pudimos recabar sobre el funcionamiento del Cisen Eran unas 150 cuartillas, con datos duros y una propuesta para subordinar al organismo a tareas de seguridad nacional No sé si el presidente leyó el documento, lo que sé es que al final se impuso la visión del secretario de Gobernación, Santiago Creel, de mantener al Cisen prácticamente intacto Se cometió el gravísimo error de no tomar el control del Cisen, para cortar sus amarres con el viejo régimen y tapar túneles que llevan a muchas partes" -Cómo cuáles? -se le pregunta a Aguilar Zinser -Estoy seguro de que la propia composición del Cisen y su modo de operar facilita que sea utilizado como maquiladora de inteligencia por personajes del antiguo régimen, no tengo la menor duda Proceso averiguó, con base en documentos y testimonios, que entre los principales usuarios del aparato del Cisen destacan Liébano Sáenz, quien fue secretario particular del presidente Zedillo y ahora se desempeña como asesor, y Manlio Fabio Beltrones, actual presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y, en el sexenio de Salinas, subsecretario de Gobernación bajo el mando de Fernando Gutiérrez Barrios, el más célebre policía político del viejo régimen En declaraciones a este semanario, Liébano aseguró no tener vínculos con el Cisen "Es parte de la mitología inventada por Beltrones a partir de que se me atribuyó la filtración a Televisa de la conversación telefónica entre los hermanos Raúl y Adriana Salinas de Gortari, en lo que, por supuesto, no tuve nada qué ver" l l l El Cisen empezó a operar al comienzo del sexenio de Salinas, bajo la dirección de Jorge Carrillo Olea, quien en la administración inmediata anterior fue subsecretario de Gobernación con Manuel Bartlett Desde entonces, empezó a familiarizarse con tareas de seguridad nacional, dado el interés del presidente Miguel de la Madrid, "pero hubo una falta de confianza en mí por parte de Bartlett y un exceso de confianza suyo, como luego se comprobó, en José Antonio Zorrilla, que estaba a cargo de la DFS" La "confianza" de Bartlett en Zorrilla, prosigue Carrillo, no disminuía, a pesar de la conducta escandalosa de muchos comandantes, "que operaban como caciques en varias regiones del país, con conductas verdaderamente delincuenciales, tenían hasta aviones propios y nadie los cuestionaba sobre cómo los habían adquirido Todo mundo sabía, en Gobernación, que Zorrilla protegía el narcotráfico a cambio de dinero" -¿Y por qué no actuaba el secretario Bartlett? -se le pregunta a Carrillo -Por una confianza en Zorrilla que yo no podría explicar exactamente, porque Zorrilla no era un hombre ni particularmente inteligente ni culto ni hábil No tenía cualidades como para que alguien depositara en él su confianza Pero se llegó al extremo de querer hacerlo diputado, como primer paso para cumplirle su ambición de ser gobernador de Hidalgo y además para darle fuero Al final se impuso la cordura y el presidente De la Madrid paró en seco la candidatura de Zorrilla La mala relación con el secretario de Gobernación se repitió cuando Carrillo fue designado director del Cisen por Salinas "Gutiérrez Barrios tenía otro candidato", cuenta Carrillo "En su característico tono malévolo, irónico, el propio Salinas me contó que cuando le notificó a Gutiérrez Barrios que sería secretario de Gobernación, éste le dijo que ya tenía al hombre ideal para que dirigiera el nuevo organismo de seguridad nacional, el capitán (Luis) De la Barreda El presidente le respondió: 'Lo siento mucho, don Fernando, pero el director ya fue designado, es un amigo suyo, Carrillo' Así que ahí empezamos a hacer agua" -¿Usted no tenía una buena relación con Gutiérrez Barrios? -se le pregunta a Carrillo Olea -Sí, teníamos una gran comunicación, él era un hombre muy respetuoso, muy suave en sus formas En vísperas de que tomara posesión en Gobernación, me pidió que lo ayudara con los medios, porque él estaba aún en Veracruz, a punto de pedir licencia, y le dije: 'Olvídese, don Fernando, nomás dígame qué quiere, qué nivel de prensa, qué nivel de cobertura, a quiénes invitamos, para mí eso es pan comido' Pero cuando me hice cargo del Cisen, don Fernando de plano me ignoró La relación se enfrió tanto, cuenta Carrillo, que nunca fue convocado a una reunión con el secretario "Se me hacían larguísimos los días en las oficinas del Cisen en Contreras Luego me enteré de que don Fernando estaba reclutando a antiguos agentes de la DFS, bajo el mando del capitán De la Barreda, quienes empiezan a hacer cosas que eran competencia del Cisen O sea, se formó todo un aparato de inteligencia para el secretario, de lo que oportunamente informé al presidente" El distanciamiento con el secretario le permitió a Carrillo, dice, dedicarse por entero a la transformación del Cisen Por ejemplo, se empezaron a aplicar métodos de selección de personal "muy severos" El cambio más importante, "que luego se hizo a un lado, fue que el Cisen abandonara toda actividad operativa La inteligencia y la operación juntas se convierten en fuego No se puede ser policía chino, que es la visión que todavía se tiene en México, y hombre de inteligencia El perfil de policía no coincide con el perfil del analista o el del capturista o del redactor de información Una de las decisiones que más estupor causó en el personal fue prohibir el uso de pistolas En la única visita que hizo a nuestras instalaciones, Gutiérrez Barrios fue abucheado cuando se refirió al personal como comandantes, subcomandantes y agentes No había tales Los mandos medios y menores eran universitarios, reclutados en instituciones como el Colegio de México o la UNAM Era muy estimulante toparse en la cafetería con profesionistas con los que se podía sostener una conversación inteligente sobre temas diversos, eso era impensable tres o cuatro años antes, se tenía que hablar un idioma policiaco" -Al llegar a la Presidencia, Fox anunció que el Cisen se transformaría y habló de un plazo de 100 días para presentar una propuesta -Pasaron 100 días, 200, 300, y no pasó nada Y no pasó nada por varias razones En primer lugar, porque en el Cisen no había nada de lo que se imaginó el nuevo gobierno En segundo lugar, porque los dos directores previos del Cisen eran gente profesional y honesta, Jorge Tello Peón y Alejandro Alegre, ambos fueron colaboradores míos Y en tercer lugar, porque todo aquello que les resultaba criticable del Cisen, como trabajar en beneficio de ciertos intereses, les resultó útil a los foxistas Así que el Cisen no era tan malo como se creía y había que aceptar pecadillos, como la inteligencia política Lamenta que bajo la dirección de Eduardo Medina Mora se hayan removido mandos medios en el Cisen y se involucre en actividades ajenas a la función del organismo "¿A quién se le ocurre que el director de una institución de inteligencia participe en seminarios y dé conferencias? Otra señal de la degradación del Cisen es que ande metido en chismes de lavadero, como la renta de una habitación en el hotel Presidente Chapultepec para no sé qué cosa (la reunión de Carlos Ahumada con agentes de la PGR y el senador Diego Fernández de Cevallos)" l l l Aguilar Zinser disiente de la visión de Carrillo del Cisen como una institución casi académica: Por instrucciones de Fox, recuerda, se integró a principios de sexenio una comisión para evaluar el Cisen y transformarlo en un organismo dedicado a seguridad nacional y no al control político El presidente decidió que la comisión se integrara con los secretarios de Defensa Nacional, Seguridad Pública, el procurador general y, entre otros, Aguilar Zinser, todos bajo la coordinación de Creel Desde el comienzo de la revisión se da una clara división de posturas, asegura "En primer lugar, Creel designa a Medina Mora director del Cisen sin consultarlo más que con el presidente En segundo lugar, desde que se inicia la investigación del Cisen hay una actitud muy pasiva de todos, exceptuando la oficina del consejero de seguridad nacional Entonces, iban a las sesiones que organizaba Medina Mora, en las que los directivos del Cisen daban su versión sobre las actividades del organismo y presentaban láminas y organigramas, y los miembros de la comisión salían muy contentos Mi postura era que le entráramos en serio a la revisión del Cisen, y que, auxiliados por especialistas, rastreáramos todas sus actividades Hubo resistencias a nuestro trabajo, y una actitud muy hostil de los funcionarios del Cisen, pero logramos descifrar sus mecanismos" Al final de la revisión, prosigue Aguilar Zinser, se le presentaron a Fox dos reportes, totalmente distintos "Un reporte fue presentado por Medina Mora, por encargo de Creel, a pesar de que no era miembro de la comisión; para mi sorpresa, realmente asombro, en ese reporte se presenta al Cisen como una institución constituida por hermanitas de la caridad que se dedican a hacer el bien sin mirar a quién y que usa como instrumento la pomada de la campana para sobar y que en realidad es una institución que se dedica a hacer estudios y que siempre obtiene su información por vías legales Además, se le dice al presidente en esa reunión que el Cisen no recurre al espionaje telefónico de manera sistemática y que ni siquiera cuenta con aparatos de intercepción" Aguilar Zinser casi saltó de su asiento para decirle a Fox ahí mismo que no estaba de acuerdo con ese diagnóstico y que su oficina había preparado otro reporte, mismo que sólo le entregaría a él Ni yo me quedé con una copia, borré de mi computadora la información recabada" Esboza ese documento: "Se hace un recorrido histórico de la formación del Cisen, se van siguiendo las pistas de su proceso de profesionalización y de su operación como red de espionaje y como red de inteligencia política, a partir de una estructura administrativa relativamente pequeña que en su base se ensancha y se diversifica y se disgrega, porque muchas de las actividades del Cisen no pueden ser detectadas en su organigrama institucional En nuestro estudio se concluye que el Cisen no es una institución per se, es un sistema de mecanismos articulados de espionaje, algunos de los cuales tienen un carácter estrictamente clandestino" Ese sistema, además, se vincula con los aparatos de inteligencia de los gobiernos de los estados, "incluso el presidente Salinas autoriza al Cisen, cuando se está formando, a que asesore a los gobiernos de los estados en la instalación de sistemas de inteligencia propios que van a quedar como parte de una red cuyo paraguas es el mismo Cisen Esto habla de que el Cisen era una estructura con esta base, pero sus hilos se jalaban desde arriba, desde la Presidencia de la República y desde la Secretaría de Gobernación Además, el Cisen funciona como un sistema disgregado de información con el objeto de protegerla de operativos de contrainteligencia pero también con el objeto de ser selectivos respecto a quién se le proporciona qué información" Por ejemplo, "tú no puedes llegar al Cisen y pedir una ficha tuya, lo más que habría serían unos cuantos datos de tu biografía y tu currículum, pero todo la información sobre ti que haya sido recabada en operaciones de inteligencia, intervenciones telefónicas, tarjetas de crédito, correspondencia, actividades personales, todo eso está disperso y sólo se jala a través de las claves que tienen los servicios de información del Cisen, que por cierto en gran parte ya están digitalizados, por lo que su capacidad de dispersión es inmensa Pero los hilos sólo pueden jalarlos quienes los conocen, y el gobierno de Fox no se atrevió a tomar el control del Cisen y ése es uno de sus grandes errores No me cabe la menor duda de que el Cisen sigue sirviendo a grupos y personas del viejo régimen" l l l En el documento Centro de Investigación Nacional, formulado por encargo de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos, se establecen ligas entre funcionarios del Cisen y personajes priistas Según el reporte, escrito por un experto en operativos de inteligencia, los grupos políticos identificados con influencia en el Cisen son encabezados por los exsecretarios de Gobernación Emilio Chuayffet y Diódoro Carrasco; Liébano Sáenz; el exgobernador de Tabasco Enrique González Pedrero, y Miguel Nazar Haro, exdirector de la DFS actualmente preso en Monterrey Además, dice el documento, Elba Esther Gordillo y Francisco Gil Díaz "cuentan con la asesoría e información que les proporcionan dos exempleados del Cisen, Enrique Moreno Cueto y Joaquín Arenal, respectivamente" Chuayffet mantiene ligas con el Cisen a través de Monte Alejandro Rubido, quien se ha desempeñado como director de Análisis, director de Investigación, director de Estudios Estratégicos y, entre otros puestos, secretario general adjunto Según el informe citado, Chuayffet y Rubido se reúnen dos veces por semana en un restaurante ubicado en Plaza Loreto Además, "el secretario particular de Medina Mora, Jorge Colín, es una persona cercana a Rubido y trabajó en la Unidad de Inteligencia del gobierno del Estado de México" Otro funcionario del Cisen al que se liga con Chuayffet es Rafael Ríos, director de Análisis, de quien incluso se dice que vivió durante cinco años en Toluca en casa de los padres del actual líder de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados En su ficha se registra también que estudió una maestría en el Cide, "donde fue compañero de María Amparo Casar, coordinadora de asesores del secretario de Gobernación, con la que lleva una gran amistad" El reporte recoge una versión periodística que atribuye a Ríos la sustracción (del Cisen) "de 342 fichas curriculares aproximadamente, entre las que destacan las de personajes tales como Elba Esther Gordillo, Roberto Madrazo y Lino Korrodi Cruz" Diódoro Carrasco se relaciona con el Cisen a través de Ardelio Vargas Fosado, director de Investigación a partir de que fue removido del puesto Joaquín Arenal por su presunta participación en el espionaje de Patricio Martínez Vargas fue delegado en Oaxaca cuando Diódoro era gobernador y desde entonces son amigos Arenal, a quien se considera parte del equipo de Rubido, fue nombrado administrador central de Investigación Aduanera de la Administración General de Aduanas del SAT-SHCP El reporte señala que Arenal "está vinculado al comercio de drogas y armas en Tepito" y que "tiene una fábrica de muñecos de peluche, en los que oculta droga" Antes de ser nombrado director de Investigación, Vargas era director de Seguridad En su lugar, fue designado el almirante José Luis Figueroa Cuevas "El almirante Figueroa era el colaborador más cercano de Wilfredo Robledo, quien se lo recomienda a Liébano Sáenz cuando éste le solicita una persona para dirigir un grupo especial de investigación que manejaba también un equipo de escaneo telefónico El equipo fue adquirido con dinero de la Lotería Nacional, proporcionado por Carlos Salomón cuando era director de la institución" A principios de octubre, se designó a Figueroa comisionado de la Policía Federal Preventiva Además, es del domino público que exfuncionarios de primer nivel del Cisen se vincularon sin cortapisas con personajes de la iniciativa privada Son los casos notables de Jorge Tello Peón y Wilfrido Robledo, jefes de seguridad de los consorcios Cementos Mexicanos y Teléfonos de México, respectivamente l l l Sergio Aguayo, experto en seguridad nacional, dice que el gobierno foxista no supo qué hacer con el Cisen y ni siquiera se puso de acuerdo en el diagnóstico de la institución "En el fondo estaba la pregunta de hasta dónde debería hacerse la limpia del viejo régimen Y el gobierno de Fox decidió0 mantener la vieja estructura, quitó unas cuantas gentes, puso a un nuevo director, pero mantuvo la misma estructura ¿Por qué? Es una buena pregunta ¿Qué fue lo que se encontró en los diferentes diagnósticos del Cisen? Es otra buena pregunta En este terreno, como en otros, nos quedaremos con la duda, porque estamos ante un gobierno de alharaca, de grandes promesas de cambio que terminan siendo un murmullo blandengue y zacatón Ni siquiera se atreven a informar" Los expedientes del Cisen encontrados por la Federal Preventiva y mantenidos hasta hoy en secreto son otro ejemplo del miedo a informar que caracteriza al gobierno foxista, disfrazado, claro, de reserva por "seguridad nacional"

Comentarios