Linchan en Tláhuac a tres agentes de la PFP

miércoles, 24 de noviembre de 2004
* Dos fueron quemados vivos y uno está herido de gravedad * Las policías no lograron llegar a tiempo para salvarles la vida México, D F, 23 de noviembre (apro)- Tres agentes de la Policía Federal Preventiva, el subinspector Víctor Mireles Barrera, y los suboficiales Edgar Moreno Nolasco y Cristóbal Bonilla Martín, fueron apresados, linchados y dos de ellos murieron al ser quemados vivos por habitantes del pueblo de San Juan Ixtlayopan, en Tláhuac Según información del comisionado de la PFP, José Luis Figueroa, los tres agentes se encontraban en dicha demarcación, ubicada al sureste de la Ciudad de México, realizando labores de investigación cuando alrededor de las seis de la tarde fueron interceptados por los pobladores El funcionario indicó que los agentes se identificaron plenamente e informaron de las labores que realizaban; pero la gente no quiso escucharlos Los pobladores dijeron, a su vez, que los policías estaban fotografiando a los niños de una escuela, incluso que se habían llevado a un par de ellos Otras versiones indican que los detenidos habían sido sorprendidos agrediendo sexualmente a los menores Las imágenes en varios noticiarios televisivos mostraron cuando el pueblo amotinado golpeó con puños, pies y palos a los detenidos hasta dejarlos inconscientes; y quemaron a dos de ellos, mientras la policía el Distrito Federal se mantenía a la expectativa, sin intervenir Se informó que la delegada en Tláhuac, Fátima Mena, acudió al lugar para intentar dialogar con la población y salvar la vida de los detenidos, pero como no pudo lograrlo se retiró Según otros medios de comunicación tanto Marcelo Ebrard, secretario de Seguridad Pública, como Gabriel Regino, subsecretario, sobrevolaron el área y solicitaron el arribo de policías A su vez, Figueroa argumentó que el tráfico y la lejanía del centro de la demarcación impidieron que las policías, tanto del Distrito Federal como de la Federal Preventiva llegaran a tiempo para lograr salvar la vida de los efectivos, que según él, trabajaban encubiertos y vestidos de civil Aseguró que se realizarán las investigaciones pertinentes para esclarecer los hechos Hasta el cierre de esta edición el pueblo de San Juan Ixtlayopan continuaba amotinado en las calles e impedía que las autoridades rescataran los cuerpos de las víctimas

Comentarios