Análisis deportivo: Diciembre me gustó

lunes, 29 de noviembre de 2004
* "Si hacemos cuentas, me salen debiendo": Rafael Herrerías México, DF, 29 de noviembre (apro) - El pronosticador del futbol mexicano, José Antonio García, ha dicho que Alberto de la Torre saldrá de la silla presidencial de la Federación Mexicana de Futbol antes que termine el año Y le canta: "Diciembre me gustó pa’ que te vayas, que sea tu cruel adiós, mi Navidad" Gracias a esos comentarios de Toño García, a De la Torre lo han bautizado irónicamente en el mundillo futbolístico como "el pavo", porque no llega vivo a Navidad El duro frío que se avecina en diciembre también servirá para presenciar la caída de muchos directivos y de algunos cambios de franquicias A otro que le tienen prometida su salida es a Rafael Herrerías, como presidente del Veracruz El incidente del domingo anterior, cuando no se presentó a jugar contra Chiapas, le provocó una erosión mayor a su imagen, de por sí vapuleada Llegan rumores de Veracruz de que el gobernador electo Fidel Herrera se ha cansado de los modos de Herrerías y que no tendrá la misma paciencia que Miguel Alemán Velasco para soportarlo Otro rumor más de cierre de año se refiere al mismo Atlante, del cual es presidente José Antonio García y dueño Alejandro Burillo Alberto de la Torre y Televisa han comenzado a gestionar entre los dueños de equipos la posibilidad de comprarle "voluntariamente a la fuerza" la franquicia para sacarlo del futbol mexicano Uno más de los rumores se refiere a la salida de Francisco Bernat del Puebla, esta vez mediante la venta de la franquicia Este lunes se reunirá con un grupo de empresarios de la región para saber si le llegan al precio con la venta del equipo Entre esos empresarios se encuentra una antigua ave de tempestades del futbol, Emilio Maurer, que no tiene ni tendrá carta de afiliación en la Femexfut porque hace doce años fue declarado "persona non grata" La ola de rumores es la siguiente onda fría del futbol mexicano Y sí, créalo, varias cabezas van a rodar, y no precisamente congeladas, sino por la virulencia con que se golpea en el futbol mexicano

Comentarios